1 de noviembre de 2012 / 10:14 / hace 5 años

El impacto de Sandy resulta difícil de medir para los economistas

NUEVA YORK (Reuters) - La enorme tormenta Sandy podría desacelerar el crecimiento en la ya débil economía estadounidense hasta niveles tan bajos como un 1 por ciento en el cuatro trimestre de 2012.

La enorme tormenta Sandy podría desacelerar el crecimiento en la ya débil economía estadounidense hasta niveles tan bajos como un 1 por ciento en el cuatro trimestre de 2012. En la imagen, varios hombres junto a una casa destruida en Seagate, Nueva York, el 31 de octubre de 2012. REUTERS/Adrees Latif

Sin embargo, el amplio rango de pronósticos de analistas refleja lo difícil que es medir el impacto de Sandy en una región tan grande y económicamente diversa del país.

Una gran porción de propiedades dañadas por la tormenta a su paso por Nueva Jersey, Nueva York y más allá será reconstruida o reparada, desde plantas de energía y sistemas ferroviarios a ciudades costeras.

Los beneficios de esa actividad en la construcción vendrán mayormente el próximo año y darán un impulso a la economía, que probablemente permanecerá débil, y podrían compensar buena parte de las pérdidas del cuarto trimestre.

“Probablemente perderemos medio punto porcentual en el cuarto trimestre a partir de ahora”, afirmó el profesor Peter Morici, de la Universidad de Maryland. “Eso puede arrastrar al crecimiento al rango del 1 por ciento. Ciertamente, medio punto porcentual en el clima actual es mucho”, agregó.

Se preveía que la economía de Estados Unidos crecería un 1,8 por ciento en el período entre octubre y diciembre, según la media de las estimaciones de economistas consultados en un sondeo de Reuters publicado previamente este mes.

Era difícil encontrar un consenso sobre cuánto reducirá Sandy ese ritmo de expansión.

“El impacto inicial en la economía podría ser bastante grande”, escribió Paul Ashworth, de la consultoría londinense Capital Economics, en una nota a sus clientes.

Sin embargo, observó que asumir que la tormenta afectó toda la producción de los 12 estados de Nueva Inglaterra y la región central del país “sin duda” sobreestimaría las pérdidas, lo que complica cualquier cálculo.

En contraste, los analistas de JPMorgan mantuvieron sus pronósticos para el Producto Interior Bruto (PIB) en un 2,0 por ciento para el cuarto trimestre, al menos hasta ahora.

JPMorgan dijo que parte del impacto que tuvo el huracán Katrina en la economía estadounidense se debió al daño a refinerías de combustible, lo que tuvo su impacto en el precio de la gasolina durante más de dos meses.

Aunque algunas refinerías se vieron afectadas por Sandy, cualquier efecto sobre el precio de la gasolina seguramente sería efímero, comentó el banco en una nota a sus clientes.

Eqecat, una de las tres principales firmas usadas por la industria de seguros para calcular exposiciones a desastres, estima que Sandy provocó un total de daños económicos de entre 10.000 y 20.000 millones de dólares, incluyendo cerca de 5.000 a 10.000 millones de dólares en pérdidas que contaban con seguros.

En comparación con eso, Eqecat estimó el año pasado que el huracán Irene provocó hasta 3.000 millones de dólares en pérdidas que contaban con un seguro.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below