8 de marzo de 2013 / 11:23 / en 5 años

Las baterías solares podrían ser la nueva amenaza para las eléctricas

FRÁNCFORT/MILÁN (Reuters) - La energía renovable evoluciona constantemente y desafía a las eléctricas tradicionales, pero un sector en crecimiento podría hacer la producción doméstica de energía mucho más fácil de usar, reduciendo de forma drástica la dependencia de los clientes ante las eléctricas: las baterías solares.

La energía renovable evoluciona constantemente y desafía a las eléctricas tradicionales, pero un sector en crecimiento podría hacer la producción doméstica de energía mucho más fácil de usar, reduciendo de forma drástica la dependencia de los clientes ante las eléctricas: las baterías solares. En la imagen, Michael Greif controla su sistema de batería solar 'IBC SolStore 6.8 Pb' usando Internet en su casa de Coburg, Alemania, el 5 de marzo de 2013. REUTERS/Michaela Rehle

Un gran problema que han tenido siempre los paneles solares es cómo mantener las luces encendidas cuando el sol no brilla.

Las baterías solares permiten a los hogares y negocios almacenar energía solar para utilizarla en las horas de oscuridad, y pueden ayudar a crear “redes inteligentes” que reaccionan a cambios repentinos de suministro energético y liberar la energía almacenada cuando se necesite.

La tecnología sigue siendo cara y no está muy extendida, pero ante la subida en las facturas eléctricas para consumidores, podría ganar cuota de mercado con rapidez y reducir la dependencia de las eléctricas, que ya se enfrentan a una sobrecapacidad y una demanda débil.

Italia, por ejemplo, tiene uno de los precios más caros de Europa para la energía y está estudiando cómo reducir costes para que sus empresas sean competitivas.

Nicola Cosciani, jefe de almacenamiento de energía en la primera fabricante italiana de baterías industriales, Fiamm, dijo que los usuarios más grandes, como fabricantes de cemento y acero, están buscando cómo generar y almacenar su propia energía solar, e incluso vender la energía sobrante de sus baterías a la red general.

“Alemania e Italia serán mercados explosivos de almacenamiento residencial y también los grandes usuarios de energía están empezando a mostrar interés. Esto cambia el juego”, dijo a Reuters.

Para 2020, la UE aspira a obtener el 20 por ciento de su energía de fuentes renovables. Eso frente al 12,5 por ciento del mix energético de la UE en 2010 y el 8,1 por ciento de 2004, según las últimas estadísticas comunitarias. Las baterías serán cruciales para alcanzar ese objetivo.

En Alemania, el mercado solar más grande del mundo y el mayor consumidor de energía del continente, en torno al 40 por ciento de los módulos vendidos se han instalado en hogares, afectando directamente a la demanda de energía para E.ON y RWE.

Un hogar con cuatro personas puede reducir en un 30 por ciento la cantidad de energía que utiliza de la red en un año si utiliza paneles solares, y otro 30 por ciento si utiliza una batería solar, de modo que sólo el 40 por ciento de su suministro procedería de las eléctricas.

Las facturas energéticas están subiendo y los subsidios solares y los precios de las baterías bajan, de modo que se espera que el almacenamiento de energía crezca de forma drástica en los próximos 2-4 años.

CAÍDA DEL PRECIO

Las baterías sociales tienen un aspecto de batería de coche grande y suelen instalarse en el sótano de una casa, conectadas a un panel solar en el exterior y a la red a través de un inversor.

Eso permite que las baterías se carguen y almacenen energía sobrante durante el día y la liberen por la noche. También pueden liberar energía sobrante a la red.

El paquete sigue siendo caro, pero el precio de los paneles solares ya ha caído dos tercios en los dos últimos años, y se espera que el precio de las baterías se divida en los próximos años.

Alemania tiene previsto apoyar la instalación de baterías solares con al menos 50 millones de euros en líneas de crédito, que también apoyarán un despliegue mayor.

La consultora energética italiana BIP dijo que el mercado de baterías alcanzará al menos 9.000 megavatios (MW) de capacidad para 2020 frente a los 270 MW de hoy.

Anticipando lo que está por llegar para la generación y distribución tradicional, la firma italiana Enel ha llegado a un acuerdo con la japonesa NEC -uno de los líderes mundiales en fabricación de sistemas de almacenamiento energético- para desplegar redes inteligentes de nueva generación.

“La idea es aplicar los mismos principios de Internet a las redes eléctricas - cualquier dispositivo conectado puede enviar y recibir contenido”, dijo Ugo Govigli, vicepresidente para soluciones de red inteligente europeas en NEC Italia.

/Por Christoph Steitz y Stephen Jewkes/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below