7 de mayo de 2013 / 20:35 / en 5 años

El PP veta con su mayoría que se restrinjan las primas a directivos

MADRID (Reuters) - El Congreso de los Diputados rechazó el martes, gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular, una iniciativa del principal partido de la oposición, el PSOE, para regular las elevadas retribuciones de los directivos de grandes empresas y obligar a los responsables de entidades financieras intervenidas por el Estado a devolver las primas extraordinarias de los últimos 5 años.

El Congreso de los Diputados rechazó el martes, gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular, una iniciativa del principal partido de la oposición, el PSOE, para regular las elevadas retribuciones de los directivos de grandes empresas y obligar a los responsables de entidades financieras intervenidas por el Estado a devolver las primas extraordinarias de los últimos 5 años. En la imagen de archivo, varios ministros del Gobierno del Partido Popular, junto al resto de parlamentarios de la formación durante la sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento, en Madrid, el 20 de marzo de 2013. REUTER/Susana Vera

En el debate en sede parlamentaria se hizo referencia a la reciente jubilación del número dos del Banco Santander, Alfredo Sáenz, retribuida con 88 millones de euros, o al ejecutivo mejor pagado del 2011, Pablo Isla, máximo ejecutivo de Inditex, con 20 millones de euros.

Para los grupos de la oposición, estas cifras resultan indignantes para una sociedad golpeada por la crisis y el paro.

El diputado socialista Jesús Caldera defendió esta iniciativa alegando que, a pesar de la crisis, los directivos del IBEX-35 percibieron en el año 2010 una retribución media de 2,5 millones de euros, 125 veces más que el promedio de sus trabajadores.

“Sus empresas no han mejorado sus posiciones competitivas en el mercado, algunas han entrado en pérdidas, y las más han reducido notablemente sus beneficios”, aseguró el ex ministro de Trabajo, para quien el problema no es la parte fija de las retribuciones, si no la variable, como primas y pagas extraordinarias.

“Incentivan prácticas de riesgo notable, operaciones especulativas, búsqueda de grandes beneficios en el corto plazo, que de tener éxito les benefician, pero de fracasar perjudican a trabajadores y accionistas”, añadió Caldera.

El Partido Popular rechazó rotundamente la propuesta socialista, apoyada por el resto de la Cámara a excepción de CiU, que se abstuvo, por aportar “ruido” en lugar de “soluciones”.

“Gracias a este Gobierno dichas indemnizaciones están hoy gravadas, terminan en la Hacienda pública, antes solo en los bolsillos de los directivos”, dijo el diputado popular Ricardo Tarno, que recordó que el PP limitó el salario de los directivos de empresas públicas y de las entidades acogidas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below