21 de marzo de 2013 / 20:00 / hace 4 años

España compartiría con las regiones si hay relajación del ajuste fiscal

El gobierno español tiene intención de trasladar a sus regiones una mayor flexibilidad en la reducción del déficit fiscal si Bruselas relaja el objetivo para este año. En la imagen, Montoro en una rueda de prensa en Madrid, el 28 de febrero de 2013.Susana Vera

MADRID (Reuters) - En un ambiente mucho más relajado que en otras ocasiones, Gobierno y regiones españolas acordaron crear un grupo de trabajo para estudiar la posibilidad de trasladar a las Comunidades Autónomas una mayor flexibilidad en la reducción del déficit fiscal si Bruselas relaja el objetivo para este año.

"La intención del gobierno es compartir con las Comunidades Autónomas lo que sería la nueva senda", dijo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en respuesta a la pregunta de si España podría relajar el objetivo de déficit de sus regiones en caso de que Bruselas concediera al país más tiempo para rebajar el desequilibrio de sus finanzas públicas.

En un principio, las regiones españolas tienen que cerrar 2013 con un déficit del 0,7 por ciento, desde el 1,7 por ciento con el que terminaron 2012 tras un fuerte ajuste que supuso importantes recortes en sanidad y educación.

Tras casi cumplir el objetivo de déficit del 1,5 por ciento para 2012, la reunión discurrió de forma "plácida", según el propio ministro, pese a las discrepancias entre las distintas regiones sobre uno de los acuerdos alcanzados: estudiar la conveniencia de fijar objetivos de déficit individualizados para cada una de las regiones o seguir con el esquema actual de un objetivo único.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera del jueves concluyó sin cerrar acuerdos de calado más allá de la creación de tres grupos de trabajo, uno de ellos especialmente dedicado estudiar la revisión del modelo de financiación, algo exigido por gobiernos regionales de todo signo político

"Se han creado tres grupos de trabajo en el seno del CPFF. El primero va a estudiar el funcionamiento de nuestro actual sistema de financiación autonómica. El segundo la aplicación de los objetivos de estabilidad y de deuda para cada una de las CCAA, la fijación del objetivo correspondiente para cada una de las CCAA (...) El tercero, la reforma de la administración para reducir las trabas burocráticas", explicó Montoro en una rueda de prensa.

Con un déficit del 6,7 en 2012, el Gobierno español debe continuar con el ajuste para lograr acercarse a la meta del 5,3 por ciento del PIB fijada por Bruselas para 2013, aunque el Ejecutivo comunitario podría revisar esta cifra en los próximos meses.

Las comunidades autónomas, responsables de más de una tercera parte del gasto total del Estado, deberían ajustar 10.000 millones de euros, algo que consideran muy complicado después de haber ajustado ya 16.000 millones de euros en 2012.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below