20 de junio de 2013 / 11:39 / en 4 años

Nace un nuevo sello que certifica el origen español de los productos

MADRID (Reuters) - Un nuevo sello que avala la procedencia española de los productos pretende, entre otras cosas, mejorar la competitividad de las empresas españolas en el exterior, uno de los sectores que más crece dentro de una economía en dificultades.

Origen Español Certificado, una iniciativa privada que carece del apoyo de las administraciones públicas, quiere otorgar a los productos un valor añadido, al garantizar que al menos el 51 por ciento del proceso de fabricación tuvo lugar en España, haciendo más competitivas a las compañías del país ibérico.

“A través de una rigurosa auditoría el sello certifica que el producto se fabrica en España”, dijo el director ejecutivo de la nueva marca, Javier García-Inés. “Proyectando una imagen única en el exterior creemos que aumentará la competitividad de las empresas”.

El sector exterior es uno de los elementos positivos en la economía española, registrando en marzo de 2013 su primer superávit comercial desde el inicio de la serie histórica.

La caída de los salarios parece haber incrementado la competitividad y las exportaciones representan ahora alrededor de un tercio de la producción, una proporción mayor que la de Francia o Italia.

Esta iniciativa privada convive con la creación el año pasado de la Marca España, un proyecto gubernamental que nació con el objetivo de promocionar y proyectar la imagen del país en el exterior en los ámbitos económico, cultural y tecnológico.

El sello presentado el jueves también apunta a que los consumidores, tanto en España como en el extranjero, tengan información fiable sobre la procedencia de los artículos que compran.

“No buscamos el consumo del producto español, sino mejorar la transparencia para que el consumidor elija”, declaró a los periodistas el cofundador de la empresa Vicente Ruiz.

“Hoy en día se valora mucho la transparencia y el consumidor es más consciente a la hora de la compra, Origen Español Certificado trata de ayudarle”, agregó.

Con su llegada, la compañía pretende evitar los fraudes a la hora de certificar el origen de los productos.

“Hay empresas que no fabrican en España, pero que usan el sello ‘made in Spain’. Importan de China, pero a través de un cambio pueden poner ese sello”, aseguró García-Ines.

La marca está encontrando las mismas dificultades para financiarse que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas españolas, y por el momento sólo cuenta con aportaciones de particulares y acuerdos con dos empresas, según dijo a Reuters su director ejecutivo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below