March 23, 2013 / 11:03 AM / 5 years ago

Chipre estudia la tasa bancaria y retrasa el rescate al último minuto

NICOSIA (Reuters) - Chipre dijo el sábado que está estudiando hacerse con un 25 por ciento del valor de los grandes depósitos en su mayor banco, en una carrera contra el reloj para conseguir los fondos demandados por un rescate de la Unión Europea y evitar el colapso financiero.

Chipre dijo el sábado que está estudiando hacerse con un 25 por ciento del valor de los grandes depósitos en su mayor banco, en una carrera contra el reloj para conseguir los fondos demandados por un rescate de la Unión Europea y evitar el colapso financiero. Imagen del ministro chipriota de Finanzas, Michael Sarris, al entrar en un hotel de Moscú tras una reunión en el Ministerio ruso de Finanzas el 21 de marzo. REUTERS/Maxim Shemetov

El ministro de Finanzas, Michael Sarris, dijo que se habían hecho “progresos significativos” en unas conversaciones celebradas en Nicosia con representantes de la llamada ‘troika’ - la UE, el BCE y el Fondo Monetario Internacional.

Sarris confirmó que la reunión se centró en una posible tasa de alrededor del 25 por ciento sobre los depósitos bancarios superiores a los 100.000 euros en el mayor prestamista del país, Bank of Cyprus, y se mostró esperanzado en que al final del día pudiera haber un paquete preparado para ser aprobado por el Parlamento.

La pequeña isla mediterránea afronta un ultimátum para sellar un acuerdo de rescate por valor de 10.000 millones de euros con la Unión Europea antes del lunes o el Banco Central Europeo ha dicho que cerrará la financiación de emergencia a los atribulados y demasiado grandes bancos chipriotas, lo que supondría su colapso y posiblemente su salida de la moneda única.

En medio de estas señales de progresos, responsables chipriotas y de la UE dijeron que el presidente Nicos Anastasiades iría el domingo a Bruselas para reunirse con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, la directora del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del BCE, Mario Draghi, entre otros.

Van Rompuy y Barroso cancelaron una cumbre UE-Japón en Tokio para atender la saga chipriota, y responsables comunitarios dijeron a Reuters que los ministros de Finanzas de la zona euro se reunirán el domingo por la tarde.

“Se han hecho progresos significativos en la dirección de conseguir un acuerdo, al menos a nivel de la troika”, declaró Sarris a los periodistas.

Dijo que aún hay varias cuestiones pendientes, pero que habría un paquete preparado “tarde hoy o por la noche para ser aprobado por el Parlamento”.

Al llegar al encuentro los periodistas preguntaron a Andreas Artemi, presidente del Bank of Cyprus, si se estaba estudiando una quita del 25 por ciento sobre los depósitos no asegurados: “No lo sé aún”.

Un importante congresista había dicho anteriormente a Reuters que no se esperaba que la asamblea se reuniera hasta después del encuentro del Eurogrupo, lo que dejaría la crisis pendiente hasta el último minuto.

Ese mismo Parlamento rechazó airadamente el martes una propuesta de impuesto a los depósitos bancarios diseñada para reunir los 5.800 millones de euros que pide la UE antes de dar el visto bueno al rescate de 10.000 millones.

Esta quita no tiene precedentes en la gestión de la UE de una crisis que comenzó en Grecia y se ha ido extendiendo a Irlanda, Portugal, España e Italia. Y tampoco esta vez es seguro que la pequeña asamblea vaya a aprobar la medida.

RECHAZO RUSO

El drástico cambio de opinión llega después de que Rusia rechazara la petición de ayuda de Nicosia para los bancos chipriotas, en los que ciudadanos rusos y de otros países tienen miles de millones de euros.

Es significativo que esta última propuesta exime a los pequeños ahorradores, enfurecidos por el plan original de tasar sus depósitos junto con los de los grandes depositantes.

Muchos de estos grandes depositantes son extranjeros, entre ellos rusos adinerados, y los políticos europeos son totalmente contrarios a gastar el dinero de los contribuyentes en un rescate si los depositantes no asumen ninguna pérdida.

En cambio, las autoridades chipriotas temen el daño que la quita podría hacer a su sector financiero. Sus bancos tienen un total de 68.000 millones de euros en depósitos, de los cuales 38.00 millones son en cuentas superiores a 100.000 euros - una cantidad enorme para una isla de 1,1 millones de habitantes que nunca podría sostener un sistema financiero tan grande por sí misma.

Una gran parte del capital de los bancos desapareció por las inversiones en Grecia, el país en el centro de la crisis de deuda de la eurozona.

En una carrera para calmar a sus socios europeos, los parlamentarios chipriotas votaron en una sesión el viernes por la noche a favor de nacionalizar las pensiones públicas y dividir los bancos en buenos y malos.

También dieron al Gobierno poder para imponer controles de capital sobre los bancos, anticipándose a la probable fuga de dinero cuando los bancos reabran el martes después de más de una semana cerrados.

El plan de nacionalizar los fondos de pensiones semipúblicos ha sido recibido con resistencia sobre todo en Alemania, que ha dejado claro que tocar las pensiones podría ser más doloroso para los chipriotas que un impuesto bancario.

/Por Michele Kambas y Costas Pitas/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below