30 de agosto de 2012 / 8:33 / hace 5 años

Ryan promete que Romney tomará decisiones duras en economía

TAMPA, EEUU (Reuters) - Paul Ryan prometió el miércoles que el candidato republicano a presidente, Mitt Romney, y él adoptarían las decisiones duras que se necesitan para dar la vuelta a la economía de EEUU, generar empleos y reducir el gasto del Gobierno y la deuda.

Paul Ryan prometió el miércoles que el candidato republicano a presidente, Mitt Romney, y él adoptarían las decisiones duras que se necesitan para dar la vuelta a la economía de EEUU, generar empleos y reducir el gasto del Gobierno y la deuda. En la imagen, Ryan con su familia tras aceptar la nominación, el 29 de agosto en Tampa, EEUU. REUTERS/Joe Skipper

Ryan aceptó su candidatura a vicepresidente en la convención republicana que se celebra en Tampa, Florida, desatando el clamor de los delegados cuando prometió desafiar las políticas económicas de Obama y enfrentarse a los demócratas sobre los cambios en el popular programa Medicare para mayores.

Fiscal conservador y experto presupuestario, Ryan dijo que la carrera hacia la Casa Blanca ofrecería “la opción más clara posible” en las elecciones del 6 de noviembre sobre posibles remedios para una economía ralentizada y un alto desempleo.

“Antes de que las matemáticas y el impulso nos abrumen a todos, vamos a solucionar los problemas económicos de esta nación”, dijo Ryan en un discurso que presentó el poco conocido congresista de Wisconsin a los votantes.

“No evitaremos los asuntos espinosos: lideraremos el camino. No pasaremos cuatro años culpando a otros: asumiremos la responsabilidad”, dijo. “Esta es la pregunta, sin un cambio de liderazgo, ¿por qué tendrían que ser los próximos cuatro años diferentes de los últimos?”

Ryan señaló a su madre, Betty, presente en la audiencia cuando habló sobre Medicare y provocó risas cuando se burló del anticuado gusto musical de Romney.

Pero la campaña de Obama criticó a Ryan por confundir a los votantes sobre Medicare, el plan de reducción de déficit en el Congreso e incluso el cierre de una fábrica en su ciudad natal, Janesville, Wisconsin.

“Si Paul Ryan fuera Pinocho, su nariz estaría ya en Janesville a estas alturas”, escribió la portavoz de la campaña de Obama Jen Psaki en Twitter.

La elección de Ryan, presidente del Comité Presupuestario de la Cámara de Representantes, ha revitalizado a los conservadores que dudaban a veces de Romney y ha situado los cambios que propone Ryan en Medicare en el centro del debate electoral.

El plan presupuestario del candidato a vicepresidente contendría el gasto del Gobierno y cambiaría de algunos beneficiarios de Medicare a seguros privados con ayuda de subsidios estatales, una propuesta que según los demócratas pondría en riesgo los beneficios futuros de los mayores.

En el segundo día completo de convención, los republicanos también criticaron la política exterior de Obama y contaron con una serie de ponentes, muchos mujeres e hispanos, que tratan de ampliar el atractivo de Romney.

Los republicanos esperan alcanzar un equilibro en la convención entre las duras críticas al liderazgo de Obama y una explicación más amplia de los planes de Romney para la economía, así como mostrar el lado más humano de un candidato que tiene problemas para conectar con los votantes.

De momento, parece estar funcionando para Romney. Una encuesta online de Reuters/Ipsos le situó igualado con Obama con un 43 por ciento de apoyo de los votantes - una mejora para Romney, al que Obama aventajaba en dos puntos el martes y en cuatro el lunes.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below