19 de diciembre de 2012 / 13:37 / en 5 años

Iberdrola venderá más activos si España no tituliza déficit

MADRID (Reuters) - Con la reducción de deuda como principal objetivo entre crecientes presiones de las agencias de rating, Iberdrola está inmersa en un proceso de venta de activos que ampliaría en el caso de no recibir los casi 3.000 millones de euros que el Gobierno debe pagar al grupo de energía a medida que vaya titulizando déficit de tarifa.

Iberdrola ha dado ya mandato formal a distintos bancos para la venta de una serie de activos en Europa y EEUU por importe total cercano a los 1.500 millones de euros, según dijeron dos fuentes con conocimiento de la operación.

“Iberdrola tiene abierto un amplio proceso de venta de activos. Algunos tienen mandato en firme y en otros se dejan querer si vienen con ofertas atractivas, pero la idea es captar 5.000 millones hasta 2014, 2.000 millones con ventas de activos y los 3.000 millones restantes que les correspondería cobrar por el déficit de tarifa”, dijo una fuente financiera que pidió el anonimato.

Un portavoz de Iberdrola no quiso realizar comentarios a la información.

Con una deuda de 31.860 millones de euros a septiembre (incluidos los 3.000 millones del déficit de tarifa), Iberdrola se ha marcado el objetivo de reducir este montante hasta los 26.000 millones en 2014, gracias además de las ventas de activos y las titulizaciones a unas menores inversiones que liberarían 1.000 millones de euros para amortizar préstamos.

El déficit de tarifa es una deuda de los consumidores con las eléctricas por el desfase entre costes e ingresos de las eléctricas que está reconocida por el Gobierno pero que es soportada y financiada por el balance de las compañías. Hasta diciembre, el déficit acumulado ascendía a unos 24.000 millones de euros, de los que ya se han titulizado alrededor de 17.200 millones de euros.

A estos casi 7.000 millones pendientes de titulización habrá que sumarle el déficit que se haya generado en 2012, que se estima se situarán en otros 3.500 millones de euros que también deberán ser titulizados, aunque todavía no hay decisión firme al respecto.

Iberdrola financia algo más de un tercio del déficit eléctrico, mientras que alrededor del 44 por ciento es soportado por Endesa, cerca de un 14 por ciento por Gas Natural y el 7 por ciento restante está financiado por Hidroeléctrica del Cantábrico y E.On España.

Iberdrola cuenta con un rating ‘BBB’ en S&P y Fitch (esta última con perspectiva negativa), un escalón por encima del bono basura, por lo que una rebaja adicional por cualquiera de estas dos agencias incrementaría sustancialmente los costes de la deuda del grupo. Para Moody‘s, la calificación de la eléctrica es Baa1, dos escalones por encima de ‘junk’, con perspectiva negativa.

En los últimos tres años, Iberdrola ha incrementado sustancialmente sus emisiones de deuda en los mercados en detrimento de los préstamos bancarios, y supone ya el 67 por ciento de la financiación del grupo, frente al 61 por ciento anterior.

“La prioridad para Iberdrola ahora mismo es el rating. Una rebaja a bono basura sería fatal y, si le siguen apretando las agencias de rating, se plantearía un plan de venta de activos incluso más ambicioso”, explica la fuente financiera, que pidió el anonimato por cuestiones de confidencialidad.

La propia Iberdrola reconoció en la presentación de su plan estratégico que S&P le exige un ratio de FFO (fondos generados de operaciones)/ deuda del 25 por ciento para otorgarle un rating “A”, frente al 20 por ciento que tenía la eléctrica a septiembre.

EMISIONES DEL FADE, CLAVE PARA FUTURO IBERDROLA

Después de varios meses paralizado mientras el Gobierno ultimaba las medidas impositivas destinadas a intentar encauzar el déficit de tarifa, el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico cerró recientemente una colocación de 1.750 millones de euros aprovechando una ventana de oportunidad en el diferencial del bono español y en las emisiones del Tesoro.

“El Gobierno ha estado nueve meses sin titulizar déficit de tarifa y así ha presionado a las eléctricas que tienen esa deuda en el balance. Podrían haber salido al mercado como lo han hecho para los bonos del Tesoro, pero han preferido esperar y, a la vez que presionaban al sector, no inundaban el mercado con deuda que compite con la del Tesoro”, dijo una fuente del sector que pidió el anonimato.

Desde el sector achacan el retraso en las titulizaciones del déficit a una forma de presión mientras se negociaban las nuevas tasas para las eléctricas que aprobó en septiembre el Ejecutivo para atajar el creciente déficit de tarifa.

Aunque está obligado por ley a titulizar el déficit, en el mercado surgen de forma recurrente dudas sobre la capacidad del Estado para emitir este tipo de deuda debido a la fuerte tensión en los mercados para la marca España y a que los títulos del FADE compiten directamente con las emisiones del Tesoro al estar avaladas por el Gobierno.

Tanto es así, que apenas 24 horas antes de que se cerrase la emisión de 1.750 millones de euros del FADE, S&P rebajó el rating de la eléctrica alegando precisamente el retraso en la titulización del déficit como uno de los principales factores.

Un retraso o una nueva paralización de dichas emisiones sería fatal para la eléctrica y algunos analistas plantean incluso que podría verse obligada a reducir su dividendo, algo que no está en principio contemplado en el plan estratégico de la compañía.

“Iberdrola quiere dejar sin cambios su política de dividendo a largo plazo (...) sin embargo, dado nuestro punto de vista de que podría haber obstáculos para nuevas emisiones del déficit de tarifa acumulado, creemos que un recorte del dividendo parece perfectamente posible a corto plazo”, dijo Mirabaud en una nota a clientes.

El grupo tiene previsto destinar 3.100 millones de euros en los próximos dos años al pago de dividendos que, junto con el “scrip dividend” en acciones, supondría un pay-out del 60 por ciento y 30 céntimos por acción.

VENDERÁ RENOVABLES EN POLONIA, FRANCIA Y EEUU

Entre los activos que se encuentran en fase avanzada de venta están parques de energías renovables en Polonia y Francia, con 185 y 300 MW respectivamente, indicaron las fuentes.

“Están en fase bastante avanzada para la venta de parques en Polonia y Francia. Con la venta de Francia captarían alrededor de 400 millones de euros y con las renovables de Polonia cerca de 200 millones”, dijo la fuente financiera.

Además de estos activos europeos, el grupo también ha recibido ofertas por 10 parques eólicos en Estados Unidos, dijo una tercera fuente con conocimiento directo de la operación, que explicó que no hay un calendario previsto para las ventas y que las ofertas por ahora están por debajo de lo que espera la compañía.

La eléctrica está estudiando también para su posible venta la participación del 20 por ciento que mantiene en Medgaz -el gasoducto entre España y Argelia-, cuya enajenación podría reportarle alrededor de 150 millones de euros y por la que se han interesado fondos de inversión y de infraestructuras.

“Otro de los activos por los que Iberdrola podría plantearse recibir ofertas si la situación se estresa es por Enstor, el almacenamiento de gas en Estados Unidos, que llegó a valer 1.000 millones de euros, aunque con la crisis presumiblemente habrá bajado de precio”, añadió la fuente.

/Por Andrés González y Tracy Rucinski/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below