26 de febrero de 2013 / 6:27 / en 5 años

Comienza el juicio contra BP por el peor vertido en EEUU

El esperado juicio por el mayor vertido de crudo en aguas profundas en la historia de Estados Unidos comenzó el lunes, en el que gobiernos, empresas y personas culpan principalmente a BP por el desastre de 2010 que causó la muerte de 11 trabajadores y vertió 4 millones de barriles de petróleo en el golfo de México. Imagen de unos activistas el 25 de febrero protestando contra la petrolera británica ante el edificio en el que se celebra el juicio en Nueva Orleans, Luisiana. REUTERS/Jonathan Bachman

NUEVA ORLEANS, EEUU (Reuters) - El esperado juicio por el mayor vertido de crudo en aguas profundas en la historia de Estados Unidos comenzó el lunes, en el que gobiernos, empresas y personas culpan principalmente a BP por el desastre de 2010 que causó la muerte de 11 trabajadores y vertió 4 millones de barriles de petróleo en el golfo de México.

“No sólo estaba dentro de los poderes de BP el evitar la tragedia, era su responsabilidad”, dijo el fiscal asistente Mike Underhill en el juicio sobre la culpabilidad legal por la explosión de una plataforma petrolera y el vertido de crudo.

El juicio se realiza sin jurado ante el juez Carl Barbier en la corte federal de Nueva Orleans.

Abogados de los otros demandantes también criticaron a los directivos de BP, tal como lo hicieron las defensas de otros dos de los acusados y propietarios del pozo, la dueña de la plataforma Transocean y el proveedor de cemento Halliburton.

El abogado de BP, Mike Brock, dijo que la culpa era compartida por las tres compañías.

La empresa británica debe demostrar que sus errores no caen dentro de la definición legal de negligencia culposa, necesaria para que se cobre una mayor multa por daños. Ya ha gastado o comprometido 37.000 millones de dólares (casi 28.000 millones de euros) en limpieza, restauración, compensaciones, acuerdos y multas.

Además de eso, sus posibles responsabilidades se extienden a decenas de miles de millones de dólares si Barbier determina que BP o los otros acusados incurrieron en una negligencia culposa.

El petróleo llegó a las costas desde Texas a Florida, poniendo en peligro los estilos de vida y economías estatales dependientes de la comida marina y el turismo, por lo que la lista de demandantes es larga.

La mayoría de los observadores espera que el caso llegue a un acuerdo antes de que se establezca un veredicto.

Underhill dijo que menos de una hora antes de que el ya problemático pozo Macondo de BP se agrietara y causara una explosión, el principal líder de BP en la plataforma llamó a un ingeniero en Houston para discutir una prueba de presión crítica que indicaba la existencia de problemas.

Funcionarios de la compañía no detuvieron la operación y “11 almas tuvieron 47 minutos para vivir el resto de sus vidas”, dijo Underhill.

Underhill afirmó que el accidente pudo haberse evitado si el ingeniero en tierra Mark Hafle y el líder del pozo en la plataforma, Don Vidrine, hubiesen hecho su trabajo.

Vidrine también afronta cargos penales por el desastre, al igual que Robert Kaluza, el otro supervisor de mayor rango en la plataforma antes del desastre.

“PRODUCCIÓN POR ENCIMA DE PROTECCIÓN”

Jim Roy, un abogado que representa a quienes demandan a BP, Transocean, Halliburton y a otros, dijo que los máximos ejecutivos de la firma británica se sintieron presionados para empujar la producción al límite.

“Producción por encima de protección. Ganancias por encima de seguridad”, dijo Roy, quien representa a los demandantes que no participaron en un acuerdo por 8.500 millones de dólares que BP alcanzó el año pasado.

Roy también dijo que Transocean abrió la puerta al desastre por su mala capacitación del personal y un mantenimiento deficiente del equipamiento en el lecho marino, mientras que Halliburton produjo cemento de baja calidad para cerrar el pozo.

El abogado de Transocean, Brad Brian, también criticó a BP, diciendo que los trabajadores de la plataforma confiaron en la compañía petrolera y murieron traicionados.

Brian destacó que los empleados de BP se habían referido a Macondo como un “pozo del infierno” en correos electrónicos y que la falta de medidas después de la llamada telefónica de 8 minutos entre Hafle y Vidrine demuestra lo que ellos y otros en BP habían estado haciendo durante dos meses de cara a un pozo peligroso: “No hicieron nada”.

El abogado de Halliburton, Don Godwin, hizo comentarios similares sobre BP, pero también dijo que el personal de la plataforma de Transocean debió cerrar el pozo ante la primera señal de problemas. “Ahora es cuando ellos quieren pasar la culpa a mi cliente por sus fechorías”, dijo.

David Beck, abogado de Cameron International, fabricante del mecanismo para evitar explosiones que se ubica sobre la boca del pozo, dijo que la estructura funciona a la par con otros esfuerzos para prevenir desastres.

“Es para evitar explosiones. No es para detener explosiones”, dijo Beck.

En la exposición inicial de BP, Brock sostuvo que la mala interpretación de la prueba de presión se realizó junto a Transocean. “Fue un error cometido por varios hombres de las dos compañías”, afirmó Brock. “No debieron haberlo aceptado, pero fue un error”, agregó.

NEGLIGENCIA

Luisiana sigue sufriendo las consecuencias del vertido de crudo, dijo el fiscal general Buddy Caldwell, con cientos de kilómetros de costa aún contaminados “A menos de 50 kilómetros de la puerta de este tribunal”.

Barbier, quien preside el juicio, tiene profundas raíces en la costa estadounidense del golfo de México. Nació en Nueva Orleans en 1944, y además gestionó varios casos de alto perfil derivados del paso del huracán Katrina.

El hecho de que el caso aún no se haya resuelto con un acuerdo ha sorprendido a muchos.

“BP está en un situación muy complicada. Nunca pensé que intentarían ir a juicio con este caso y no pueden darse el lujo de hacerlo porque la exposición es potencialmente demasiado catastrófica”, dijo Blaine LeCesne, profesor en la Escuela de Leyes de la Universidad Loyola en Nueva Orleans.

La primera etapa del juicio se centra en qué porción de la culpa recae sobre cada compañía y qué grado de negligencia.

Luther Strange, fiscal general de Alabama, dijo que buscaría mostrar que BP, Transocean y Halliburton actuaron con “negligencia culposa y mala conducta premeditada” y por lo tanto le deben a su estado una compensación por daños.

El cargo de negligencia simple supone errores. La negligencia culposa conlleva un accionar temerario o ignorar deliberadamente la seguridad de personas o del medioambiente, algo que es complejo de comprobar, aseguran los expertos.

BP ha negado reiteradamente que haya cometido negligencia culposa.

Cualquier sanción por daños contra BP se daría aparte de las multas que deba pagar bajo la Ley de Agua Limpia. Los pagos de BP hasta el momento incluyen un récord de 4.500 millones de dólares en sanciones y una declaración de culpabilidad de 14 cargos criminales para resolver acusaciones del Departamento de Justicia y de civiles.

/Por Kristen Hays/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below