24 de junio de 2013 / 16:28 / en 4 años

Los grandes productores saldrían perdiendo con la reforma de la PAC

LUXEMBURGO (Reuters) - Los negociadores de la Unión Europea se reunieron el lunes dentro de las negociaciones para definir las reformas de la Política Agrícola Común, que tiene un presupuesto de 50.000 millones de euros anuales, y que podrían eliminar casi la mitad de las ayudas otorgadas ahora a algunos de sus principales productores de cereales y ganado.

Los negociadores de la Unión Europea se reunieron el lunes dentro de las negociaciones para definir las reformas de la Política Agrícola Común, que tiene un presupuesto de 50.000 millones de euros anuales, y que podrían eliminar casi la mitad de las ayudas otorgadas ahora a algunos de sus principales productores de cereales y ganado. En la imagen de archivo, Jorge Ibañez, de 20 años, recoge patatas como jornalero en el campo, en Cartagena, Murcia, el 7 de junio de 2013. REUTERS/Susana Vera

Muchas de las propuestas buscan que la PAC, en vigor desde hace 50 años, sea más justa y ecológica, para justificar las sumas elevadas que reciben los agricultores cada año.

Sin embargo, los detractores que dicen que los políticos de la UE planean revertir parte de los avances logrados en reformas anteriores de la PAC y que las propuestas podrían dañar la seguridad alimentaria de Europa.

Representantes de los gobiernos de la UE, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea dialogarán durante dos días en Luxemburgo para acordar la forma probable de la modificación, antes de volver a verse en Bruselas el miércoles para cerrar el acuerdo final.

Algunos de los temas más difíciles de la reforma fueron acordados por los líderes de la UE en febrero, entre ellos el tamaño general del presupuesto agrícola y la porción que recibirá cada país.

La agricultura consumirá casi un 40 por ciento del presupuesto comunitario de 960.000 millones de euros para 2014-2020 - el período cubierto por la reforma - garantizando su continuidad como el elemento más grande entre los gastos de la UE.

El principal productor agrícola de Europa, Francia, seguirá recibiendo la porción más importante de los fondos de la PAC con alrededor de 8.000 millones de euros por año, seguida de España y Alemania con alrededor de 6.000 millones de euros anuales cada uno.

El ministro español de Agricultura, Miguel Arias Cañete, mostró el lunes su preferencia por un esquema en el que los diferentes cultivos perciban niveles similares de apoyo a los actuales, y agregó que “la negociación está aún muy abierta en temas que son importantes para España”.

DIVERGENCIAS

Hay muchas otras área en las que los gobiernos y las otras instituciones de la UE aún no han logrado acuerdos.

Algunos gobiernos quieren atenuar las iniciativas para armonizar los pagos de subsidios basándose en el tamaño actual de las propiedades, en lugar de en los niveles históricos de producción, como en el presente.

El sistema presente beneficia desproporcionadamente a aquellos que en los años 2000-2002 tuvieron la mayor actividad, por ejemplo los productores de granos de escala industrial en la cuenca parisina de Francia.

El cambio podría hacer que los subsidios pagados a algunos de los mayores productores de granos y ganado de Europa sean recortados en hasta 40 por ciento, dijeron responsables de la UE.

En consecuencia, Francia está tratando de conseguir que se permita a los gobiernos seguir vinculando hasta el 13 por ciento del total de las ayudas con la producción, lo que según algunos detractores va contra el espíritu de las últimas reformas.

Los gobiernos se oponen a un límite obligatorio a los pagos anuales para los agricultores individuales de 300.000 euros, que también supondría un empeoramiento de la situación para los productores de mayor tamaño y los más eficientes. El límite es apoyado por la Comisión y la Eurocámara.

Las tres instituciones están de acuerdo con que el 30 por ciento de los futuros subsidios directos se condicionen a que los agricultores tomen medidas para mejorar su gestión medioambiental, pero no lo están en las medidas precisas que deberían tomar y en las sanciones para los casos de incumplimiento.

Si se llega a un acuerdo general el miércoles, como se espera, deberá ser ratificado por todos los estados miembros, antes de entrar en vigor el 1 de enero de 2014.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below