17 de marzo de 2013 / 16:27 / en 5 años

El futuro de las renovables en la UE se dirime en unas islas finlandesas

BRUSELAS (Reuters) - El archipiélago Aland, a medio camino entre Finlandia y Suecia, es el ventoso escenario de una disputa legal sobre las ayudas a la energía verde con implicaciones para toda la Unión Europea.

El máximo tribunal de Europa, el Tribunal de Justicia Europeo, ha comenzado a estudiar los argumentos que nutren un intenso debate político sobre el coste de subsidiar las energías renovables.

En Alemania, miembro dominante en la UE, los subsidios verdes son un tema particularmente sensible en un año electoral, mientras la industria se queja de que suponen una desventaja competitiva por los altos precios de la energía.

La Comisión Europea, mientras tanto, está presionando para conseguir un intercambio transfronterizo de los costes de las energías renovables.

“Una mayor cooperación entre los países será cada vez más importante por razones de escala y rentabilidad”, dijo Karla Hill, directora de la organización ecologista ClientEarth. “El caso de las islas Alands, ahora remitido al tribunal europeo, es un prueba de cómo un sistema renovable nacional funciona en la práctica en un contexto transfronterizo”.

Aunque forma parte de Finlandia, Aland, pronunciado orland, tiene su propio parlamento y es de habla sueca. Del mismo modo, su relación con la Unión Europea está regulada por un protocolo especial.

En términos de electricidad, su compañía de generación Alands Vindkraft tiene una parque eólico de nombre Oskar y conexión a la red de Suecia, pero no a Finlandia.

Suecia, sin embargo, se ha negado a conceder a Oskar las subvenciones a las energías renovables que reparte como incentivo a sus empresas nacionales.

Alands Vindkraft acudió a los tribunales suecos, alegando que Suecia estaba dando una injusta ventaja a la energía producida en Suecia y a finales de año, los tribunales suecos remitieron el caso al Tribunal de Justicia Europeo de Luxemburgo.

Después del traspaso del caso, el TJE ha comenzado a examinar los argumentos, un proceso que se espera dure más de un año, dijo una fuente judicial a finales de esta semana. Una vez tomada su decisión, que será vinculante, la remitirá al tribunal sueco para que dicte una sentencia.

Gustav Ebena, jefe de la unidad de electricidad certificada de la Agencia de Energía Sueca, dijo a Reuters que Suecia no tenía ningún problema con la recepción de energía finlandesa, pero que sería injusto para los clientes suecos si efectivamente tuvieran que pagar para ayudar a Finlandia a cumplir con sus objetivos de energía renovable.

“Eso naturalmente no lo debe pagar el consumidor de electricidad sueco”, dijo Ebena a Reuters. “Nuestro razonamiento es que no tenemos jurisdicción sobre todos los molinos de vientos finlandeses”.

Nadie de Alands Vindkraft estaba disponible para hacer comentarios.

La Comisión dijo que no hacía comentarios sobre los casos en marcha.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below