9 de noviembre de 2012 / 17:28 / hace 5 años

El Ibex cierra en números positivos con la ayuda de EEUU

MADRID (Reuters) - El Ibex-35 se dio vuelta hacia el cierre con la influencia positiva de Wall Street después de una subida de la confianza del consumidor en EEUU hasta el nivel más alto de más de cinco años en el mes de noviembre.

El Ibex-35 se dio vuelta hacia el cierre con la influencia positiva de Wall Street después de una subida de la confianza del consumidor en EEUU hasta el nivel más alto de más de cinco años en el mes de noviembre. En la imagen, un panel electrónico muestra la evolución de las operaciones bursátiles en la bolsa de Madrid, el 6 de agosto de 2012. REUTERS/Susana Vera

El índice preliminar de sentimiento del consumidor, según un sondeo Thomson Reuters/Universidad de Michigan, subió a 84,9 en noviembre frente a 82,6 en octubre.

Además de esto, el aumento del 1,1 por ciento de los inventarios mayoristas en septiembre en EEUU también provocó la buena reacción de los inversores.

Estas cifras relegaron a un segundo plano la preocupación sobre el llamado “precipicio fiscal” de EEUU, que había persuadido a muchos inversores a reducir las posiciones arriesgadas.

Al igual que el mercado doméstico, las plazas europeas reaccionaron favorablemente a los indicadores estadounidenses y a la consiguiente evolución de los valores en Wall Street.

Los movimientos en la bolsa española se vieron acentuados en la jornada del viernes por el reducido volumen de negocio como consecuencia de la celebración del Día de la Almudena en Madrid.

En la mañana, un alto cargo europeo dijo que era poco probable que los ministros de Finanzas del Eurogrupo tomen una decisión final para liberar el próximo tramo de ayuda a Grecia durante el encuentro que celebrarán el lunes.

En relación a Grecia, otro alto funcionario de la Unión Europea dijo que aunque no se ha tomado una decisión al respecto, los análisis de la troika de los ajustes fiscales llevados a cabo por Atenas asumen una prolongación de dos años del plazo para cumplir su objetivo de superávit primario.

Asimismo, el funcionario comentó que Grecia no incurriría en un default cuando venzan las letras del Tesoro el 16 de noviembre.

El tono de pesimismo empeoró durante la mañana después de que Alemania dijera que prevé un deterioro de su economía en el último trimestre del año y el primero de 2013 por una retención de la inversión ante la sostenida crisis en la zona euro.

La principal noticia empresarial del día era el anuncio del plan de reestructuración en Iberia de IAG con el fin de recuperar la rentabilidad en la filial española y el rechazo de la propuesta por parte de los sindicatos.

El plan incluye un recorte de la plantilla en 4.500 personas y rebajas salariales de entre el 25 y el 35 por ciento.

El anuncio se produce después de que el jueves IAG anunciarse una oferta de 113 millones de euros para hacerse con el 54 por ciento que no controla de su participada de bajo coste Vueling para resolver los problemas de Iberia con las deficitarias rutas de corto y medio radio.

La reacción de IAG en bolsa a esta noticia fue favorable y el valor subió un 1,32 por ciento. Vueling finalizó la jornada con un descenso del 0,29 por ciento.

Los bancos recuperaron terreno por la tarde tras unos recortes matinales amplios. Santander finalizó claramente por encima de los mínimos y cayó un 0,42 por ciento, mientras que BBVA fue más lejos todavía y repitió cambio.

Popular, que llegó a bajar más de un dos por ciento, finalizó con alza del 0,09 por ciento en la víspera de su junta de accionistas, en la que espera lograr la aprobación de una ampliación de capital.

Ayer, Repsol superó las previsiones de beneficio, con un aumento del 89,3 por ciento, y hoy se supo que la petrolera tiene intención de reiniciar las perforaciones en Libia a principios del año próximo. Repsol finalizó la jornada con alza del 0,56 por ciento.

Iberdrola bajó un 1,43 por ciento y Telefónica reaccionó desde territorio negativo hasta un alza del 0,33 por ciento.

El diferencial de la deuda española a 10 años estaba en torno a los niveles de cierre del jueves a 450 puntos básicos.

Fuera del selectivo, Quabit cayó un 8,7 por ciento después de conocerse que su principal accionista va a solicitar el concurso de acreedores.

El Ibex-35 cerró una sesión volátil con alza de 12,5 puntos, un 0,16 por ciento, a 7.636,6, tras tocar un mínimo de 7.496,0. En la semana, la bolsa perdió un 2,7 por ciento. El FTSEurofirst acabó con un incremento del 0,06 por ciento tras pasar gran parte del día en números negativos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below