January 23, 2014 / 6:33 AM / 5 years ago

El mediador advierte de la demora que supondría parar las obras del Canal

CIUDAD DE PANAMÁ (Reuters) - La expansión del Canal de Panamá podría precisar hasta cinco años más para su finalización si sus obras son suspendidas, dijeron árbitros que están ayudando a supervisar el proyecto, golpeado por una disputa sobre costes adicionales.

La expansión del Canal de Panamá podría precisar hasta cinco años más para su finalización si sus obras son suspendidas, dijeron árbitros que están ayudando a supervisar el proyecto, golpeado por una disputa sobre costes adicionales. En la imagen, varias grúas en el proyecto de expansión del Canal de Panamá a las afueras de Colón, el 15 de enero de 2014. REUTERS/Carlos Jasso

Desde el inicio de este año, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha estado envuelta en discusiones con el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) -encargado de la principal obra de expansión del Canal interoceánico- sobre una reclamación de 1.600 millones de dólares extra.

Las discusiones acerca de los costes han ocurrido desde el 2010, pese a que el enfrentamiento sólo se ha hecho público recientemente, y los consejeros de la junta de adjudicación de disputas (DAB, por sus siglas en inglés) del proyecto dijeron en una carta en diciembre que cualquier demora podría ser algo serio.

“Si GUPC detiene las obras ahora, el Canal sería terminado, pero no en el 2015 - más probablemente en el 2018, 2019 o 2020”, dijo el panel de consejeros independientes internacionales en ese documento, una copia del cual fue vista el miércoles por Reuters.

“Las enormes pérdidas (para la ACP) -que no tienen sólo un impacto financiero severo, sino que también dañarían seriamente su reputación y credibilidad- sólo pueden imaginarse”, dijo el DAB en la carta, enviada a ambas partes en disputa.

La finalización de las obras en el canal de 80 kilómetros de longitud ya ha sido pospuesta para 2015, desde 2014.

Si la ACP no asume los costes adicionales, el consorcio de constructores liderado por la empresa española Sacyr ha amenazado con suspender las obras, que busca duplicar la capacidad de tráfico del Canal y atraer miles de millones de dólares en ingresos adicionales para Panamá.

La ACP se ha negado a asumir los costes y ha advertido que GUPC podría perder el contrato, que sería entregado a otra empresa para finalizar el tercer sistema de esclusas, el corazón de la expansión.

La Autoridad, un organismo autónomo, no respondió de inmediato a solicitudes de comentario sobre el documento. Pero el miércoles el presidente del país centroamericano, Ricardo Martinelli, prometió que la obra será culminada.

“Panamá tiene los recursos y terminará los trabajos para el 2015 sin importar lo que pase, llueva, truene o relampaguee”, dijo el mandatario en el Foro Económico Mundial en Davos.

La carta del DAB describió los problemas de GUPC como “genuinos” pero agregó que la oferta de 3.120 millones de dólares que hizo el consorcio en 2009 para ganar el contrato fue probablemente muy baja.

Esta oferta fue 1.000 millones de dólares más baja que la segunda oferta menor en la licitación, hecha por un grupo liderado por la empresa estadounidense de ingeniería Bechtel.

Altos cargos panameños y otros cercanos a la negociación habían levantado advertencias sobre lo bajo de la oferta.

“Apuntar dedos acusatorios no salvará el proyecto”, dijo el DAB.

El DAB debe ayudar a arbitrar la disputa sobre los costes, que se ha extendido desde 2010. Pero la carta no tiene ninguna incidencia sobre las reclamaciones.

La ACP sostuvo conversaciones con el GUPC anteriormente esta semana y el administrador del canal, Jorge Quijano, dijo que se había propuesto un posible acuerdo de financiación que involucra a la aseguradora Zurich North America, que podría ofrecer una solución de largo plazo para el proyecto.

Sin embargo, las dos partes aún deben acordar cuánto entregará cada una para cubrir los fondos faltantes.

La carta del DAB dijo que el GUPC parece necesitar una inyección de efectivo de 250 millones a 500 millones de dólares para continuar las obras.

Al inicio de las negociaciones el martes, el consorcio, integrado además por la italiana Salini Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña Constructora Urbana, retrasó la fecha de la posible suspensión de las obras hasta finales de enero.

/Por Lomi Kriel/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below