7 de octubre de 2012 / 12:04 / en 5 años

La idea de un presupuesto único para la eurozona gana impulso

BRUSELAS (Reuters) - El debate sobre la posibilidad de crear un presupuesto aparte para los países de la eurozona se está intensificando antes de la cumbre de la Unión Europea que tendrá lugar este mes, con menos oposición a la propuesta de lo que muchos responsables esperaban inicialmente, según diplomáticos.

El debate sobre la posibilidad de crear un presupuesto aparte para los países de la eurozona se está intensificando antes de la cumbre de la Unión Europea que tendrá lugar este mes, con menos oposición a la propuesta de lo que muchos responsables esperaban inicialmente, según diplomáticos. En la imagen del mes pasado se puede ver a un hombre subiendo las escaleras de la Bolsa de Milán. REUTERS/Paolo Bona

En una cena privada celebrada la semana pasada entre embajadores de varios países del norte de Europa, entre los que estaban Reino Unido, Dinamarca, Holanda y Finlandia, los presentes se vieron sorprendidos al encontrar un cierto grado de consenso a la propuesta.

“No diría que hubo un fuerte apoyo, pero desde luego hubo una sensación de que esta es una idea que debería ser explorada con más detalle”, dijo uno de los diplomáticos sobre la discusión que tuvo lugar.

La propuesta de un presupuesto único fue planteada por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en un documento que circuló en septiembre como parte de un intento de estimular el debate sobre cómo podría mejorar la unión monetaria europea.

En el documento, Van Rompuy dijo que “una unión con todas las de la ley” entre los 17 países que comparten el euro podría suponer la creación de una tesorería única, así como “un presupuesto central cuyo papel y funciones necesitarían definirse más”.

Esas sugerencias se refinaron en unas guías que formarán parte de la base del debate entre los dirigentes europeos en el Consejo Europeo del 18 y 19 de octubre. La idea también será abordada en la reunión de ministros de Finanzas de la eurozona que tendrá lugar el lunes en Luxemburgo.

Aún no hay una definición clara de qué supondría un presupuesto único y central, pero Alemania la apoya con fuerza y Francia también, lo que supone que tiene un impulso sustancial.

El apoyo británico, puesto de manifiesto el domingo por el primer ministro, David Cameron, también es significativo, aunque derive más de un deseo de distanciar a Reino Unido de los problemas de la eurozona que de la solidaridad con el club de la moneda única.

“Habrá un momento en el que habrá que tener dos presupuestos europeos, uno para la moneda única, porque van a tener que apoyarse unos a otros, y quizá uno más amplio para todos los demás”, manifestó Cameron en la BBC el domingo, primer día de la conferencia anual del Partido Conservador.

“No creo que lo vayamos a lograr esta vez, pero es un indicador de hacia dónde va Europa”, agregó.

SEMEJANZAS Y DIVERGENCIAS

Aunque conceptualmente el presupuesto único tenga sentido, inmediatamente plantea dudas espinosas sobre la soberanía, la disciplina presupuestaria y las ambiciones de cada país a largo plazo.

Sin embargo, sí hay unas ideas generales circulando, entre ellas la propuesta apoyada por Francia de financiar el presupuesto con un impuesto a las transacciones financieras. Alemania y Francia ya están intentando que se apruebe en nueve países de la eurozona, el mínimo permitido para hacerlo solos. Ya tienen el apoyo de ocho, y el noveno podría incorporarse la próxima semana, dando ímpetu al plan.

Pero otros países que sí podrían favorecer el presupuesto único, como Finlandia, no se muestran tan entusiastas con el impuesto a las transacciones financieras, lo que pone de manifiesto la complejidad de las negociaciones.

Alemania ve el presupuesto único como un modo de reforzar la solidaridad y las normas presupuestarias sin llegar al extremo de mutualizar la deuda de la eurozona. Francia, por su parte, lo ve como un modo de reducir las divergencias en política social y de empleo.

A largo plazo hay que tener en cuenta las elecciones en Alemania en septiembre del año que viene, y las del Parlamento Europeo en junio de 2014, que retrasarían los posibles cambios probablemente a finales de 2014 o 2015. /Por Luke Baker/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below