1 de octubre de 2013 / 12:56 / hace 4 años

La crisis italiana no debe retrasar el presupuesto, dice la agencia DBRS

MILÁN (Reuters) - Italia debe asegurar que la actual crisis política no retrase la aprobación del presupuesto de 2014, dijo el martes un alto cargo de la agencia de calificación DBRS.

Italia debe asegurar que la actual crisis política no retrase la aprobación del presupuesto de 2014, dijo el martes un alto cargo de la agencia de calificación DBRS. En la imagen, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, llega a la cámara baja del Parlamento en Roma, el 30 de septiembre de 2013. REUTERS/Remo Casilli

El alto cargo agregó que la perspectiva de que un ‘impasse’ frene las reformas es preocupante.

La postura de DBRS es particularmente importante porque otorga a Italia la calificación más alta al país de las cuatro agencias cuyos ratings utiliza el Banco Central Europeo para fijar las garantías para la financiación de los bancos.

“Prevemos una aprobación oportuna del presupuesto para 2014 por parte del parlamento italiano. Su contenido será uno de los factores clave que consideraremos en nuestro análisis”, expresó Giacomo Barisone, vicepresidente senior del grupo de Ratings Soberanos de DBRS, en respuesta a preguntas de Reuters.

Agregó que la calificación de Italia, con una tendencia negativa, ya tiene en cuenta los riesgos políticos.

“Lo que nos preocupa es que, con un nivel alto y además creciente de deuda pública, en el 132 por ciento del PIB en 2013, y con la continuada debilidad macroeconómica, la falta de progresos en las reformas estructurales e institucionales debido a una parálisis política podría retrasar la recuperación económica”, señaló.

El primer ministro italiano, Enrico Letta, se enfrenta a un voto de confianza en el parlamento el miércoles después de que cinco diputados del partido de centroderecha de Silvio Berlusconi presentaran su dimisión, dejando al país sin un gobierno operativo.

El gobierno debe presentar el presupuesto del próximo año de aquí a mediados de octubre. El déficit italiano en 2013 supera el 3 por ciento del PIB, el límite fijado por la Unión Europea, y Roma tenía previsto adoptar medidas correctivas antes de que se produjera el reciente ‘impasse’ político.

Sin embargo, Brisone dijo que cualquier desvío fiscal podría contenerse y destacó que el superávit primario italiano de 2013 del 2,4 por ciento del PIB continúa estable y que es uno de los más altos de todos los países con calificación A.

El lunes, Fitch Ratings comunicó que un período prolongado de incertidumbre por la política económica y fiscal italiana podría amenazar la calificación BBB+ que concede al país.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below