27 de marzo de 2013 / 19:50 / en 5 años

Chipre reabrirá los bancos e impondrá controles de capital

NICOSIA (Reuters) - Chipre reabrirá los bancos el jueves, al tiempo que limitará las retiradas de dinero, prohibirá los cheques y reducirá el uso de las tarjetas de crédito chipriotas en el extranjero, en un paquete de medidas que pretende evitar una retirada masiva de depósitos en los bancos tras acordar un duro rescate con los acreedores internacionales.

Chipre reabrirá los bancos el jueves, al tiempo que limitará las retiradas de dinero, prohibirá los cheques y reducirá el uso de las tarjetas de crédito chipriotas en el extranjero, en un paquete de medidas que pretende evitar una retirada masiva de depósitos en los bancos tras acordar un duro rescate con los acreedores internacionales. Imagen de una bandera de la UE en llamas durante una manifestación contra el rescate en el exterior del palacio presidencial en Nicosia el 27 de marzo. REUTERS/Yorgos Karahalis

El Banco Central dijo que los bancos reabrirán sus puertas a mediodía (10:00 GMT) del jueves, después de casi dos semanas en las que los chipriotas solo han podido retirar dinero en cantidades limitadas en los cajeros automáticos.

Un responsable del banco central dijo que los ciudadanos no podrán retirar más de 300 euros al día.

Yiangos Demetriou, jefe de auditoría interna del Banco Central, declaró en la televisión estatal que los controles permitirán el uso de tarjetas de crédito sin límite en Chipre, pero con un tope de 5.000 euros al mes para transacciones en el exterior. Dijo que las medidas durarán cuatro días, pero que podrían ser renovadas.

Otros detalles de los controles se iban a anunciar posteriormente. Según un borrador gubernamental filtrado al diario griego Kathimerini, los chipriotas no podrán enviar dinero al exterior sin presentar documentación que demuestre que están pagando importaciones.

Aquellos que viajen al extranjero podrían llevar un máximo de 3.000 euros en cada viaje, según el borrador. Responsables gubernamentales dijeron que era genuino, pero no necesariamente la versión final.

El Banco Central Europeo proporcionó financiación extra a los bancos chipriotas el miércoles para cumplir con la demanda, según una fuente familiarizada con la situación. El banco no quiso hacer declaraciones.

El ministro de Finanzas Michael Sarris ha dicho que los controles de capital estarán “dentro del ámbito de la razón”. Pero se espera que los chipriotas, airados por el acuerdo de rescate alcanzado el lunes en Bruselas y temerosos por sus fondos, acudan en masa a los bancos.

De acuerdo con lo pactado, el segundo mayor prestamista del país, el Banco Popular de Chipre, cerrará y las cuentas de menos de 100.000 euros y algunos préstamos serán trasladados al mayor banco, Bank of Cyprus.

Los grandes depositantes perderán dinero, pero las autoridades sostienen que los depósitos de hasta 100.000 euros se protegerán, un cambio respecto al primer plan que también los habría golpeado.

Los términos del rescate de 10.000 millones de euros de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo han provocado la ira popular en Chipre especialmente contra Alemania, principal pagador de Europa y defensor más feroz de la austeridad.

Miles de chipriotas han salido a las calles de Nicosia para protestar contra un acuerdo de rescate que a su juicio profundizará la crisis económica en su país y costará muchos de sus puestos de trabajo.

Unos 2.500 se reunieron el miércoles en el exterior del palacio presidencial con pancartas y banderas, coreando “No voy a pagar nada, no debo nada”.

“DE NINGÚN MODO SERÁN TEMPORALES”

Los dirigentes europeos dijeron que el acuerdo evitó la quiebra del país, lo que podría haber forzado a Chipre a salir del euro.

Los detractores dijeron que los controles de capital, que contradicen el principio comunitario de la libertad de circulación de capitales y mercancías, podrían ser difíciles de anular.

“Este es el típico conjunto de medidas de control que recuerdan a América Latina o África”, dijo Bob Lyddon, secretario general de la patronal bancaria IBOS.

“De ningún modo esto va a durar solo siete días”, agregó. “Estos son controles permanentes hasta que la economía se recupere”.

Rusia, cuyos ciudadanos tienen miles de millones de euros en bancos chipriotas, advirtió contra la imposición de Nicosia de controlar los bancos y señaló que Moscú estaba revisando los términos de un préstamo de 2.500 millones de euros a Chipre.

“Si hay medidas de este tipo no se va a fomentar la confianza, sólo provocará problemas adicionales para los participantes, los depositantes”, dijo a periodistas el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, quien se encuentra en Sudáfrica en una cumbre de los países emergentes BRIC.

Responsables chipriotas han estimado que los depositantes más grandes, muchos de ellos extranjeros ricos, incluyendo rusos, podrían perder cerca del 40 por ciento de su dinero en efectivo.

/Por Michele Kambas y Costas Pitas/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below