27 de febrero de 2014 / 8:59 / hace 4 años

El Ibex cierra a la baja lastrado por la banca; Acciona deslumbra

MADRID (Reuters) - El Ibex-35 cerró el jueves con un descenso de más de medio punto porcentual en una sesión de menos a más que al cierre volvió a territorio negativo, mostrando volatilidad y falta de rumbo del mercado durante una semana de publicaciones de resultados.

El Ibex-35 abrió el jueves con leves caídas, con el mercado digiriendo una oleada de resultados del selectivo español con especial protagonismo de Telefónica, que cedía casi un uno por ciento pese a presentar unas cuentas anuales ligeramente mejores a lo previsto. En la imagen de archivo, la Bolsa de Madrid, el 17 de octubre de 2013. REUTERS/Sergio Pérez

“Sin embargo, esta semana de indecisión ha llevado a algunos valores a registrar grandes subidas que contrarrestaron las pérdidas del índice, mantenido al Ibex cotizando en rangos cortos”, dijo una analista de Renta 4.

La oscilación en la sesión del jueves ha venido dada por el alza registrado en Wall Street, que ha animado al mercado doméstico antes de volver a caer al cierre.

A pesar de la reciente revisión al alza por parte del presidente del Gobierno español del crecimiento de la economía española al 1 por ciento en 2014 y al 1,5 por ciento en 2015, el INE recortó en una décima la estimación inicial del dato en el último trimestre de 2013, al 0,2 por ciento, insuflando cierta cautela a las últimas previsiones.

En este escenario, el diferencial del bono a 10 años con su equivalente alemán cayó un punto básico respecto a media sesión a 194 pb.

El Ibex-35 de la bolsa española se dejó un 0,59 por ciento, a 10.164,1 puntos, mientras el índice europeo FTSEurofirst 300 perdió un 0,15 por ciento.

En el terreno doméstico, el grupo de servicios Acciona, ignoró las primeras pérdidas de su historia, de casi 2.000 millones de euros, con un ascenso del 5,39 por ciento en bolsa, tras acoger el mercado de forma favorable el hecho de que dijera que ya había recibido varias ofertas no vinculantes para la venta de parte de su negocio renovable fuera de España.

La venta de una participación minoritaria aunque “significativa” le podría permitiría además desconsolidar la deuda asociada a una cartera de 2.273 MW.

Acciona acumula un ascenso de más de 34 por ciento en lo que va de 2014.

Telefónica, de gran peso en el Ibex, cerró con un descenso del 2,05 por ciento tras presentar un resultado operativo (OIBDA) de 19.077 millones de euros, un 10,1 por ciento menos que hace un año, afectado por la depreciación de las monedas latinoamericanas y la crisis económica en España.

El peor valor del selectivo español fue la tecnológica Indra, que se dejó un 3,9 por ciento tras anunciar la víspera unos resultados anuales que decepcionaron a los analistas tras el fuerte rally de la acción desde el inicio del año.

La banca lastró al selectivo, con casi todos sus valores en rojo salvo Popular, que ganó un 1,66 por ciento, recuperando parte de la pérdidas registradas tras la rebaja de calificación por parte de S&P a mediados de mes.

El resto del sector bancario cayó tras conocerse que la banca española volvió a incrementar su cartera de deuda pública en enero tras las fuertes bajadas que había registrado en el tramo final del año.

Las operaciones de ‘carry trade’ han permitido a la banca emplear gran parte del dinero ultrabarato que tomó prestado del BCE para invertir en bonos estatales con una mayor rentabilidad.

Analistas consideran que en el fondo esta práctica denota una debilidad porque evidencia que la banca no puede mejorar en la misma medida sus márgenes del negocio puramente bancario.

Sus dos valores preponderantes, Santander y se dejaron un 0,12 y un 0,59 por ciento, mientras Sabadell perdió un 0,08 por ciento y Bankinter un 0,69 por ciento.

Dentro del sector, Caixabank y Bankia descendieron un 0,28 y un 0,88 por ciento respectivamente.

Entre los pocos valores al alza del Ibex terminó Red Eléctrica Española, que ganó un 2,05 después de publicar que su resultado neto de 2013 creció un 7,5 por ciento a 529 millones de euros, a pesar del agujero de 51 millones de euros que la reforma del Ministerio de Industria.

Entre los ganadores también destacó el fabricante de hemoderivados Grifols, con un alza del 0,91 por ciento, tras ganar un 34 por ciento más en 2013.

Gamesa ganó un 0,9 por ciento después de publicar, al cierre del mercado, que obtuvo un beneficio neto de 45 millones de euros en 2013 en fuerte contraste con las pérdidas de 659 millones del mismo periodo de 2012 apoyado en una importante mejora de sus márgenes.

Las constructoras FCC terminó plano perdiendo un 0,03 por ciento y Sacyr ganó un 1,11 por ciento, ambos a la espera de publicar sus resultados anuales el viernes.

Arcelormittal se tomó un respiro de su particular racha negativa con un alza del 0,79 por ciento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below