20 de mayo de 2013 / 15:34 / en 4 años

China ofrece a India un "apretón de manos a través del Himalaya"

India y China estudiarán nuevos modos de reducir la tensión en su frontera, sobre la que mantienen desacuerdos, después de un enfrentamiento militar en la región del Himalaya, dijo el lunes el primer ministro chino, Li Keqiang, en su primer viaje oficial al extranjero. Imagen del encuentro entre Li Keqiang (izq.) y su homólogo indio, Manmohan Singh, en Hyderabad House, en Nueva Delhi, el 20 de mayo.Adnan Abidi

NUEVA DELHI (Reuters) - India y China estudiarán nuevos modos de reducir la tensión en su frontera, sobre la que mantienen desacuerdos, después de un enfrentamiento militar en la región del Himalaya, dijo el lunes el primer ministro chino, Li Keqiang, en su primer viaje oficial al extranjero.

El número dos del liderazgo chino ofreció a Nueva Delhi un "apretón de manos a través del Himalaya" y dijo que los países más poblados del mundo podrían convertirse en un nuevo motor para la economía mundial si evitan las fricciones en una frontera muy militarizada.

"Ambas partes creemos que necesitamos mejorar los diferentes mecanismos relacionados con la frontera que hemos puesto en marcha y hacerlos más eficaces. Necesitamos gestionar y resolver apropiadamente nuestras diferencias", dijo Li en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de India, Manmohan Singh.

Ambos aparecieron sonrientes y relajados ante los medios de comunicación. El Ministerio indio de Asuntos Exteriores dijo que hubo un buen entendimiento. Además, se produjeron algunos avances pequeños en comercio, pero no se firmó ningún acuerdo de importancia.

China e India están en desacuerdo sobre una gran parte de su frontera de 4.000 kilómetros, y hace 50 años estalló una breve guerra entre ambas.

Entre las medidas que están estudiando para reducir el riesgo de confrontación se encuentra la de permitir reuniones a más alto nivel entre los mandos militares, dijo un responsable indio.

Aunque hace años que no hay un intercambio de disparos, la vieja disputa entorpece la mejora de las relaciones económicas entre los dos vecinos, que suponen el 40 por ciento de la población mundial y cuyos mercados crecen rápidamente, en contraste con las paralizadas economías occidentales.

BRECHA COMERCIAL

El comercio bilateral llegó a 66.000 millones de dólares (unos 51.000 millones de euros) el año pasado, pero ambas partes creen que el potencial es mucho mayor. India tiene un déficit de 29.000 millones con China, un punto que escuece y que trató de abordar en el comunicado conjunto, con referencias específicas al sector farmacéutico, los servicios de tecnología de la información y la agricultura.

Sin embargo, promesas similares hechas en anteriores comunicados conjuntos no consiguieron frenar la enorme brecha comercial.

Tras la ceremonia de bienvenida en el palacio presidencial, Li dijo que quiere forjar confianza y cooperación.

"La paz mundial y la estabilidad regional no puede ser una realidad sin la confianza estratégica mutua entre India y China. Y al mismo tiempo, el desarrollo y la prosperidad mundial no puede ser una realidad sin la cooperación y el desarrollo simultáneo de China y India", afirmó.

Li dijo que escogió Nueva Delhi como su primer destino en una gira por cuatro países para mostrar lo importante que India es para China y también por los buenos recuerdos que guarda de una visita que hizo hace 27 años, cuando era un dirigente juvenil del Partido Comunista.

Srikanth Kondapalli, un académico y experto en China dijo que el progreso es como mucho gradual, a pesar de las cálidas palabras de Li y una campaña mediática en torno a la visita, aparentemente dirigidas a calmar la ira de los indios después de tres semanas de tensión en la meseta del Himalaya que acabó el 3 de mayo.

"Se ha creado mucha expectación antes de esta visita, pero el nuevo liderazgo no ha mostrado muchas ideas nuevas", afirmó Kondapalli.

¿SOLUCIÓN TEMPRANA?

Aunque la mayor parte de los observadores creen que harán falta años para resolver la disputa fronteriza, recientes comunicados sugieren que los nuevos dirigentes chinos querrían acelerar las cosas, quizá para desviar la atención de otras disputas en Asia, como en el mar del sur de China.

Singh dijo que los negociadores se reunirán pronto para buscar un primer acuerdo sobre un marco para abordar el asunto, un objetivo que no se ha logrado en 15 rondas anteriores de conversaciones de alto nivel.

El desacuerdo sobre quién tiene la soberanía sobre el terreno árido de la meseta de Ladakh y todo el estado indio de Arunachal Pradesh ha provocado que apenas haya conexión vial o ferroviaria entre los dos gigantes.

En un encuentro celebrado este mismo año con Singh en la ciudad sudafricana de Durban, el presidente chino, Xi Jinping, dijo que los dos países deberían buscar una solución "tan pronto como sea posible" - un cambio respecto a declaraciones anteriores.

Sería políticamente difícil que un político indio cediera territorio a China. Protestas de grupos nacionalistas en Delhi y en el estado norteño de Cachemira el lunes contra la visita de Li pusieron de manifiesto el sentimiento antichino entre algunos indios.

Después de India, Li visitará Pakistán, Suiza y Alemania y se espera que lleve un mensaje de que China quiere unas relaciones exteriores más abiertas y no ser vista como una amenaza.

/Por Frank Jack Daniel y Rajesh Kumar Singh/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below