February 6, 2013 / 8:19 PM / 6 years ago

Bolivia estudia anular la concesión aeroportuaria de Abertis-Aena

LA PAZ (Reuters) - El Gobierno izquierdista de Bolivia, que en el último año nacionalizó varias empresas eléctricas de capital español, dijo el miércoles que prevé decidir este mismo mes si anula una concesión por la cual el grupo ibérico Abertis-Aena administra los tres mayores aeropuertos del país.

El anuncio fue hecho por el ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, después de varios días de polémica mediática entre el Gobierno y SABSA -la filial local del conglomerado español- sobre el futuro de los aeropuertos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, los únicos del país con rango internacional.

“Pronto, pronto, yo creo que no pasa del mes de febrero”, dijo Sánchez a reporteros que le preguntaron cuándo decidiría el Gobierno la eventual anulación del contrato aeroportuario, anticipada por otras autoridades como una “nacionalización”.

“Hemos estado trabajando mucho tiempo en una propuesta, pero no estamos de acuerdo porque creemos que las inversiones que (Abertis-Aena) plantean son muy bajas. Son 36 millones de dólares”, explicó el ministro.

El responsable salió así al paso de una declaración del gerente de SABSA, Anthony Alicastro, quien según medios locales dijo el martes que esa empresa esperaba “definiciones” del Gobierno sobre si continuará vigente, será anulado o eventualmente modificado el contrato de concesión de los aeropuertos firmado en 1997.

Alicastro dijo además que SABSA frenó sus inversiones en el último quinquenio porque las tarifas que cobra en los aeropuertos están congeladas desde 2001 y porque el Gobierno lleva ya varios años hablando de una posible nacionalización del sector.

Según Sánchez, “una vez que se firmó el contrato para que SABSA se haga cargo de la administración de los aeropuertos había un plan de acción, y ese plan de acción no se ha ejecutado”.

SABSA nació en 1997 como filial del estadounidense Airport Group International, que en 1999 fue comprado por el conglomerado británico TBI y cinco años más tarde pasó a formar parte de Abertis-Aena.

Sánchez calificó como “inaceptable” una última propuesta de la compañía de invertir 36 millones de dólares en los nueve años que restan de la concesión.

La concesión de los tres aeropuertos formó parte de una ola privatizadora de las décadas de 1980 y 1990 que el presidente Evo Morales comenzó a revertir desde su llegada al poder en 2006.

El Gobierno del líder indígena nacionalizó el año pasado la empresa Transportadora de Electricidad, del grupo español Red Eléctrica, y dos empresas distribuidoras de electricidad de la también española Iberdrola. En esos procesos están todavía pendientes de definición las eventuales indemnizaciones.

La estatización de la economía impulsada por Morales ha llegado previamente a los hidrocarburos, las telecomunicaciones y otros sectores.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below