15 de octubre de 2012 / 18:02 / en 5 años

Merkel suaviza su postura y descarta la quiebra de Grecia

BERLIN (Reuters) - La canciller Angela Merkel descartó dejar que Grecia caiga en suspensión de pagos de su deuda, en la última señal de que Berlín suaviza su postura hacia Atenas antes de un esperado informe sobre los progresos en las reformas de parte de la “troika” de prestamistas internacionales.

La canciller Angela Merkel descartó dejar que Grecia caiga en suspensión de pagos de su deuda, en la última señal de que Berlín suaviza su postura hacia Atenas antes de un esperado informe sobre los progresos en las reformas de parte de la "troika" de prestamistas internacionales. En la imagen, Merkel durnate un comnicado en Berlín, el 12 de octubre de 2012. REUTERS/Tobias Schwarz

La líder alemana señaló que tomaría un enfoque más conciliatorio hacia Grecia al visitar el país la semana pasada por primera vez desde que se inició la crisis de la zona euro hace tres años.

Y el fin de semana, comentarios de varios aliados conservadores de la canciller entregaron mayor evidencia de que el Gobierno se ha embarcado en un delicado giro político.

El ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, uno de los más severos críticos de Grecia, dijo en una reunión de líderes empresarios el domingo en Singapur que el país no va hacia la bancarrota, un reconocimiento de que Atenas obtendrá los 31.500 millones de euros de un tramo de ayuda que necesita el próximo mes para evitar una quiebra.

Merkel dijo en una conferencia de prensa con el presidente de Panamá el lunes que estaba totalmente de acuerdo con Schaeuble, y descartó explícitamente medidas, que incluyen una insolvencia de Grecia o una salida de la zona euro, que podrían generar “acontecimientos incontrolables” en el bloque de la moneda única.

El cambio en el tono, que ayudó a rebajar los rendimientos de los bonos griegos a sus mínimos en más de un año, refleja una nueva evaluación de Merkel sobre los costes y beneficios de su dura postura pública hacia el miembro de la zona euro más vulnerable.

Ahora Merkel parece preparada a garantizarle al primer ministro griego Antonis Samaras los dos años extra que busca para cumplir las metas de reducción del déficit. Será algo duro de pregonar a nivel interno en Alemania, en parte debido a que crearía un nuevo agujero en el plan de financiación a Grecia.

Pero parece algo en lo que se puede trabajar siempre que Merkel pueda evitar tener que ir al Parlamento para buscar una aprobación de préstamos adicionales, por sobre los establecidos en el segundo paquete de rescate a Atenas.

“Existe un reconocimiento, no solo en Alemania, de que necesitamos evitar volver a los Parlamentos nacionales debido a Grecia”, dijo un alto cargo alemán a Reuters, pidiendo anonimato.

Las ideas bajo consideración van desde entregar por anticipado los préstamos en el segundo rescate hasta utilizar los fondos sobrantes del presupuesto de la UE para financiar el agujero de Grecia, que fuente dicen podría totalizar hasta 30.000 millones de euros.

Los gobiernos y el Banco Central Europeo han descartado aceptar pérdidas en sus préstamos existentes a Grecia, una solución favorecida por el Fondo Monetario Internacional para tapar la brecha fiscal de Atenas.

Parece que Merkel también ha enfriado la idea, instaurada por algunos responsables alemanes, de agrupar la ayuda a Grecia, España y Chipre en un solo paquete final hacia finales de este año.

“Es una ilusión pensar que podemos alinear a estos tres países en un paquete”, dijo un segundo alto cargo alemán. “Las cosas no funcionan así en Europa”.

/Por Noah Barkin/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below