26 de julio de 2013 / 6:33 / en 4 años

El accidente puede afectar la participación de Renfe en licitación en Brasil

BRASILIA (Reuters) - El accidente de un tren de la compañía estatal española Renfe en Galicia el miércoles podría comprometer la participación de la empresa en la disputa para operar el Tren de Alta Velocidad (TAV) de Brasil, que unirá las ciudades de Campinas, Sao Paulo y Río de Janeiro.

El accidente de un tren de la compañía estatal española Renfe en Galicia el miércoles podría comprometer la participación de la empresa en la disputa para operar el Tren de Alta Velocidad (TAV) de Brasil, que unirá las ciudades de Campinas, Sao Paulo y Río de Janeiro. En la imagen, el exterior de la locomotora del tren siniestrado en Santiago de Compostela, el 26 de junio de 2013. REUTERS/Miguel Vidal

Las bases de la licitación del tren bala brasileño determinan que los operadores interesados deben presentar al Gobierno una declaración de que no participaron de un sistema de tren de alta velocidad que haya tenido un accidente mortal en los últimos cinco años.

Una eventual restricción a los españoles reduciría la competencia por el proyecto, cuya licitación ha sido postergada en varias ocasiones para realizar cambios al modelo de la concesión. Consultada, la Empresa de Planeamiento y Logística (EPL), responsable de la licitación del tren bala, se limitó a reafirmar las bases establecidas.

El accidente, ocurrido en el noroeste de España, causó la muerte de 80 personas. Otras 94 continuaban ingresadas, dijo el jueves el vicepresidente del Gobierno regional.

Según dos fuentes al tanto del asunto, autoridades de Brasil se pusieron en contacto con el Gobierno español para tratar el tema y recibieron información preliminar de que el tren accidentado no es del modelo que el Gobierno brasileño busca implementar.

De ese modo, la participación de Renfe en el TAV brasileño no estaría comprometida.

El tren bala brasileño debe tener una velocidad máxima igual o superior a 250 kilómetros por hora en los servicios no expresos. En los servicios expresos, que no paran entre Sao Paulo y Río de Janeiro, la velocidad máxima debe ser igual o superior a 300 kilómetros por hora.

Según esas informaciones preliminares conocidas por el Gobierno brasileño, el tren que se accidentó estaría en una categoría diferente, ya que su velocidad máxima sería de 250 kilómetros por hora.

Pese a eso, la explicación técnica puede no ser suficiente para garantizar la participación de Renfe, dijo una fuente.

Los concurrentes podrían cuestionar en la Justicia la participación de la española, ya que la definición del TAV establecida en las bases es de un transporte ferroviario que consiga llegar a velocidades iguales o superiores a los 250 kilómetros por hora.

La postura del Gobierno en este momento, según la fuente, es esperar a la presentación de los documentos por parte de los candidatos de la licitación del tren bala, prevista para agosto. Si Renfe oficializa un interés en el concurso, el Gobierno analizará “objetivamente” la condición de la compañía en relación a las exigencias de las bases.

/Por Leonardo Goy/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below