5 de diciembre de 2013 / 12:32 / hace 4 años

El Gobierno inicia la tramitación de la Ley de Mutuas

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, llevó el viernes al Consejo de Ministros un informe sobre la nueva ley de mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, con la que el Ejecutivo pretende mejorar el control de estas entidades privadas y la lucha contra el absentismo laboral. En la imagen de archivo, Báñez en una conferencia de empleo juvenil en Berlín, el 3 de julio de 2013. REUTERS/Thomas Peter

MADRID (Reuters) - El Gobierno español inició el viernes los trámites para aprobar a principios de 2014 una nueva ley de mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales para mejorar el control de estas entidades privadas y luchar contra el absentismo laboral.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra española de Empleo, Fátima Báñez, dijo que en España se perdían cada año de media por trabajador 11,4 jornadas por absentismo injustificado.

Las mutuas, que son asociaciones de empresarios sin ánimo de lucro, colaboran con la Seguridad Social en cuestiones como la gestión de las prestaciones por incapacidad temporal para trabajar, y uno de los objetivos de la norma es reforzar su transparencia y supervisión, ante lo que Báñez calificó de algunas irregularidades detectadas en su gestión.

Además, dado que parte de los excedentes económicos de la gestión de las mutuas se integran en los fondos de reserva de la Seguridad Social, la nueva ley pretende que estas entidades alcancen mayores niveles de eficacia para que contribuyan en mayor medida a la sostenibilidad del sistema.

Báñez no desveló aún ni memoria económica ni detalles sobre cómo pretende llevar a cabo el Ejecutivo todos estos objetivos, esbozando únicamente las líneas básicas del proyecto.

Una de las incógnitas es si el Gobierno optará por dar más poder a las mutuas en las altas médicas en casos de enfermedades comunes, una histórica reivindicación del sector, que asegura podría generar ahorros de 7.600 millones de euros.

Los sindicatos rechazan esta posibilidad y quieren que la decisión de las altas y bajas siga supeditada al criterio médico de los facultativos del sistema público de salud.

Báñez dijo que la norma facilitaría que las comunidades autónomas firmaran convenios de colaboración con las mutuas para aprovechar la capacidad de éstas en los servicios de salud, “sobre todo en el diagnóstico y la atención hospitalaria”.

El objetivo del Gobierno es poder aprobar el anteproyecto de ley el 20 de diciembre para que pueda finalizar su tramitación parlamentaria y sea aprobado el primer trimestre del próximo año, dijo Báñez.

Las mutuas gestionan las contingencias profesionales de casi 13 millones de trabajadores, las comunes de más de 11 millones y el cese de actividad de unos 600.000 autónomos. El año pasado, ingresaron más de 8.400 millones de euros en cuotas por estos conceptos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below