2 de octubre de 2012 / 15:37 / hace 5 años

Grecia impulsa un plan de austeridad en una carrera contrarreloj

ATENAS (Reuters) - Grecia celebró el martes una nueva ronda de conversaciones con los acreedores internacionales para superar las diferencias en torno a unos recortes de austeridad por importe de 2.000 millones de euros, mientras se acaba el tiempo para cerrar un acuerdo antes del encuentro clave de ministros de la eurozona la próxima semana.

Grecia celebró el martes una nueva ronda de conversaciones con los acreedores internacionales para superar las diferencias en torno a unos recortes de austeridad por importe de 2.000 millones de euros, mientras se acaba el tiempo para cerrar un acuerdo antes del encuentro clave de ministros de la eurozona la próxima semana. Imagen de un manifestante en silla de ruedas que con otros discapacitados esperó a los inspectores de la "troika" al llegar al Miniserio de Trabajo en Atenas el 2 de octubre. REUTERS/John Kolesidis

Atenas ha estado regateando durante semanas sobre unos recortes de 12.000 millones de euros que sus prestamistas, la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), han rehusado aprobar por temor a que parte del ahorro propuesto difícilmente se materialice.

Por segundo día consecutivo, los inspectores de la “troika” formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI tuvieron que enfrentarse a una multitud de griegos furiosos que los abucheaban mientras entraban en un edificio ministerial.

El martes, en el Ministerio de Trabajo, decenas de griegos discapacitados y sus asistentes bloquearon la entrada principal cantando “¡No pasarán!”, en protesta contra los recortes. Uno sostenía un cartel que decía: “Entregaron 200.000 millones a los banqueros pero recortaron en medicamentos, tratamientos y beneficios para los discapacitados”.

Las protestas se produjeron al día siguiente de que Grecia revelase un presupuesto austero que predijo un sexto año de recesión en 2013 pero no logró convencer a la “troika”, que se ha mostrado escéptica ante los planes de Atenas para reducir el gasto en salud y defensa.

“La ‘troika’ cuestiona la eficacia de las medidas relacionadas con las reformas estructurales”, dijo un responsable del Gobierno, citando los ahorros previstos de la reestructuración de organismos sanitarios y de otros ministerios.

El responsable expresó optimismo de cara a alcanzar un acuerdo con la “troika” a finales de semana, pero una segunda fuente del Gobierno planteó dudas sobre eso al decir que tal resultado parecía ahora “difícil”.

Ambas fuentes dijeron que las conversaciones sobre los recortes estaban complicándose aún más por una división interna entre la UE y el FMI sobre cómo resolver la crisis griega, como informó Reuters la semana pasada.

El FMI quiere que Grecia reduzca su deuda aún más para compensar su gran alejamiento de los términos del rescate, mientras que Europa se resiste a la opción de una nueva reestructuración de deuda y en cambio prefiere dar a Atenas más tiempo para volver a encarrilarse, según dijeron responsables a Reuters.

“Si la ‘troika’ no tiene una postura unificada, las negociaciones se dificultan”, dijo el primer cargo gubernamental.

La incapacidad de alcanzar un acuerdo para el lunes sería otro revés en los esfuerzos de Grecia para destrabar rápido el próximo desembolso de ayuda, sin el cual el país afronta la bancarrota y la perspectiva de una salida de la eurozona.

/Por Renee Maltezou/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below