September 8, 2013 / 3:38 PM / in 5 years

La hora de comer en Italia se sirve con amargas lecciones de economía

ROMA (Reuters) - De todas las estadísticas disponibles en Italia y sus variados problemas económicos, pocos son tan llamativos como el hecho de que cualquier día alrededor de las 1300 horas, tres cuartas partes de su población se sienta habitualmente en casa para comer.

De todas las estadísticas disponibles en Italia y sus variados problemas económicos, pocos son tan llamativos como el hecho de que cualquier día alrededor de las 1300 horas, tres cuartas partes de su población se sienta habitualmente en casa para comer. En la imagen Nicola Amoroso (I), un exempleado de la compañía Maflow sirve pasta para comer junto a otro exempleado en la fábrica cerradad de Trezzano sul Naviglio, cerca de Milán el 10 de junio de 2013. REUTERS/Stefano Rellandini

Según datos de la agencia de estadísticas ISTAT, esta comida es la más importante del día para el 68 por ciento de los italianos, y el 74,3 por ciento habitualmente come en casa, un dato que ha aumentado mientras la recesión ha afectado al gasto de salir a comer fuera.

Como todo el que ha visto las puertas cerradas a esa hora en cualquier pueblo de Italia sabe, puede ser difícil hacer algo a la hora de comer, incluso si algunas tiendas y negocios permanecen abiertas hasta relativamente tarde para compensarlo.

“Es muy importante para los italianos comer algo adecuadamente, sentados, aunque sea un plato de espaguetis”, dijo Pamela Iorio, fisioterapeuta, mientras compraba fruta y verdura en un mercado de Roma. “A la gente no le gusta comer sándwiches”, dijo.

Pero detrás de la importancia de la comida subyace un país con una serie de problemas que se ha resistido a las reformas y tiene una de las economías más lentas del mundo durante más de una década.

Aunque la hora de comer refleja la resistencia de la familia en Italia, un gran factor de cohesión social, también se mantiene por el hecho de que muy poca gente trabaja fuera y por el dominio de las compañías pequeñas.

En Italia existen unas bajas tasas de empleo, especialmente entre las mujeres y en la región del Mezzogiorno del sur del país, donde hasta un 86 por ciento de la población come habitualmente en su propia casa.

Comer en casa es más fácil si no se tiene empleo, y sólo el 57 por ciento de la población activa tiene un empleo remunerado, frente a la media del 66 por ciento de los 34 miembros de la Organicación para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Entre las mujeres, tradicionalmente a cargo de la cocina y del trabajo del hogar, sólo el 47 por ciento tiene un empleo remunerado, frente a la media del 60 por ciento de la OCDE.

Los datos se acentúan aún más en el sur, donde en las tres grandes regiones de Sicilia, Calabria y Campania, más del 60 por ciento de la población activa no tiene un empleo pagado regularmente, según datos de ISTAT.

“Mucha gente de mi edad en el sur, aunque sean profesionales cualificados, comen en casa porque no trabajan y pasan gran parte del tiempo buscando empleo”, dijo Walter Medolla, un trabajador de 31 años de una asociación de voluntarios en Nápoles.

Otra causa es el gran número de personas que trabajan en pequeñas ciudades, a menudo para pequeñas compañías que cierran durante las horas de comer.

Un reciente estudio del Banco de Italia mostró que las empresas con menos de 10 empleados suponían una parte mayor de la economía italiana que en cualquier otro país de Europa y lastraban la eficiencia económica.

Pero aparte de los beneficios de la comida casera y la dieta sana, la tradición a la hora de comer subraya la fortaleza de la red familiar en Italia, que se ha convertido en un importante factor durante la recesión en el país.

Además de ofrecer un hogar a los miembros más jóvenes que no se lo pueden permitir, el apoyo familiar es todo en lo que muchos pueden confiar si pierden el empleo en un país en que las ayudas en el paro son muy limitadas.

/Por James Mackenzie/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below