29 de septiembre de 2013 / 9:45 / hace 4 años

El Gobierno escenifica la recuperación económica en los presupuestos

MADRID (Reuters) - Apenas cuatro meses y dos décimas de crecimiento han bastado al Gobierno español para esbozar una imagen radicalmente distinta para el próximo año, con unas cuentas que ven mejoras en la tasa de paro y que contemplan para 2014 una ligera creación de empleo.

Apenas cuatro meses y dos décimas de crecimiento han bastado al Gobierno español para esbozar una imagen radicalmente distinta para el próximo año, con unas cuentas que ven mejoras en la tasa de paro y que contemplan para 2014 una ligera creación de empleo. En la imagen, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría en una conferencia de prensa tras el consejo de ministros en el Palacio de la Moncloa de Madrid, el 27 de septiembre de 2013. REUTERS/Juan Medina

Después de ofrecer un panorama sombrío el pasado mes de abril, el Gobierno del Partido Popular ha cambiado de estrategia y habla ya de una recuperación en ciernes con la vista puesta en las elecciones de 2015.

Gracias a unas mejores perspectivas de consumo privado y un alza del 5,8 por ciento en las exportaciones, España pretende cerrar 2013 con una tasa de paro del 26,6 por ciento, cinco décimas menos de la prevista en abril, mientras mejora ocho décimas el empleo para 2014.

“Es el presupuesto de la recuperación económica, es el presupuesto que va a permitir abrir la puerta a la creación de empleo en nuestro país”, sentenció el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó remitir el proyecto a las Cortes.

Al calor de los presupuestos, el Gobierno presentó también las reformas que desligan los costes de los contratos públicos y las pensiones de una inflación que prevé inferior al 1 por ciento en 2013.

¿CREACIÓN DE EMPLEO EN 2014?

Aunque en repetidas ocasiones los ministros presentes insistieron en que en 2014 se creará ya empleo, las perspectivas del cuadro macroeconómico esbozado por el Gobierno todavía prevén un descenso del 0,2 por ciento en términos netos.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó que en la Encuesta de Población Activa (que tiene en cuenta empleos temporales y fijos y es utilizada como estadística homologada en Europa) se creará empleo en términos netos ya en 2014.

“En términos de EPA el año que viene habrá creación neta de empleo”, dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Frente al optimismo gubernamental, los sindicatos mostraron su profundo malestar sobre unos presupuestos que, en su opinión, se olvidan del principal problema de la economía española, la tasa de paro.

“Pese a la calculada retórica del Gobierno dirigida a vender la salida de la crisis, lo cierto es que consolidan y profundizan las políticas de recortes de los últimos años y carecen de las actuaciones precisas para impulsar el crecimiento y el empleo”, dijo UGT en una nota pública.

SIGUE LA INCÓGNITA SOBRE PENSIONES

Durante la presentación de las cuentas de 2014 no se desveló sin embargo una de las incógnitas más esperadas, la cifra de cuánto se revalorizarán las pensiones el año que viene, pese a las reiteradas preguntas en este sentido de los periodistas.

“Hay que dejar hablar al Parlamento”, dijo Montoro, que insistió en la idea expresada previamente por la vicepresidenta de que el Ejecutivo estaba abierto a las aportaciones que pudieran hacer agentes sociales y otros grupos políticos a una reforma que desvincula la subida anual de las pensiones del IPC y que debe ser aprobada antes de fin de año.

Sin embargo, dada la evolución de las cuentas de la Seguridad Social, no se prevé que la subida sea superior al mínimo del 0,25 por ciento.

El titular de Hacienda negó reiteradamente que los jubilados españoles vayan a perder poder adquisitivo con la reforma, pese a que los cálculos del propio Gobierno prevén que el nuevo índice de revalorización que entrará en vigor en 2014 permita ahorrar ya el próximo año a la Seguridad Social 810 millones de euros.

Los sindicatos dicen que la reforma podría suponer una pérdida del poder adquisitivo de las pensiones de hasta un 28,3 por ciento en los próximos 15 años, y el propio Consejo Económico y Social -donde también están representados los empresarios- realizó un informe muy crítico con el texto del Gobierno cuestionando entre otros aspectos este nuevo índice de actualización de las prestaciones.

SIN NUEVOS IMPUESTOS HASTA LA REFORMA FISCAL

A la espera del informe del grupo de expertos sobre fiscalidad que se espera cambie radicalmente el panorama impositivo a partir del próximo año, el Gobierno no incluyó nuevas subidas en su presupuesto para 2014, y espera que la recaudación crezca un 1,8 por ciento gracias a la recuperación económica y a la entrada en vigor de las medidas ya anunciadas.

“Lo que habrá es mayor recaudación por el incremento de la actividad económica”, dijo el ministro de Hacienda.

Los ingresos por IRPF caerán frente a lo previsto para este año en un 1,4 por ciento, mientras que los ingresos por impuestos especiales se reducirán un 3,1 por ciento pese a las subidas decretadas en julio de las tasas sobre alcohol y tabaco.

Sin embargo, un mejor comportamiento del IVA (+0,4 por ciento frente a lo presupuestado en 2013) y principalmente del impuesto de sociedades (+17,4 por ciento frente al presupuesto 2013).

PESE A CAER, COSTE DEUDA SUPERA GASTO MINISTERIAL

El descenso de la prima de riesgo ha reducido la presión sobre el coste de la deuda española, que se reduce en 2.000 millones de euros sobre lo previsto para este año, aunque el incremento del volumen emitido hará que el gasto en intereses supere al de los ministerios.

Aunque no fue mencionado durante la rueda de prensa, se espera que el ratio deuda/PIB alcance ya el 100 por ciento el año que viene, frente al 92,2 por ciento alcanzado en junio de este año.

La partida de intereses de la deuda, calculada sobre unas perspectivas de una rentabilidad del bono a diez años del 4,3 por ciento frente al 5 por ciento previsto hace un año, ascenderá a 36.590 millones de euros frente a los 34.584 millones de euros de los que dispondrán los ministerios para el próximo año (1.458 millones menos que lo apuntado en abril).

Este margen presupuestario se destinará en parte a incrementar las partidas destinadas a becas, cultura, deportes e I+D+i cuyos continuos recortes habían sido motivo de fuerte contestación ciudadana.

/Por Andrés González y Paul Day/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below