22 de enero de 2014 / 11:45 / en 4 años

La UE reduce sus objetivos en clima y energía para 2030

BRUSELAS (Reuters) - La Unión Europea redujo el miércoles sus ambiciones climática y energéticas a largo plazo al proponer unos objetivos menos estrictos que en el pasado debido a un entorno económico más complicado y a la necesidad de frenar los crecientes costes energéticos.

El brazo ejecutivo de la Unión Europea propuso el lunes un objetivo del 40 por ciento en la rebaja de emisiones de gas de efecto invernadero para 2030 y una cuota del 27 por ciento en las energías renovables. En la imagen, operarios instalan nuevas señales de velocidad en la circunvalación de París el pasado 7 de enero, dentro de las medidas que buscan reducir los niveles de polución de la capital francesa,REUTERS/Philippe Wojazer

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, dijo que los gobiernos deberían tener un único objetivo vinculante para reducir las emisiones de dióxido de carbono para 2030 a un volumen un 40 inferior con respecto a los niveles de 1990.

Esto representa duplicar el actual objetivo para 2020, pero sigue por debajo de lo que algunos científicos y ecologistas consideran necesario para evitar los peores efectos del cambio climático, y es inferior al que algunos políticos buscaban.

“Lo que estamos presentando ahora es tanto ambicioso como asequible” dijo el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, presentando los nuevos objetivos en una rueda de prensa el miércoles.

El comunicado con la estrategia de la Comisión para 2030 refleja un nuevo sentido pragmático en un momento en que el crecimiento europeo es lento y los mayores socios comerciales de la UE, entre ellos Estados Unidos, Japón y Canadá, han reducido sus compromisos climáticos.

Además del objetivo general, la Comisión ha reducido sus exigencias a los estados miembros en la adopción de fuentes de energía renovable como la solar y la eólica.

Los actuales objetivos nacionales requieren que los países garanticen que el 20 por ciento de la energía total empleada por la UE para 2020 sea de origen renovable. Pero tras esa fecha, se eliminarán los objetivos nacionales vinculantes. En su lugar, la Comisión recomienda un objetivo comunitario de “al menos el 27 por ciento”, un porcentaje superior pero sin los inflexibles objetivos nacionales en vigor.

Esto permitiría a Reino Unido y otros países cumplir sus objetivos en materia de emisiones construyendo centrales nucleares, que no emiten dióxido de carbono pero que no son de fuentes renovables. Las generosas subvenciones públicas diseñadas para cumplir con el objetivo del 20 por ciento en renovables han considerado culpables de hacer subir los costes de la energía.

“Los sistemas de ayuda para la energía renovable no han sido siempre rentables. En algunos países hemos fomentado la energías renovables, pero ha costado demasiado”, dijo el comisario de Energía, Günther Öttinger.

Consciente de la ventaja que saca Estados Unidos a Europa en lo que se refiere a los hidrocarburos no convencionales, la Comisión también ha decidido no poner obstáculos a la exploración del gas esquisto. Esto permitiría a Polonia y a otros miembros reducir su dependencia del carbón, que emite el doble de CO2 que el gas.

El boom del gas esquisto en Estados Unidos ha provocado que los precios del gas sean una tercera parte de los de Europa.

UN LARGO DEBATE

Las conversaciones globales para tratar de acordar un programa sucesor del Protocolo de Kioto de 1997, el primer y único tratado internacional contra el cambio climático, se celebrarán en París el año que viene. Los ecologistas dijeron que los planes de la Comisión suponen un debilitamiento de las ambiciones climáticas de Europa.

“La Comisión Europea está jugando con nuestro futuro. El porcentaje propuesto del 40 por ciento aplastaría cualquier esperanza de mantener las temperaturas por debajo del nivel de peligro de dos grados”, dijo Lies Craeynest de Oxfam en un comunicado.

Los científicos dicen que una subida de más de dos grados centígrados tendría efectos catastróficos, entre ellos una fuerte subida de los niveles del mar.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tienen que debatir los objetivos de 2030 en los consejos europeos de marzo y junio, antes las propuestas legislativas formales previstas para el principio del año que viene. Aún así, estas requerirían un largo debate en los gobiernos europeos y en el Parlamento Europeo antes de convertirse en ley y Barroso advirtió que un acuerdo sobre los objetivos propuestos por la Comisión no está garantizado.

“Creo que es posible llegar a un acuerdo sobre el 40 por ciento. Creo que no va a ser fácil y que habrá más presión para rebajarlo que para subirlo, se lo prometo”, dijo Barroso.

La única propuesta legislativa firme incluida en el anuncio del miércoles fue un programa para impulsar el mercado de emisiones de CO2 con el objetivo de retirar permisos de emisiones con el fin de apoyar los precios.

Según la propuesta, la Comisión apartaría el 12 por ciento de los permisos a partir de 2021, siempre que se reúnan ciertas condiciones, una de ellas que el número de permisos a retirar supere los 100 millones.

/Por Charlie Dunmore/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below