10 de septiembre de 2012 / 5:42 / en 5 años

China confirma el deterioro de las perspectivas comerciales

PEKÍN (Reuters) - Las exportaciones de China crecieron a un ritmo más lento que el previsto en agosto, mientras que las importaciones cayeron sorpresivamente, lo que subraya el creciente desafío que enfrentan las autoridades de Pekín en momentos en que la demanda interna se debilita y las perspectivas económicas mundiales se oscurecen.

Las exportaciones crecieron el mes pasado un 2,7 por ciento en una tasa interanual, por debajo de la previsión de un 3 por ciento obtenida en un sondeo de Reuters, confirmando la advertencia del presidente Hu Jintao de los “graves desafíos” que plantea la economía mundial.

Los datos de las importaciones fueron aún peores, mostrando un descenso del 2,6 por ciento en agosto, en comparación con las expectativas de un aumento del 3,5 por ciento.

La cifra avivará las expectativas del mercado de un mayor estímulo y alivio monetario para apoyar el crecimiento en momentos en que China se encamina hacia un cambio de liderazgo a finales de este año.

“La sorpresa de las importaciones a la baja es muy inusual. Es una señal de alarma para el Gobierno y que probablemente se veía venir”, dijo Zhang Zhiwei, economista jefe para China de Nomura en Hong Kong.

“Ahora tenemos casi toda la serie completa de los datos de agosto y está claro que la presión por la desaceleración está creciendo y que el Gobierno está sintiendo la necesidad de actuar. Creo que habrá más alivio en los próximos meses”, agregó.

Estos datos débiles son una mala noticia en un país donde las exportaciones generan el 25 por ciento del Producto Interno Bruto, apoyan unos 200 millones de empleos y donde los analistas ya esperan que la economía tenga su año de expansión más débil desde 1999.

Algunos economistas temen que el panorama sea tan pobre que China incumpla su objetivo oficial de un crecimiento de un 7,5 por ciento para el 2012 sin una nueva ronda de estímulo sumado a la flexibilización monetaria y fiscal que ha adoptado desde el año pasado y a los 150.000 millones de dólares en proyectos de infraestructura anunciados la semana pasada.

Esos temores fueron amplificados por datos reportados el domingo que muestran que el crecimiento de la producción industrial alcanzó en agosto su ritmo más débil en más de tres años.

/Por Nick Edwards/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below