25 de septiembre de 2012 / 5:52 / en 5 años

FMI ve escasa confianza afecta la expansión mundial

WASHINGTON (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional podría recortar sus pronósticos para el crecimiento global el próximo mes, con la incertidumbre sobre si las autoridades europeas mantendrán sus promesas de abordar la crisis de deuda de la zona euro que afecta la confianza, dijo el lunes la jefa del organismo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está preparándose para rebajar sus pronósticos de crecimiento global el próximo mes, cuando actualice sus proyecciones para la economía mundial, dijo el lunes la directora gerente del FMI. En la imagen, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, habla durante la tercera edición de la Gala de los Premios Ciudadanos Globales, en Nueva York, el 21 de septiembre de 2012. REUTERS/Keith Bedford

“Continuamos proyectando una recuperación gradual, pero el crecimiento global probablemente sea algo más débil de lo que habíamos anticipado incluso en julio, y nuestras proyecciones han tendido a la baja en los últimos 12 meses”, dijo Christine Lagarde, directora gerente del FMI.

En julio, el FMI recortó su proyección de crecimiento mundial para 2013 a un 3,9 por ciento, pero dejó sus estimaciones para este año sin cambios en un 3,5 por ciento.

Lagarde dijo que la incertidumbre sobre la crisis de deuda en la zona euro es el mayor riesgo para la economía mundial, pero la posibilidad del denominado “abismo fiscal” de finalización de recortes de impuestos y reducciones automáticas de gasto del Gobierno el próximo año en Estados Unidos también es un riesgo “serio”.

La incertidumbre sobre si las autoridades abordarán efectivamente los principales focos de conflicto está afectando a las economías en el resto del mundo, dijo.

La jefa del FMI afirmó que hay pruebas de una desaceleración en las economías emergentes, y una “gran preocupación” en los países pobres por el alza de los precios de los alimentos y la volatilidad de los valores de las materias primas, así como también crecientes frustraciones con la transición en Oriente Próximo.

Lagarde dijo que los mercados financieros se han visto impulsados por las recientes decisiones entre los líderes europeos para abordar la crisis de deuda de la eurozona y ahora quiere ver las medidas aplicadas de una forma coordinada.

“Pero hemos visto respuestas positivas del mercado antes de que se convirtiera en algo de corta duración”, advirtió Lagarde. “Esta vez necesitamos una recuperación sostenida, no un rebote”.

Los mercados han escalado en las últimas semanas por la decisión del Banco Central Europeo de lanzar un programa de compra de bonos para los atribulados estados de la región, pero la zona euro está cayendo en recesión y existen temores sobre el camino de las reformas fiscales y económicas en Italia y Francia, dos de las mayores economías de Europa.

La decisión del BCE ayudó a rebajar los costos de endeudamiento en España, aunque Madrid aún está considerando un rescate financiero para manejar su alto déficit público y su creciente deuda.

Lagarde dijo que las reformas estructurales y los ajustes fiscales son inevitables en los países de la zona euro afectados por la crisis. Sostuvo que el FMI respalda la idea de dar a países como Portugal y España más tiempo para aplicar reformas presupuestarias, entre otras medidas.

Nuevamente pidió a Europa que tome medidas hacia la unión bancaria, lo que dijo podría ayudar a evitar que las naciones sean arrastradas por los atribulados bancos. Irlanda recibió un rescate financiero después de rescatar a su sistema bancario y España parece encaminarse en la misma dirección.

“Continuamos creyendo que debería comenzarse lo más pronto posible, para romper el círculo vicioso entre los bancos y los países”, dijo. “No somos ingenuos, sabemos que tardará tiempo”.

ATENCIÓN SE MANTIENE

Lagarde dijo que algunas economías emergentes podrían necesitar colocar en pausa un endurecimiento monetario y fiscal o incluso añadir nuevas medidas de estímulo, como en el caso de China, para proteger a sus economías.

En otras economías emergentes, asegurar que el alto aumento del crédito no ponga en peligro la estabilidad financiera es importante, manifestó.

Lagarde dijo que las medidas tomadas por China apuntadas a apoyar el crecimiento entregarán cierto apoyo de corto plazo, pero en el largo plazo el país asiático debe elevar el consumo y la demanda doméstica.

“Creo que va en la dirección correcta”, dijo Lagarde durante una sesión de preguntas y respuestas. “Pero en el mediano plazo, lo que con certeza exigen elocuentemente los futuros nuevos líderes es un modelo de crecimiento que vaya hacia (... el consumo, del crecimiento del mercado doméstico, en vez de en la expansión de las exportaciones”. agregó.

En cuanto a las naciones más pobres del mundo, Lagarde dijo que el incremento del 20 por ciento en los precios globales de los alimentos desde junio era una preocupación y que la comunidad internacional debería preparase para apoyar a estos países.

/Por Lesley Wroughton/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below