30 de julio de 2013 / 6:28 / hace 4 años

Santander sube su beneficio un 29% hasta junio por menos provisiones

MADRID (Reuters) - Banco Santander registró en el primer semestre un aumento del 28,9 por ciento en el beneficio atribuible gracias a menores provisiones aunque en un entorno marcado todavía por la caída del negocio bancario en Brasil y en España.

Banco Santander registró en el primer semestre un aumento del 28,9 por ciento en el beneficio atribuible hasta 2.255 millones de euros gracias a menores necesidades de provisiones y saneamiento". En la imagen, el presidente del Banco Santander, Emilio Botin (I), se dirige a su sitio mientras el consejero delegado, Alfredo Sáenz, se dirige a la tribuna de oradores durante la presentación de los resultados 2012 en la sede de la compañía en Boadilla del Monte, a las afueras de Madrid, en esta foto de archivo del 31 de enero de 21013. REUTERS/Sergio Pérez

“Las cifras del primer semestre se han situado en línea en las principales rúbricas de la cuenta de resultados (...) pero se sigue sin ver una mejora de volúmenes en Brasil”, dijo Nuria Álvarez, analista del sector financiero de Renta 4 en una nota de valoración de los resultados de Santander.

A junio, las dotaciones para insolvencias del grupo bajaron un 8,2 por ciento a 5.984 millones de euros.

El beneficio se situó a junio en los 2.255 millones frente a estimaciones de 2.258 millones de euros.

En el mercado, las acciones de Santander subían a las 14.22 hora local un 0,06 por ciento a 5,454 euros.

”El beneficio crece después de más de dos años de elevados saneamientos y fortalecimiento del capital, dijo el presidente de la entidad, Emilio Botín, en su nota de prensa.

El 56 por ciento del beneficio del grupo Santander procedió en el primer semestre de economías emergentes.

Por países, la mayor aportación correspondió a Brasil, con un 25 por ciento, donde el beneficio cayó un 19,4 por ciento a 919 millones de euros. En el conjunto de Latinoamérica, el beneficio cayó un 16,3 por ciento.

En España, donde el peso del beneficio a junio fue del 8 por ciento, el resultado bajó un 27,3 por ciento a 294 millones de euros, mientras que el margen neto bajó un 18,5 por ciento.

No obstante, en comparativa intertrimestral estanco entre el segundo y el primer trimestre el margen neto sólo cayó un 1 por ciento, lo que llevó a los directivos de la entidad a pronosticar una cierta estabilización de los resultados en España en el corto y medio plazo.

“En España ganamos dinero y la tendencia es a ir ganando más”, dijo el consejero delegado de Santander, Javier Marín.

La banca española, dañada por su sobreexposición a los activos tóxicos del ladrillo, recibió el año pasado una ayuda europea de más de 41.300 millones de euros.

Marín no consideró necesario que el Gobierno solicitara ahora más fondos a Europa para recapitalizar a la banca doméstica y en todo caso aclaró que no se podía solicitar más dinero con el actual Memorando de Entendimiento (MoU).

“El MoU no es ampliable, habría que negociar (otro), pero no creo que sea necesario”, aseveró.

MARGEN DE INTERESES EN LÍNEA, CAPITAL SÓLIDO

A nivel de grupo, el margen de intereses del banco a junio bajó un 13,1 por ciento a 13.374 millones de euros en un entorno de tipos de interés muy bajos, situándose en línea con las previsiones de los analistas.

Por su parte, el margen de explotación o margen neto se redujo un 14,6 por ciento a 10.614 millones, superando las estimaciones de los analistas (10.478 millones de euros).

A junio, el banco terminó con una mora del 5,18 por ciento frente una tasa de impagos del 4,76 por ciento a marzo. En España, la morosidad subió más de un punto al 5,75 por ciento.

La entidad atribuyó estos incrementos al impacto de la reclasificación de operaciones subestándar en España al que ha obligado el Banco de España, lo llevó a la entidad a reclasificar como créditos dudosos 2.000 millones de euros.

No obstante, la entidad explicó que esta reclasificación no requeriría provisiones adicionales en el ejercicio, al contar ya con un fondo de 340 millones de euros realizado con anterioridad.

Respecto a movimientos corporativos en el sector financiero español, Marín señaló que estudiaría las eventuales compras de las nacionalizadas Catalunya Banc (CX) y NCG Banco, si bien subrayó que la prioridad del banco pasaba por centrarse en la integración de Banesto y de Banif.

Asimismo, el consejero delegado del banco manifestó que en estos momentos no había planes concretos encima de la mesa para sacar a bolsa su división del Reino Unido.

En políticas de remuneración, el banco prevé mantener su dividendo con cargo a los resultados de 2013 en 0,60 euros por acción, sin cambios frente al año anterior.

La retribución se hará en cuatro pagos “de aproximadamente 0,15 euros por acción” y el accionista podrá optar por cobrar el dividendo en acciones (lo que es fiscalmente ventajoso para los accionistas residentes en España) o en efectivo.

En un momento en el que el capital se ha convertido en uno de los principales quebradores de cabeza de la banca, Santander cerró junio con un core capital del 11,11 por ciento en términos de Basilea II y dijo que mantendría su ratio de capital adelantado siempre por encima del 9 por ciento en términos de Basilea III.

La nueva normativa de Basilea es de aplicación gradual y empieza en 2014 hasta su aplicación íntegra en el 2019.

/Por Jesús Aguado/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below