25 de septiembre de 2013 / 6:16 / hace 4 años

Los funcionarios griegos, en huelga durante la visita de los inspectores

ATENAS (Reuters) - Los funcionarios griegos acudieron el martes a la huelga por segunda vez en una semana, obligando al cierre de colegios y dejando los hospitales con los servicios mínimos, mientras los inspectores de los prestamistas internacionales comprobaban si Grecia estaba cumpliendo con los objetivos del rescate.

Los funcionarios griegos acudieron el martes a la huelga por segunda vez en una semana, obligando al cierre de colegios y dejando los hospitales con los servicios mínimos, mientras los inspectores de los prestamistas internacionales comprobaban si Grecia estaba cumpliendo con los objetivos del rescate. En la imagen, funcionarios municipales en un simulacro de funeral en Atenas el 23 de septiembre de 2013. REUTERS/John Kolesidis

La contratación de empleados públicos ha estado desde hace tiempo vinculada al mecenazgo político y los acreedores de Grecia dijeron que no darán más dinero a menos que Atenas reforme un aparato estatal acusado de corrupto y derrochador.

De policías municipales a profesores, los trabajadores comenzaron unos paros de 48 horas contra los planes de recortar miles de empleos del sector público, descontento que se vio alimentado por la indignación ciudadana a raíz de la muerte de un rapero antirracista a manos de un seguidor del partido ultraderechista Amanecer Dorado.

ADEDY, el sindicato que agrupa al sector público que organizó los paros, dijo que los esfuerzos gubernamentales para reducir a los 600.000 funcionarios era el “plan más despiadado” para acabar con los derechos de los trabajadores.

El Gobierno ha calificado el plan de “marco de movilidad”, lo que significa que los trabajadores tendrán que encontrar trabajo en otro departamento en un plazo de ocho meses o serán despedidos. Los trabajadores dicen que el Gobierno les está despidiendo indiscriminadamente en un momento en el que Grecia afronta la peor crisis en tiempos de paz y un desempleo récord.

Los pitidos y las pancartas en las que se leía “No a los sacrificios humanos” podían escucharse en la multitudinaria marcha junto al Parlamento, durante la que se escuchó decir: “¡Fuera los rescates y los jefes!”, corearon.

“El Gobierno debe darse cuenta de que no puede despedir a la gente así”, dijo Yota Papadopoulou, de 51 años, profesora de secundaria a la que le preocupa perder su empleo. “Fuimos contratados por nuestros méritos, tenemos preparación, no nos contrataron por nuestros favores”, añadió.

El Ministerio de Reformas Administrativas debe colocar a un total de 25.000 trabajadores en el programa de movilidad antes de final de año. Ya ha cumplido el objetivo de hasta finales de septiembre de desplazar a 12.500 trabajadores, la mayoría profesores, vigilantes escolares y funcionarios municipales.

“DEFENDER LA DEMOCRACIA”

El ministerio ha solicitado a la troika - la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo - que retrase en dos o tres meses el plazo de diciembre para los restantes 12.500 empleados, según las autoridades.

El último informe de los prestamistas, que han rescatado a Grecia con más de 240.000 millones de euros, determinará el tamaño de un tercer rescate que mantenga al país a flote y se espera que dure al menos hasta finales del mes próximo.

Respaldados por una oposición claramente contraria al rescate que ha pedido a los ciudadanos que tomen las calles para derrocar al Gobierno, los sindicatos han reforzado las protestas en los últimos meses.

/Por Karolina Tagaris y Lefteris Papadimas/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below