10 de diciembre de 2013 / 10:29 / en 4 años

Ono estudia cotizar en 2014 y espolearía fusiones en el sector, según fuentes

MADRID (Reuters) - Ono, el principal operador de cable en España, está estudiando su salida a la bolsa madrileña ofreciendo parte de su capital en el primer semestre de 2014, dijeron dos fuentes con conocimiento de una operación que podría acelerar la consolidación en un sector de telecomunicaciones español bajo presión.

Aunque las fuentes consultadas advirtieron que aún no hay una decisión definitiva sobre una colocación, señalaron que la dirección de Ono quiere aprovechar el renovado interés en activos españoles por parte e inversores extranjeros y la ligera recuperación de la economía doméstica.

De confirmarse, sería la segunda salida a bolsa de un operador de cable europeo en el plazo de unos pocos meses después de que el francés Numericable levantase el mes pasado 652,2 millones de euros que le ayudarán a amortizar deuda y modernizar su red.

“Han visto la fuerte demanda que han tenido las acciones de Numericable en Francia y quieren ir adelante con la salida a bolsa”, dijo una de las fuentes bajo condición de anonimato.

El diario financiero Expansión publicaba este martes que la operación podría ser una combinación de oferta pública de venta (opv) y oferta pública de suscripción (ops), y que ambas opciones se tratarían en la próxima reunión del consejo de administración de Ono, previsto en las próximas semanas.

No fue posible obtener un comentario de manera inmediata de Ono, que en el pasado ha reconocido reiteradamente la posibilidad de salir a bolsa.

El operador de cable registró pérdidas de 15 millones de euros en los primeros nueve meses del año y su negocio de televisión de cable vio bajar su base de abonados mientras los españoles recortan sus gastos en ocio, aunque su red de fibra óptica es también un preciado activo para los operadores de telecomunicaciones ávidos de ofrecer servicios de datos de altos márgenes.

Las fuentes dijeron que Ono, una vez cotizada, probablemente sería un objetivo de opa para rivales más grandes como Vodafone y Orange, que están tratando de adquirir más tamaño en el mercado español para ganar terreno al antiguo monopolio Telefónica.

“Una colocación pondría precio al activo y le convertiría en una presa apetecible para empresas como Vodafone o Orange, cuyos márgenes se han visto seriamente presionados por la actual guerra de precios”, dijo una de las fuentes.

¿MÁS ACUERDOS?

La mayoría de operadores de telecomunicaciones españoles han estado ofreciendo servicios más baratos en los últimos meses con el objetivo de conservar a sus clientes.

La tendencia se endureció después de que Telefónica lanzase el año pasado su oferta “cuadruple play” que unifica contratos de telefonía fija y móvil con Internet y TV para venderlos más baratos de forma conjunta.

Analistas creen que la guerra de precios está allanando el camino para una consolidación del mercado con operadores más pequeños como Ono, Jazztel y Yoigo, propiedad de Teliasonera, en el punto de mira.

“La necesidad urgente de Vodafone de competir con la proactiva oferta de cuadruple play de Telefónica implica que el operador de cable Ono y Jazztel podrían ser objetivos potenciales”, afirmó Deutsche Bank en una nota enviada el martes a clientes.

La segunda fuente también dijo que Orange había estado estudiando modos para incrementar su posición en España aunque cualquier movimiento tendría que esperar al próximo año y a un posible cambio en la gestión de la compañía francesa.

Ono podría beneficiarse de una valoración comparativamente más barata que Jazztel, cuyas acciones han subido más de un 44 por ciento este año.

Pero también necesita mejorar su caída en beneficios y su alta deuda para atraer inversores. La deuda de Ono, en 4,65 veces su Ebitda, es alta en comparación con sus comparables.

“Para seguir adelante, necesitan uno o dos trimestres de buen comportamiento de ingresos y beneficios, un mercado menos competitivo y un sólido entorno macroeconómico en España”, dijo la segunda fuente.

El gasto de los consumidores ha mostrado recientemente signos de estabilización y las autoridades españolas esperan que la economía crezca entre el 0,2 por ciento y el 0,3 por ciento en el último trimestre del año y al menos un 0,7 por ciento en 2014.

/Por Julien Toyer/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below