October 27, 2012 / 11:39 AM / 6 years ago

El jefe de diseño de IKEA quiere que el cliente añada su propio toque

ALMHULT, Suecia (Reuters) - Los clientes de IKEA, acostumbrados a montar sus propios muebles, pronto podrán, si el jefe de diseño de la empresa sueca se sale con la suya, añadir sus propios toques a los productos antes de comprarlos.

Los clientes de IKEA, acostumbrados a montar sus propios muebles, pronto podrán, si el jefe de diseño de la empresa sueca se sale con la suya, añadir sus propios toques a los productos antes de comprarlos. La tienda de muebles, que se ha convertido en un gigante global desde sus raíces en un pequeño pueblo en el corazón de Suecia, está buscando nuevos mercados, con India en su horizonte. En la imagen, una empleada de Ikea arregla un sofá en una tienda en el oeste de Londres el 15 de octubre de 2010. REUTERS/Toby Melville

La tienda de muebles, que se ha convertido en un gigante global desde sus raíces en un pequeño pueblo en el corazón de Suecia, está buscando nuevos mercados, con India en su horizonte.

Aún así, IKEA, conocido por sus muebles económicos vendidos en enormes tiendas, espera mantener un estilo escandinavo, caracterizada por un diseño sencillo y funcional, según declaró a Reuters Marcus Engman, director de diseño de IKEA.

“Que los clientes hagan parte del trabajo no es nada nuevo. Históricamente esto ha consistido en que monten los productos para rebajar los precios. Pero creo en dejarles que formen parte también en el trabajo creativo”, dijo en una entrevista en Almhult, donde nació IKEA hace 69 años y donde sigue estando su centro creativo.

“Esto les permitirá convertir un producto de IKEA, que probablemente siempre será de producción masiva, en algo único y personal. Creo que esto será importante para que avancemos”, dijo Engman, sentado en un diván Klippan, que fue diseñado por su padre, un antiguo jefe de diseño en IKEA.

Dijo que los clientes podrían realizar ajustes en un sofá o crear sus propios patrones de fabricación a través de la página web de IKEA. “No estamos tan alejados en cuanto a la tecnología. Lo que necesitamos encontrar es una forma de hacerlo manteniendo los precios bajos”.

IKEA, cuyo nombre incluye las iniciales del fundados Ingvar Kamprad combinados con las primeras letras de la granja y el pueblo en que creció, tiene 338 tiendas en 40 países en Europa, América del Norte y Asia.

Kamprad, ahora un multimillonario de 86 años que vive en Suiza pero que mantiene una imagen austera cuando visita su tierra natal, fundó IKEA como una pequeña empresa de pedidos cuando tenía sólo 17 años y mantiene el papel de asesor de la fundación que controla el imperio.

UN OJO EN LA INDIA

Él y su familia siguen teniendo el control del grupo a través de una compleja estructura corporativa, que ha sido criticada por falta de transparencia.

Recientemente también se descubrió que IKEA había espiado a sus empleados en Francia y se están investigando las acusaciones de la televisión pública sueca de haber usando prisioneros políticos en la antigua Alemania del Este entre los 70 y 80. En octubre, pidió perdón por haber retirado a las mujeres de sus catálogos en Arabia Saudí.

Pero estos borrones con cuestiones controvertidas, incluyendo la relación de Kamprad con un grupo fascista sueco en los años 40, que posteriormente él mismo definió como un error, no están perjudicando a la empresa.

Es la mayor tienda de muebles del mundo. El Grupo IKEA, propietario de la mayoría de las tiendas, mientras que otras están bajo una franquicia externa, planea acelerar su expansión tras un récord de ventas en 2011/12 de 27.000 millones de euros.

El grupo dio a conocer en mayo sus planes de abrir 25 tiendas en India, ya un gran mercado de abastecimiento para sus productos textiles, y espera que sea aprobado en los próximos meses por el Gobierno. Engman, según dijo, acababa de regresar de un viaje inspirador en que visitó a los proveedores y a las escuelas de diseño en India.

“En las grandes ciudades hay un convencimiento generalizado de que vamos a abrir allí. Hay una curiosidad acerca de lo que planeamos hacer”, dijo Engman sobre su viaje, añadiendo que IKEA no tenía planes de realizar grandes cambios para su modelo allí.

La empresa mantendrá sus diseños tradicionales.

“Entrar en la India con diseños indios nos situaría en una posición absurda de competencia. Si nos mantenemos escandinavos y haciendo lo que mejor sabemos hacer, seremos algo único en el mercado”.

Desde la aprobación, lo normal es que IKEA tarde entre cuatro y cinco años en abrir su primera tienda en el nuevo mercado.

Engman cree firmemente en el “diseño democrático” de la empresa mezclando funcionalidad, estilo y valor.

“De hecho creo que una gran parte de nuestro éxito es que lo que producimos se puede mezclar con otros estilos”, dijo.

“Y lo que da un montón de dinero”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below