29 de septiembre de 2012 / 8:43 / en 5 años

El déficit en 2012 llegará al 7,4% y la deuda subirá en 2013

MADRID (Reuters) - España incrementará su endeudamiento en 2013 hasta el 90,5 por ciento de su Producto Interior Bruto como consecuencia de las ayudas a las entidades financieras, que además situarán el déficit en el 7,4 por ciento del PIB y en el 9,4 por ciento en 2011, lejos de la senda acordada por Bruselas, aunque el Gobierno explicó que dichas ayudas no computan a esos efectos.

La emisión bruta de deuda del Estado español ascenderá en 2013 a 207.174 millones de euros, desde los 186.100 millones presupuestados para 2012, según recoge el documento con los presupuestos generales el sábado. En la imagen, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señala un gráfico durante una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros donde se aprobaron los Presupuestos Generales para 2013, en el Palacio de la Moncloa, Madrid, el 27 de septiembre de 2012. REUTERS/Sergio Pérez

El ministro de Hacienda español presentó el sábado unos presupuestos para el año que viene marcados principalmente por un mayor coste y volumen en la financiación del Estado, pero también por fuertes recortes en áreas como sanidad, empleo, educación y turismo que están provocando un fuerte malestar ciudadano.

“Son los presupuestos de austeridad de ahorro del sector público, los que nos tienen que servir de palanca para superar de una vez por todas esta larga crisis económica y demostrar que España es el socio fiable del sur de Europa”, dijo Cristóbal Montoro en la presentación de las cuentas den el Congreso de los Diputados, donde esta tarde está prevista la tercera manifestación en una semana.

El Gobierno tiene previsto enviar el sábado a Bruselas unas nuevas cifras de déficit para 2011 y 2012, consecuencia de la contabilización de las ayudas a la banca que podrían rondar los 40.000 millones de euros, después de que el informe independiente encargado a la consultora Oliver Wyman encontrase una carencia de capital de casi 60.000 millones de euros en un escenario estresado.

El Gobierno ha incluido 30.000 millones de euros en los presupuestos de 2013 como parte de la ayuda a la banca, que finalmente saldrá del préstamo por hasta 100.000 millones de euros acordado con Bruselas para recapitalizar el sector financiero español.

Para 2011, el Gobierno enviará a las autoridades comunitarias un déficit del 9,4 por ciento del PIB, cifra que se situará en el 7,4 por ciento en 2012, aunque Hacienda considera que esas cifras no son válidas a efectos de la senda de consolidación fiscal acordada con Bruselas.

“Todo lo que se deriva del déficit de operaciones financieras no computa en la consideración de déficit excesivo (...) se consideran operaciones ‘one off’ y no computan en los procedimientos de déficit excesivo”, dijo ministro de Hacienda en una rueda de prensa.

Esta senda, que se encuadra dentro del procedimiento de déficit excesivo impuesto por las autoridades europeas, fija un límite de déficit público para España del 6,3 por ciento en el año 2012.

AYUDAS A BANCA DISPARAN ENDEUDAMIENTO

La financiación de las cuentas públicas y estas ayudas al sector financiero provocarán un fuerte incremento de la deuda pública y los intereses pagados por la misma, que superará el 90 por ciento del PIB español, en un momento en el que los inversores reclaman un fuerte diferencial para la compra de deuda de los países periféricos de la zona euro.

La emisión bruta de deuda del Estado español ascenderá en 2013 a 207.174 millones de euros, desde los 186.100 millones presupuestados para 2012, según recogen los presupuestos.

De este modo, los intereses de la deuda alcanzarán los 38.589 millones de euros en 2013, un 3,6 por ciento del PIB, mientras que la deuda total en circulación se estima en 728.800 millones de euros.

Las emisiones del próximo año se concentran en Letras del Tesoro y en Bonos y Obligaciones del Estado, aunque no se descartan emisiones en divisa extranjera o emisiones en otras deudas por un máximo de 6.000 millones de euros.

El proyecto de presupuestos para 2013 señala además que aumentarán las emisiones de corto plazo en detrimento de bonos y obligaciones debido a la preferencia actual de los inversores.

Los diferenciales de deuda plazos menores a tres años han caído abruptamente en las últimas semanas, después de que el BCE y la zona euro acordasen un procedimiento de compra de deuda para aquellos países que lo soliciten.

España todavía no ha tomado una decisión en ese sentido, aunque el mercado descuenta ya que acudirá a ese procedimiento para rebajar sus costes de financiación.

En cuanto a las amortizaciones de deuda, el Gobierno prevé que alcancen 159.153 millones en 2013, desde los 153.200 millones previstos para este año.

“Además, en el apartado del resto de Otras Deudas se produce un aumento de su participación en el total, hasta el 5,7 por ciento del total de deuda en circulación, debido al impacto del préstamo para la recapitalización del sistema financiero con la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera”, agrega el documento.

Esto provocará el mencionada alza en la proporción de deuda emitida frente al PIB, que ascenderá en 2013 al 90,5 por ciento, frente al 85,3 por ciento previsto para este año. La previsión anterior, realizada en el proyecto de presupuestos para 2012, fijaba un ratio deuda/PIB del 79,8 por ciento en este ejercicio.

“El notable incremento en la ratio deuda/PIB en 2012 y, en menor medida, en 2013 se explica tanto por el aumento de la necesidad de endeudamiento derivado de la crisis económica como por los efectos sobre las cuentas públicas derivado de instrumentos tales como el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico, el Fondo para la Financiación del Pago a Proveedores, la parte asignada a España relativa al préstamo a Grecia Portugal e Irlanda y el préstamo para la recapitalización del sistema financiero español”, explica el documento.

En cuanto a políticas de inversión pública, destacan fuertes caídas en las partidas de educación (-14,4%); comercio, turismo y pymes (-18,8%), infraestructuras (-13,5%); y políticas de empleo (-34,6%).

Por otra parte, los gastos por prestaciones de desempleo bajan en 6,3 por ciento a 28.805 millones de euros en 2013, año para el Gobierno ve una leve caída del paro al 24,3 por ciento, mientras que mantiene la inversión en I+D+i en el sector civil en 5.563 millones de euros.

/Por Andrés González/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below