11 de julio de 2012 / 11:45 / en 5 años

Multitudinario apoyo a los mineros en Madrid entre más recortes

MADRID (Reuters) - Miles de personas se sumaron el miércoles a una multitudinaria marcha en Madrid convocada por los mineros del norte de España en defensa del sector y contra el recorte de las ayudas al carbón incluidas en las medidas de austeridad del Gobierno.

Miles de personas se sumaron el miércoles a una multitudinaria marcha en Madrid convocada por los mineros del norte de España en defensa del sector y contra el recorte de las ayudas al carbón incluidas en las medidas de austeridad del Gobierno. En la imagen, una manifestante sangrando tras resultar herida durante choques entre partidarios de mineros españoles y policía antidisturbios al final de la "Marcha negra", cerca del Ministerio de Industria en Madrid, el 11 de julio de 2012. REUTERS/Paul Hanna

La protesta es el broche de la “marcha negra”, protagonizada por unos 200 trabajadores mineros llegados a pie a la capital desde las cuencas mineras de Asturias, León y Aragón y coincidió con el anuncio por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de más recortes y subidas de impuestos para cumplir con el déficit público acordado con la UE. [ID:nL6E8IB3ZX]

La manifestación partió de la céntrica plaza de Colón y recorrió cuatro kilómetros por el Paseo de la Castellana hasta el Ministerio de Industria, del que depende un sector que da empleo a 19.000 personas, de las cuales 7.000 son mineros.

Allí se produjeron choques con la policía, que según un fotógrafo de Reuters en el lugar disparó pelotas de goma y cargó varias veces en respuesta al lanzamiento de petardos, piedras y otros objetos contra los agentes antidisturbios.

Varios medios estimaban en torno a la veintena el número de heridos, y más tarde la Delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, señaló que 33 policías habían requerido asistencia sanitaria.

“Ha sido una marcha con una participación masiva de más de 10.000 personas y la inmensísima mayoría se han comportado de una manera absolutamente cívica sin provocar ningún tipo de incidente”, dijo Cifuentes a la cadena SER.

“Ha habido un grupo de aproximadamente 300 personas muy radicales, las cuales pensamos que no tienen absolutamente nada que ver con los mineros, que han provocado unos incidentes violentos”, señaló, añadiendo que se habían producido ocho detenciones.

A la protesta se han unido familiares, sindicalistas y simpatizantes, y miembros de otros colectivos afectados por los recortes, como profesores o bomberos, que mostraron su solidaridad con el sector de la minería.

“Estoy totalmente en contra de los recortes. Los mineros son la vanguardia (de las protestas) y hay que apoyarles todo lo que se pueda. Los demás no hacemos lo necesario, la gente está muy parada, parece que vive bien”, dijo a Reuters Manolo Izquierdo, un ex funcionario de 57 años que lleva dos años en paro.

Un militar de 50 años, que no quiso facilitar su nombre, animó a uno de los mineros que pasaban a su lado “¡Vais a ser los responsables de que todo el mundo salga a la calle!”.

Los mineros llevan más de un mes inmersos en una huelga indefinida que ha supuesto la paralización del sector. Con estas movilizaciones protestan por la decisión del Gobierno de recortar en más de un 60 por ciento las ayudas al carbón, lo que, según las organizaciones sindicales, obligaría al cierre de las minas.

“Sólo pedimos lo que estaba firmado: un recorte del 10 por ciento no del 60 por ciento”, dijo a Reuters Carlos Marcos, un minero del Bierzo de 43 años, 23 de ellos en la mina.

“Si no nos hacen caso, volveremos con dinamita”, agregó.

SOLIDARIDAD CIUDADANA

El paro ha estado protagonizado por los enfrentamientos, muchas veces violentos, con las fuerzas de seguridad del Estado y prolongados cortes en el tráfico rodado y ferroviario que han complicado especialmente la entrada a Asturias.

Pero también se han producido muestras de solidaridad con este colectivo, como las de los miles de personas que el martes por la noche acompañaron a los mineros en su marcha nocturna hasta la Puerta del Sol.

El miércoles por la mañana casi 600 autobuses fletados desde varios puntos de la geografía española - y sobre todo de las cuencas mineras - llegaron a Madrid para sumarse a la manifestación, durante la que se escucharon eslóganes llamando a una nueva huelga general y criticando al Gobierno, en medio de un enorme ruido por el estallido de petardos, sonido de sirenas, pitos y tambores.

“Rajoy, tu futuro es más negro que nuestro carbón”, decía una de las pancartas.

“Todos al suelo, que viene Rajoy”, gritaron en un momento de la manifestación, mientras muchos de los manifestantes se sentaban en el asfalto.

Los Presupuestos Generales del Estado, que acaban de entrar en vigor, han incluido un recorte interanual de las ayudas a la explotación minera del 63 por ciento a 111 millones de euros.

Los sindicatos denuncian que el Gobierno no respetó en las cuentas para 2012 lo que había pactado con ellos para la reactivación del sector (703 millones), previendo una aportación, en cambio, de 253,6 millones.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, explicó en una comparecencia reciente que el anterior Gobierno envió a Bruselas en 2011 un plan para el cierre de los pozos de extracción de carbón y que, a pesar de los recortes presupuestarios por el déficit público, el sector es el que recibe más ayudas.

Por Emma Pinedo y Clare Kane

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below