30 de mayo de 2013 / 17:23 / en 5 años

Menor incidencia de la octava huelga general en País Vasco y Navarra

BILBAO (Reuters) - Las comunidades autónomas de País Vasco y Navarra vivieron el jueves la octava huelga general desde que comenzara la crisis económica en 2007 con menor incidencia que en ocasiones anteriores, según datos del gobierno vasco y otros organismos que contrastaron con los aportados por los sindicatos convocantes.

Las comunidades autónomas de País Vasco y Navarra vivieron el jueves la octava huelga general desde que comenzara la crisis económica en 2007 con menor incidencia que en ocasiones anteriores, según datos del gobierno vasco y otros organismos que contrastaron con los aportados por los sindicatos convocantes. En la imagen, unos piquetes durante la huelga general en el País Vasco en Trapagarán, cerca de Bilbao, el 30 de mayo de 2013. REUTERS/Vincent West

En la jornada de paro convocada por los sindicatos nacionalistas ELA y LAB se registraron también menos incidentes, con ocho detenidos en Navarra acusados de desorden público. En el País Vasco no se produjeron detenciones, pero se identificaron a 18 personas por amenazas a los trabajadores.

Varias líneas de autobuses se vieron afectadas por actos vandálicos contra vehículos. A primera hora de la mañana se produjeron pequeños sabotajes en las líneas férreas que obligaron a interrumpir el servicio en determinados momentos, y durante la madrugada varios cajeros y entidades bancarias fueron atacadas con cócteles molotov o bombillas rellenas de pintura.

La huelga se celebró en contra de los recortes y ajustes presupuestarios y a favor de un marco vasco de relaciones laborales.

Según los datos aportados por el Gobierno Vasco, la incidencia de la convocatoria de huelga general fue menor que la del pasado 26 de setiembre con un 18,7% de seguimiento en el sector privado, frente al 20% registrado el pasado año. Los mayores efectos se registraron en Guipúzcoa donde un 43,1% de los trabajadores de este sector habrían secundado la huelga general.

En el sector público, y según los datos del Ejecutivo, el 22,31% de los trabajadores de la Administración no acudieron a sus lugares de trabajo (en setiembre el porcentaje fue del 29,84%). En Navarra el porcentaje de trabajadores de la Administración foral que secundó la convocatoria fue del 11,34%.

Para los empresarios vascos agrupados en Confebask, la octava huelga general desde el inicio de la crisis “se ha saldado en un nuevo fracaso”.

Según sus datos, los efectos del paro sólo se dejaron sentir en territorio guipuzcoano donde un porcentaje del 30% se habría sumado a la convocatoria, mientras la incidencia fue “insignificante” en Vizcaya y Álava “y en ningún caso superior al 10%”.

SATISFACCIÓN DE LOS SINDICATOS

Los convocantes, por su parte, se mostraron satisfechos con el respaldo dado a la huelga general, y entre los datos que aportaron destacaron que el seguimiento fue superior al 70% en casi la mitad de las grandes empresas industriales.

Además en el sector del transporte de viajeros la actividad se limitó a los servicios mínimos y especialmente significativa fue la incidencia en Metro Bilbao.

Los sindicatos ELA y LAB destacaron también el respaldo a la convocatoria en el sector de la Enseñanza donde la huelga general habría afectado a más del 70% de centros públicos y en los ayuntamientos, especialmente en Guipízcoa, donde la práctica totalidad se sumó al paro.

En las diferentes movilizaciones que se celebraron a lo largo del día, alrededor de 85.000 personas salieron a la calle. Una de las manifestaciones más destacadas fue la celebrada en Vitoria, donde paralelamente se celebraba un pleno en el Parlamento Vasco.

“El poder, para hacer valer sus intereses, genera miedo e indiferencia social. Si gana el miedo, no hay democracia. Quienes luchamos por un cambio en la políticas tenemos que ayudar a nuestra gente a vencer el miedo. El miedo se vence con defensa colectiva”, dijo el secretario general de ELA, Txiki Muñoz, al final de la manifestación.

La huelga general de este jueves es la primera huelga general a la que se enfrenta el Gobierno del PNV que lidera el lehendakari, Iñigo Urkullu. El consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, encargado de ofrecer los datos de seguimiento, mostró su rechazo a la convocatoria porque “no va a solucionar ninguna situación de conflicto laboral”, y destacó el “marcado carácter político” de la huelga “convocada básicamente -dijo- por la izquierda abertzale”.

La última huelga general que se ha vivido en el País Vasco y Navarra fue el 14 de noviembre del pasado año, en este caso convocada por los sindicatos no nacionalistas.

La desunión que mantienen los sindicatos nacionalistas y no nacionalistas en el País Vasco y Navarra está en el origen del abultado número de convocatorias de huelga general que han vivido la Comunidad Autónoma Vasca y la navarra en los últimos años.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below