6 de junio de 2013 / 9:34 / en 5 años

Colonial estudia ampliar de capital y vender activos

MADRID (Reuters) - Colonial dijo el jueves que está estudiando todas las posibilidades de refinanciación, incluyendo ampliar capital y vender activos, en respuesta a informaciones publicadas en prensa.

“(La empresa) está valorando todas las opciones estratégicas con la finalidad de reducir el importe de la deuda tales como la venta de activos o la posibilidad de realizar aumentos de capital, sin que hasta la fecha la Sociedad haya adoptado ninguna decisión firme sobre dichas opciones”, dijo el grupo a requerimiento de la CNMV.

Colonial -cuyo accionariado está en manos de la banca como resultado de una refinanciación previa- ha iniciado recientemente negociaciones con acreedores de su crédito sindicado por 1.700 millones de euros que vence a finales de 2014.

En el marco de las opciones estudiadas, el empresario Juan Abelló analiza entrar en el capital de la empresa, según dijo Expansión el jueves, a través de una ampliación por 700 millones de euros que prepara la inmobiliaria, compitiendo de esta manera con Juan Miguel Villar Mir, quien ha indicado públicamente su interés en recapitalizar la empresa pero sin materializar hasta el momento ninguna propuesta concreta.

Por su parte, el diario El Confidencial publicó que habría vencido la oferta presentada por el Grupo Villar Mir -no comunicada al supervisor bursátil- al no haber acuerdo entre las partes, y que Colonial está estudiando la venta de su filial francesa Société Fonciere Lyonnais (SFL), que capitaliza en bolsa unos 1.800 millones de euros.

El propio diario online añadía que fuentes próximas al consorcio de Villar Mir aseguran que el interés por Colonial se mantiene vivo, aunque a la espera de comprobar si se producen acontecimientos corporativos como la citada desinversión.

La acción de Colonial reaccionaba en el mercado con un repunte del 9,69 por ciento a 1,235 euros por título, con una capitalización de 251 millones de euros.

“Si alguna de las ideas que se baraja (en prensa) se cristaliza, sería positivo para Colonial”, dijeron analistas de Sabadell.

MATAR LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

La venta de la SFL -una empresa centrada en el negocio patrimonialista de París- podría ser una solución interesante para que los accionistas y acreedores cancelen deudas aprovechando que en lo que va de año la francesa ha subido un 10 por ciento en bolsa y el año pasado subió un 6 por ciento.

No obstante, significaría también acabar con los jugosos dividendos que ofrece SFL (que con cargo a 2012 supusieron 35 millones de euros para Colonial, que tiene un 53 por ciento de la francesa) y con el escudo que ha permitido a Colonial soportar el fuerte bache inmobiliario en España.

Pese a que los economistas esperan el empeoramiento en el mercado laboral francés que podría pasar factura a la ocupación de los alquileres de SFL, los analistas creen que su negocio es especialmente resistente dada la solvencia de sus clientes.

“Creemos que SFL tiene el mejor portfolio de oficinas en París, un posicionamiento que le permitiría soportar el deterioro del empleo, dada la escasez de oferta en París”, dijo en un informe reciente el broker galo Natixis.

ACCIONISTAS Y ACREEDORES

El parón del negocio inmobiliario en España - a partir de 2008 - llegó al sector en un momento de fuerte apalancamiento, lo que ha llevado a refinanciaciones que han incluido la cancelación de deuda a cambio de activos (daciones en pago) o de acciones.

En el caso de Colonial, la refinanciación acordada en 2010 supuso la entrada en el accionariado de acreedores como el británico Royal Bank of Scotland (con una participación actual del 19,99 por ciento), el alemán Commerzbank (a través de Eurohypo, con un 19,97 por ciento), el francés Credit Agricole (19,68 por ciento) y el estadounidense Goldman Sachs (4,94 por ciento).

Otros accionistas de Colonial son el fondo luxemburgués Coral Partners (14,73 por ciento), el grupo La Caixa, con un 5,79 por ciento y Popular, con un 4,67 por ciento.

A finales del primer trimestre la deuda financiera neta consolidada total ascendió a 3.396 millones de euros (1.700 millones de los cuales corresponden a un sindicado, 1.000 millones a bonos de SFL y préstamos bilaterales con garantía hipotecaria por 650 millones, entre otros) frente a un valor bruto de los activos (GAV) que cifraba a 31 de diciembre de 2012 en 5.535 millones.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below