26 de octubre de 2012 / 16:13 / en 5 años

Los bancos españoles de menor tamaño, listos para más fusiones

MADRID (Reuters) - La inyección de los fondos europeos de emergencia podría activar más fusiones en el contraído sector financiero español, que se quedaría con unas 10 entidades en comparación con las más de 40 que tenía hace tres años.

La inyección de los fondos europeos de emergencia podría activar más fusiones en el contraído sector financiero español, que se quedaría con unas 10 entidades en comparación con las más de 40 que tenía hace tres años. En la imagen del 16 de octubre, una mujer usa un cajero de Santander en Madrid. REUTERS/Susana Vera

Los bancos españoles se han visto forzados a fusionarse desde que estalló la burbuja inmobiliaria, que les dejó una saturación de viviendas sin vender, promociones sin finalizar y activos tóxicos.

Más de 30 pequeños bancos de ahorros regionales o cajas ya han sido absorbidas por entidades mayores o se han fusionado, quedando 14 bancos importantes.

Ahora, dicen los banqueros, es probable que los cuatro o cinco bancos más fuertes traten de comprar a los más débiles, entidades que ya han sido nacionalizadas por el Estado o de menor tamaño.

El incentivo para los compradores son los 40.000 millones de euros del rescate europeo a la banca española que ayudarán a sanear los bancos más pequeños y forzarlos a descargar sus activos dañados en un banco malo preparado por el Gobierno, lo que les convertiría en objetivos más atractivos.

Las pruebas de estrés independientes a los bancos españoles dejaron un mapa muy claro de los siete fuertes y los siete débiles, dijo un ejecutivo de la banca española que no quiso ser nombrado.

“El ejercicio ha dejado muy claro que 4 ó 5 entidades relativamente sanas irán a la caza de otras 4 ó 5 entidades seriamente tocadas”, dijo el ejecutivo.

Está previsto que los compradores extranjeros se mantengan al margen debido a los grandes riesgos de España, golpeada por la crisis de deuda soberana de la eurozona.

Los precios de las viviendas siguen cayendo y los activos tóxicos continuarán aumentado al menos durante un año más, mientras consumidores y empresas caen en una profunda recesión.

Los probables compradores son los saneados Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y la entidad vasca Kutxa.

Entre sus objetivos podrían incluirse las nacionalizadas Catalunya Caixa, NovaGalicia Banco y Banco de Valencia, además de otras pequeñas entidades como el Banco Mare Nostrum o Caja 3.

El banco de tamaño medio Popular no es visto lo suficientemente fuerte como para ir en busca de adquisiciones, pero podría convertirse en objetivo de compradores si fracasa en su intento de ampliar capital.

La nueva legislación, aprobada para cumplir con las condiciones de la ayuda europea, facilita que el Estado pueda liquidar bancos y venderlos en diferentes partes.

“La competencia entre las entidades para comprar los activos más valiosos va a ser feroz,” dijo Ángel Berges, consejero delegado de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Las nacionalizadas Bankia, Catalunya Caixa, NovaGalicia y Banco de Valencia perderán grandes cantidades de viviendas y suelo, que transferirán al banco malo.

Una fuente financiera con conocimiento de las negociaciones dijo que, como condición del rescate, los cuatro bancos reducirán sus balances en más de un 40 por ciento, haciéndoles objetivos más baratos.

-- Gráfico en inglés sobre cuota de mercado de bancos españoles link.reuters.com/zug63t

POSIBLES UNIONES

Santander, BBVA y Kutxa están entre los favoritos para hacerse con Catalunya Caixa, cuyos activos rondan los 80.000 millones de euros, dijeron fuentes bancarias.

NovaGalicia, con unos activos por valor de 75.000 millones de euros, podría ser un objetivo interesante para Caixabank, añadieron las fuentes.

Popular, con unas necesidades de capital de 3.200 millones de euros, buscará una ampliación de 2.500 millones de euros en un intento por evitar ser adquirido por el Estado o por algún competidor.

“En el caso de que Popular no pudiera salir adelante por sí sola, Caixabank estará merodeando y lista para aprovecharse”, dijo un ejecutivo de la banca.

Banco Mare Nostrum, resultado de la unión de cuatro bancos con unos activos totales de 68.000 millones de euros y unas necesidades de capital de 2.000 millones según la auditoría, podría acabar siendo reestructurado con fondos públicos, dijo un ejecutivo bancario con conocimiento del proceso.

La fusión a tres bandas entre las entidades de pequeño tamaño Liberbank, Ibercaja y Caja 3 fue cancelada. La auditoría reveló que el hipotético grupo tendría un déficit combinado de 2.100 millones de euros y dejaría a Caja 3 como un candidato a ser nacionalizado y vendido, al ser el más desprotegido de los tres.

Otra fusión ahora en duda es la de Unicaja, Caja Duero y Caja España. Como grupo, aprobaron las pruebas de estrés, pero la unión de Caja Duero y Caja España tiene un déficit de capital de 2.100 millones de euros.

/Por Jesús Aguado/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below