20 de marzo de 2013 / 18:29 / hace 5 años

La Fed mantiene el plan de estímulo, pese a la mejoría en la economía

WASHINGTON (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos decidió el miércoles seguir aplicando sus agresivas medidas para estimular a la economía estadounidense, aunque afirmó que tomará en cuenta los riesgos planteados por sus políticas y al mismo tiempo evaluará los avances logrados en el mercado laboral.

La Reserva Federal de Estados Unidos dijo el miércoles que seguirá adelante con sus agresivos esfuerzos para estimular la economía del país mediante sus compras de bonos a gran escala, al argumentar que el desempleo se mantiene demasiado alto y citando una política fiscal "restrictiva". En la imagen, Bernanke en el Capitolio, el 27 de febrero de 2013. REUTERS/Larry Downing

El banco central, que se reunió en medio de las turbulencias en Europa, hizo referencia a mejores señales económicas en Estados Unidos, pero eliminó una mención de su último comunicado de política monetaria respecto a que las tensiones financieras globales se estaban aliviando.

La decisión del comité de política monetaria de la Fed de seguir comprando 85.000 millones de dólares al mes en activos respaldados por hipotecas y bonos del Tesoro fue adoptada pese a las crecientes preocupaciones de algunos responsables sobre los riesgos que podrían plantear dichas compras.

“Estos costes continúan manejables, pero seguirán siendo controlados y los tomaremos en consideración apropiadamente mientras determinados el tamaño, ritmo y composición de nuestras compras de activos”, dijo a periodistas el presidente de la Fed, Ben Bernanke, tras la decisión del banco central.

“Cuando veamos que la situación (del mercado laboral) ha cambiado de una forma significativa, bien podríamos ajustar el ritmo de las compras”, agregó.

Los responsables de la Fed afirmaron que la mayor economía mundial ha regresado a un crecimiento moderado tras una pausa en el cuarto trimestre del año pasado. También notaron una mejoría, pero aún insuficiente, en el mercado laboral.

“El sector inmobiliario se ha fortalecido más, pero la política fiscal se ha vuelto más restrictiva”, afirmó la Fed en referencia a recientes recortes de gastos en Washington.

Esther George, del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, se opuso nuevamente a la decisión de continuar comprando 85.000 millones de dólares en activos respaldados por hipotecas y bonos del Tesoro hasta que el panorama para el empleo repunte significativamente.

Las acciones estadounidenses subieron tras la publicación del comunicado, mientras que el dólar alcanzó su máximo nivel de la sesión frente al yen japonés. Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense bajaron brevemente.

“La Fed dice que la economía todavía está en un periodo delicado y no esperamos ver que se eliminen pronto las actuales políticas monetarias”, señaló el analista senior de Eaton Vance Management en Boston.

CAMBIOS MENORES EN PRONÓSTICOS

La Fed también divulgó una serie de pronósticos económicos que podrían sorprender a algunos analistas del mercado, que estimaban que los sólidos datos recientes podrían llevar a un aumento en las proyecciones de los consejeros.

Los responsables de la Fed ahora prevén que el crecimiento de la economía estadounidense en el 2013 será de entre un 2,3 a un 2,8 por ciento, menos que el 2,3 a 3,0 por ciento de las proyecciones de diciembre.

Para el 2014, la Fed estima que el PIB se expandirá entre un 2,9 a un 3,4 por ciento, frente a entre 3,0 a un 3,5 por ciento previsto en diciembre.

En contraste, las estimaciones para la tasa de desempleo, un indicador clave para el banco central, fueron levemente más benignas, aunque aún demasiado altas para la mayoría de los consejeros.

La Fed cree ahora que la tasa de desempleo, de un 7,7 por ciento en febrero, promediará entre un 7,3 a un 7,5 por ciento en el cuarto trimestre del 2013, menos que el 7,4 a 7,7 por ciento proyectado en diciembre.

El desempleo no caerá a un 6,5 por ciento -el nivel al que los consejeros de la Fed han sugerido que comenzarán a considerar elevar los tipos de interés- hasta el 2015, según muestran las estimaciones.

Un indicador clave que aumentó la confianza en la recuperación estadounidense fue un informe de empleo de febrero que mostró una caída de 0,2 puntos porcentuales en la tasa de desempleo y la creación de 236.000 nuevos puestos de trabajo.

Si ese ritmo de creación de empleos puede ser sostenido por unos pocos meses, la Fed podría ser capaz de afirmar que se ha logrado un avance sustancial hacia un mejor panorama de empleo, su propio prerrequisito declarado para el cese de las compras de bonos.

CRISIS EN CHIPRE

Los eventos en Chipre, donde la posibilidad de un impuesto sobre depósitos bancarios para ayudar a financiar el rescate del país agitó el sistema financiero global esta semana, probablemente reforzaron la determinación de los funcionarios de la Fed por impulsar la economía estadounidense.

Ese impuesto fue rechazado por el Parlamento chipriota.

Bernanke calificó la situación en Chipre como “difícil” porque el país enfrenta temas fiscales y de capitalización bancaria, así como también tensiones políticas.

“Tiene alguna consecuencia. Pero habiendo dicho eso, el voto falló y los mercados suben hoy y no creo que el impacto haya sido enorme”, comentó.

Además de las preocupaciones globales, la Fed tiene muchas razones para no comenzar a retirar los estímulos aún. Su indicador preferido de inflación sigue bajo la meta de un 2 por ciento y el desempleo continúa muy por encima de sus niveles previos a la recesión.

La Fed redujo los tipos de interés prácticamente a cero en el 2008 mientras combatía la crisis financiera. También ha comprado más de 2,5 billones de dólares en bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas para mantener bajos los costos del crédito a largo plazo, estimulando el consumo y la inversión.

Desde diciembre, el banco central ha dicho que mantendrá los tipos de interés cerca de cero hasta que la tasa de desempleo caiga a un 6,5 por ciento, siempre y cuando la inflación no amenace con sobrepasar un 2,5 por ciento en un plazo de uno a dos años, compromiso que reiteró el miércoles.

La Fed también reiteró una promesa de mantener una política monetaria expansiva incluso ante una aceleración de la recuperación.

/Por Pedro da Costa y Jonathan Spicer/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below