9 de mayo de 2013 / 6:28 / hace 4 años

La producción, el refino y el GNL impulsan las cuentas de Repsol

La petrolera Repsol anunció el jueves un alza del 47 por ciento en su beneficio neto a marzo ajustado CSS hasta alcanzar los 676 millones de euros, superando con creces las previsiones de los analistas gracias al incremento de la producción y a unos sólidos márgenes de refino. En la imagen, el logo de la gran petrolera española en una gasolinera en Madrid, el 28 de febrero de 2013. REUTERS/Sergio Pérez

MADRID (Reuters) - La petrolera Repsol anunció el jueves unas cuentas del primer trimestre muy superiores a las expectativas del mercado gracias al sólido comportamiento tanto en exploración y producción como en refino y marketing, con la división de GNL brillando antes de su venta efectiva a Shell.

El grupo dijo que su beneficio neto a marzo ajustado CSS saltó un 47 por ciento hasta alcanzar los 676 millones de euros, superando con creces las previsiones de los analistas, que esperaban de media 560 millones.

En una nota a la CNMV, Repsol dijo que su resultado neto de explotación (EBIT) ajustado CSS se incrementó un 22 por ciento hasta los 1.314 millones de euros, también por encima de las previsiones de los analistas, que apuntaban a un ebit medio de 1.172 millones de euros.

La producción se incrementó un 11,4 por ciento en el periodo hasta 360.300 barriles diarios de equivalente de petróleo, mientras los márgenes de refino crecieron un 30 por ciento hasta los 3,9 dólares barril gracias a la ampliación de dos refinerías de la compañía.

Con este nivel, el grupo se sitúa en línea de cumplir con su objetivo para todo el año de incrementar un 10 por ciento la producción en 2013.

A las 16:15 hora local los títulos de la compañía repuntaban un 0,44 por ciento a contracorriente del mercado, que se deja un 0,3 por ciento.

“Los mejores márgenes de refino y el mayor volumen de destilación, logrados tras las ampliaciones de Cartagena y Bilbao, permitieron compensar la caída de ventas y márgenes de las estaciones de servicio en España”, explicó Repsol.

Durante la conferencia con analistas, el director financiero del grupo, Miguel Martínez, rehusó entrar en demasiada profundidad en dos de los aspectos que más preocupan al mercado: una eventual compensación del Gobierno argentino por la expropiación de YPF y el canje de participaciones preferentes por casi 3.000 millones de euros.

Respecto a la compensación argentina, Martínez se limitó a decir que, en su opinión personal, cualquier negociación sobre una compensación debería partir de la base de ser abonada en efectivo o en activos líquidos.

Sobre la conversión de preferentes, el director financiero de la petrolera explicó que el grupo está a punto de enviar a la CNMV un escrito con las condiciones del canje pero dejó claro que la solución nunca será dilutiva para el accionista, después de que el año pasado se abriera esa posibilidad, descartada frontalmente tras el acuerdo de venta de la división de GNL.

GNL BRILLA ANTES DE SU VENTA A SHELL

Los resultados de la petrolera mostraron la fortaleza de su negocio de GNL, que ha acordado vender a su competidor Shell por casi 6.700 millones de dólares, aunque de la operación queda excluida la planta canadiense de Canaport, que tuvo un comportamiento especialmente positivo en el trimestre.

“Han sido unos resultados muy positivos, aunque parece difícil que mantengan el ritmo en los próximos trimestres. Canaport se ha comportado mucho mejor de lo esperado, es un activo que se comporta mejor en los trimestres del frío pero no parece que pueda repetir en los próximos meses”, dijo un analista del sector petrolero que pidió no ser citado.

La planta de GNL de Canaport en Canadá logró unos mejores márgenes y volúmenes de comercialización, aportando 131 millones de euros de beneficio operativo entre enero y marzo.

Los otros activos de la división, Trinidad y Tobago y Perú aportaron 180 millones.

VENTAS DE ACTIVOS, EN TERCER TRIMESTRE

La petrolera española espera llevar a cabo una frenética actividad desinversora durante los últimos meses del año, momento en el que pretende cerrar tanto la desinversión de su división de GNL como la de sus activos en Perú.

Martínez explicó a los analistas que se encuentra ya en due-dilligence sobre los activos de Perú, que incluye las gasolineras del país y la refinaría La Pampilla, con un pequeño grupo de inversores, después de que el Gobierno peruano, tras estudiarlo, finalmente rechazase entrar en la operación.

“Si todo va bien cerraríamos la operación a finales del tercer trimestre de este año. Esperamos 700 millones de dólares, más o menos, y después habría que descontar aproximadamente otros 700 millones de dólares de deudas incorporadas en nuestro balance”, explicó.

/Por Andrés González/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below