24 de marzo de 2013 / 12:58 / hace 5 años

Guindos "descarta absolutamente" que España necesite un rescate

MADRID (Reuters) - Pese al contexto actual de incertidumbre en la eurozona por las dificultades para solucionar los problemas financieros de Chipre, España sigue sin necesitar un rescate, dijo el ministro de Economía en una entrevista con la agencia Europa Press.

Pese al contexto actual de incertidumbre en la eurozona por las dificultades para solucionar los problemas financieros de Chipre, España sigue sin necesitar un rescate, dijo el ministro de Economía en una entrevista con la agencia Europa Press. Imagen de Guindos en una sesión en el Senado en Madrid el 19 de marzo. REUTERS/Juan Medina

Luis de Guindos destacó que España se ha alejado de la necesidad de la ayuda europea gracias a que se están corrigiendo los desequilibrios macroeconómicos y a la mejor percepción que sobre la economía española tienen los inversores internacionales, lo ha permitido una relajación de la prima de riesgo española en los últimos seis meses.

Tras un inicio de año relativamente tranquilo para la deuda española en los mercados, esta semana la volatilidad ha regresado ante las dudas sobre la gestión que los dirigentes de la eurozona están haciendo del rescate de Chipre.

De Guindos insistió en la entrevista en que Chipre, donde se ha establecido un “corralito” (restricción a la retirada de dinero de los bancos) y se está planteando un impuesto a los ahorradores, es un caso “excepcional y único” por su sector bancario “sobredimensionado” y su “muy elevado” porcentaje de depósitos de no residentes.

En este sentido, señaló que los depósitos en España están ahora “mucho más seguros” de lo que estaban hace unos meses gracias al rescate europeo del sector y añadió que, tal como establece la ley, los depósitos de hasta 100.000 euros están “absolutamente garantizados”.

“En España no ha habido en absoluto el más mínimo movimiento extraño al respecto”, dijo De Guindos sobre los temores a una retirada masiva de fondos de los bancos españoles por temor a un contagio de Chipre.

CRECIMIENTO CERCA DEL 1% EN 2014

El ministro no se quiso comprometer sobre las nuevas previsiones - previsiblemente revisadas a la baja respecto a la contracción del 0,5 por ciento estimada actualmente - para el PIB de este año que presentará a Bruselas el Gobierno a finales de abril, pero sí adelantó que el PIB crecerá cerca del 1 por ciento en 2014.

Además, señaló que la deuda pública empezará a reducirse en 2014 o 2015 y atribuyó el incremento de la misma hasta el 85 por ciento del PIB en 2012 a una serie de operaciones extraordinarias - el rescate de la banca por la eurozona o el plan de pago a proveedores - por 70.000 millones de euros que no se volverán a producir.

“Las proyecciones que hacemos del nivel de endeudamiento son que con una reconducción adecuada del déficit público, más la recuperación del crecimiento que esperamos que llegue a partir de 2014, se empiece a percibir claramente que en ese año o en el siguiente la trayectoria de la deuda sea descendente y no exceda del 100% (del PIB)”, reiteró.

SE ACABÓ EL RESCATE BANCARIO

El sector bancario español no necesitará utilizar el excedente de 60.000 millones del rescate bancario para posibles futuros saneamientos de la banca española al tiempo que desestimó la posibilidad de un nuevo decreto para obligar a las entidades a dotar nuevas provisiones por las refinanciaciones de deuda de empresas inmobiliarias y constructoras.

“En la situación actual se están produciendo muchas menos refinanciaciones forzadas que lo que ocurría hace seis meses”, dijo, añadiendo que los algo más de 40.000 millones utilizados hasta ahora del rescate bancario europeo son “suficientes”.

“Es un préstamo a 12 años y medio con 10 de carencia y un 0,5% de tipo de interés, unas condiciones que son las más favorables en estos momentos. En absoluto se plantea ningún tipo de desembolso adicional”, subrayó.

Por otro lado, el ministro dijo que en las próximas semanas, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que controla las entidades nacionalizadas (Bankia, Novagalicia Banco y Catalunya Banc), presentará un plan estratégico con las líneas de actuación de las tres entidades.

Aunque reiteró que se descarta una fusión de las tres, sí que ha avanzado que podrían realizar “actuaciones conjuntas de coordinación de algunos segmentos de negocio”.

“Ya existe un holding común. No se va llevar a cabo un proceso de fusión. Si se fusionaran, no tendría demasiado sentido desde el punto de vista operativo ni de la futura enajenación”, explicó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below