9 de abril de 2013 / 16:00 / en 5 años

La reforma de la ley hipotecaria de España se enreda en el Congreso

MADRID (Reuters) - La reforma de la ley hipotecaria española, que el Congreso está tramitando, sufrió el martes un duro revés para las aspiraciones de la agrupación ciudadana que pretende lograr la dación en pago, al cerrarse la puerta a que el Pleno de la Cámara Baja debata el texto.

La reforma de la ley hipotecaria española, que el Congreso está tramitando, sufrió el martes un duro revés para las aspiraciones de la agrupación ciudadana que pretende lograr la dación en pago, al cerrarse la puerta a que el Pleno de la Cámara Baja debata el texto. El Congreso admitió a trámite por unanimidad el mes pasado la iniciativa legislativa popular (ILP) de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que se sumó al proyecto de ley que estaba tramitando el Gobierno del Partido Popular, todo un triunfo en un país poco acostumbrado a que sus ciudadanos intervengan en la elaboración de las leyes. En la imagen, miembros de la PAH en un "escrache" cerca de la casa del congresista del PP Ignacio Gil Lázaro en Valencia, el 5 de abril de 2013. REUTERS/Heino Kalis

El Congreso admitió a trámite por unanimidad el mes pasado la iniciativa legislativa popular (ILP) de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que se sumó al proyecto de ley que estaba tramitando el Gobierno del Partido Popular, todo un triunfo en un país poco acostumbrado a que sus ciudadanos intervengan en la elaboración de las leyes.

Sin embargo, durante su tramitación, los miembros de la ponencia en el Congreso salieron el martes de su segunda reunión con fuertes discrepancias ante un texto que pretende dar una nueva salida legislativa a estos temas de gran sensibilidad social.

“(La decisión de no debatir en pleno) tiene que ver con el hecho de que se tengan que ver los votos de los diputados (...) Rehuir del ciudadano hace ahondar el abismo entre instituciones y ciudadanía”, dijo el martes Ana Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que impulsó la ILP con casi 1,5 millones de firmas.

La ILP con más firmas de la democracia pedía en esencia la dación en pago -la entrega de la vivienda a cambio de cancelar la deuda hipotecaria- retroactiva, una moratoria de los desahucios y un alquiler social de viviendas vacías en manos de los bancos.

Sus impulsores consideran que el texto que ha propuesto el PP, con mayoría absoluta en el Congreso, en la ponencia de la Cámara Baja no atiende a ninguna de las demandas originales de la iniciativa.

“Si se mantiene como está ahora es un fracaso anunciado (...) La propuesta del PP ahora es la del caos económico, social y jurídico porque si ahora hay una anomalía, hacer un marco legal que no responda a sea anomalía no les va a dar una solución”, dijo Colau en rueda de prensa.

El aumento de los desahucios se ha convertido en un frente clave de protesta en un país que ha llevado a cabo incontables movilizaciones desde que el anterior Gobierno y el actual introdujeron profundos recortes de gasto para tratar de reducir el déficit.

Desde que comenzó la crisis en 2008, se han realizado unas 400.000 ejecuciones hipotecarias, de las cuales casi 170.000 han terminado en desahucios, según datos del Consejo General del Poder Judicial hasta noviembre. Con el país sumido en la recesión y uno de cada cuatro trabajadores en el paro, la cuestión de los desahucios se ha convertido en una de las caras más duras de la crisis.

El Ejecutivo español se ha visto abocado desde finales del año pasado a aprobar medidas para proteger a los deudores hipotecarios a raíz de la publicidad y protestas de numerosos desahucios, algunos de los cuales han terminado en suicidios.

“REQUISITOS INAPLICABLES”

El PP ha propuesto, entre otras medidas, una quita parcial retroactiva pero con la condición de que se pueda pagar un 75 por ciento de la deuda en cinco años, unos requisitos que según la PAH son “inaplicables”.

“Lo que queremos es el mejor marco para que las familias se sientan protegidas, las que tienen problemas y las que están pagando regularmente”, dijo el diputado Vicente Martínez Pujalte, del PP, a la salida de la ponencia.

Los partidos políticos de la oposición consideraron que el texto propuesto por el partido gobernante desvirtúa la propuesta inicial.

“El PP y el Gobierno parecen no haber aprendido la lección, al querer cerrar otra vez en falso el conflicto de las hipotecas y de los desahucios (...). Creo que no son muy abiertos a la hora de aceptar las propuestas que les hemos hecho el resto de grupos”, dijo Joan Coscubiela, diputado de ICV, a la salida de la reunión.

“Tal y como está el texto ahora mismo para el PSOE es insuficiente, no se le da solución a nadie, no se paralizan los procedimientos de ejecución apelando a sentencias que son injustas, no se le dan soluciones a las familias, olvidamos además a aquellos que ya han perdido su vivienda”, dijo la diputada del PSOE Leire Iglesias, presente en la ponencia.

Los líderes de los principales sindicatos españoles también criticaron el texto al considerar que perjudicaría la imagen externa de España y que no respondería a las expectativas ciudadanas.

“(Hacer caso a la ILP) sería una contribución para la imagen de nuestro país”, dijo el secretario general del sindicato UGT, Cándido Méndez, en rueda de prensa.

“Es un maquillaje pero no da respuestas reales a los problemas que tiene la ciudadanía española”, añadió el secretario de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

“ESCRACHES” DEMOCRÁTICOS

Ante la polémica generada por los denominados “escraches” - protestas con pancartas, panfletos y gritos a las puertas de los domicilios de los políticos para que éstos les apoyen y no acaten la disciplina de voto, la PAH defendió su legalidad y su legitimidad pese a las promesas del Gobierno de castigar a sus autores.

“Es una práctica profundamente democrática que se hace en otros países como Holanda o Estados Unidos, lo extraño es que los diputados estén tan alejados de la realidad”, dijo Colau.

“Todo el mundo conoce el carácter pacífico de la Plataforma, por eso no les está funcionando esa estrategia, que se les puede poner en contra”, añadió.

/Por Rodrigo de Miguel/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below