29 de junio de 2012 / 5:33 / en 5 años

La batalla por el rescate de España e Italia surge en la cumbre

Italia y España, que afrontan la presión de los mercados que buscan una solución a la crisis de deuda de la zona euro, bloquearon el jueves un acuerdo sobre medidas para promover el crecimiento en una cumbre de la Unión Europea demandando una acción urgente para abaratar sus costos de endeudamiento. En la imagen, el presidente francés, François Hollande, conversa con su homólogo español, Mariano Rajoy, en la cumbre de Bruselas, el 28 de junio de 2012.François Lenoir

BRUSELAS (Reuters) - Italia y España, que afrontan la presión de los mercados que buscan una solución a la crisis de deuda de la zona euro, bloquearon el jueves un acuerdo sobre medidas para promover el crecimiento en una cumbre de la Unión Europea demandando una acción urgente para abaratar sus costos de endeudamiento.

El primer ministro de Italia, Mario Monti, y el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, se negaron a firmar un paquete de 120.000 millones de euros para fomentar el crecimiento hasta que Alemania apruebe medidas para aliviar sus costes del crédito, dijeron funcionarios.

El enfrentamiento resaltó las tensiones entre los países del norte europeo -con economías más sanas- y sus endeudados homólogos del sur sobre cúal será la conformación futura del bloque de 17 naciones, que atraviesa su tercer año de crisis de deuda.

Horas después de lo planeado, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, salió a anunciar un principio de acuerdo sobre medidas para estimular la inversión en infraestructura y capitalizar facilidades de crédito de la UE.

"No hay bloqueo, seguimos trabajando y seguimos adelante", dijo Van Rompuy en una conferencia de prensa, buscando bajarle el tono a las diferencias.

Sin embargo, el presidente de Francia, François Hollande, confirmó que Italia y España se habían abstenido de aprobar esas medidas hasta que los líderes de la zona euro acuerden medidas de corto plazo para estabilizar los mercados, pero dijo que él espera un acuerdo para el viernes.

"Todos deben hacer un esfuerzo para que los mercados se convenzan de que las medidas son efectivas, y deben serlo", declaró Hollande en conferencia de prensa.

"Todos nosotros necesitamos que Italia y España tengan tipos de interés más bajos hoy y que los bancos españoles sean recapitalizados porque eso llevará alivio a la zona euro", agregó el mandatario.

Responsables del área de finanzas, reunidos también en Bruselas, propusieron establecer una autoridad única de supervisión para los bancos de la zona euro involucrando al Banco Central Europeo, y dejar que el fondo de rescate del bloque recapitalice bancos directamente, según un documento obtenido por Reuters.

El documento, que será puesto a consideración de los líderes europeos, menciona que el fondo de rescate temporal FEEF y su sucesor, el fondo permanente MEDE, deberían ser usados de "una manera flexible y eficiente" para estabilizar los mercados.

Italia y España quieren ver medidas que permitan a los fondos de rescate de la zona euro comprar su deuda soberana y prestar dinero directamente para recapitalizar los bancos españoles sin engrosar el déficit público.

"Hay una batalla épica entre aquellos que buscan una solidaridad inmediata e incondicional y aquellos que buscan cambiar fundamentalmente la forma en que marchan las economías europeas y poner a Europa en un curso de estabilidad, disciplina y crecimiento", aseguró un responsable de la UE.

Merkel canceló una reunión informativa con la prensa después de que las posiciones encontradas recrudecieron durante la tarde. La agenda de la cumbre permitiría que los líderes de la zona euro sostengan una discusión pasada la medianoche sobre el futuro del bloque de 17 naciones.

Esta es la vigésima cumbre de la Unión Europea desde que la crisis de deuda soberana comenzó a principios del 2010, después de que Grecia revelara que su déficit público era mayor que lo anunciado previamente.

Las autoridades minimizaron la perspectiva de que se halle una solución definitiva a la crisis que ha obligado a Grecia, Irlanda, Portugal y ahora España y Chipre a buscar rescates internacionales.

BASTANTE LEJOS

En un borrador de las conclusiones de la cumbre, todavía sujeto a enmiendas, los líderes de la Unión Europea pedirán a los cuatro principales responsables del bloque que diseñen una hoja de ruta detallada para crear en diciembre una unión económica y monetaria genuina.

Pero los mercados podrían no estar dispuestos a esperar tanto.

Los costes de referencia de endeudamiento de Italia tocaron máximos de seis meses en una subasta el jueves, incrementando la presión sobre Monti para que mejore las pocas concesiones de Alemania.

Italia y España han estado pidiendo ayuda pero hasta ahora recibieron una fría respuesta de parte de Berlín y de otras capitales de la región.

Los fondos de rescate tendrán un arsenal máximo de 500.000 millones de euros una vez que el MEDE esté completo en el 2013, menos los 100.000 millones de euros ya destinados a ayudar a los bancos españoles.

Las fuentes dijeron que el estatus de acreedor preferencial de los préstamos del MEDE a España, que asusta a los inversores porque temen que podrían ser los últimos en cobrar en caso de una suspensión de pagos, posiblemente sea retirado si Madrid emite bonos respaldados por activos estatales o ingresos impositivos.

Así y todo Italia y España todavía tendrían que pedir asistencia, algo que no quieren hacer, y estarían sujetos a condiciones de política fiscal y monitoreo internacional. Pero podría ser que no se les pidan más austeridad y reformas estructurales de las que ya han emprendido, dijeron las fuentes.

"¡NEIN! ¡NO! ¡NON!"

Merkel enfrenta exigencias domésticas para que se mantenga firme y rechace todos los esfuerzos para que Alemania suscriba créditos europeos o apuntale bancos de otras naciones del bloque, lo que, según algunos de sus socios, podría ser la única forma para salvar a la moneda única.

"¡Nein! ¡No! ¡Non!", decía un titular en la portada del diario de negocios alemán Handelsblatt, normalmente más sobrio, con un comentario de su redactor jefe diciendo que Merkel debía seguir firme en la cumbre de dos días.

Van Rompuy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, han establecido metas de largo plazo para crear un Tesoro de la zona euro que emita bonos a medio plazo, y establecer una unión bancaria con supervisión central, un depósito de garantía conjunto, y un fondo de resolución.

Merkel insiste en que las reformas fundamentales para dar a las autoridades de la UE el poder sobre las políticas presupuestarias y económicas nacionales deben venir antes de cualquier responsabilidad compartida.

El primer ministro de Finlandia, Alex Stubb, señaló a Reuters que Europa debería prepararse para vivir en estado de crisis por el resto de la década. Pero dijo que un continente más fuerte y resistente surgirá eventualmente.

"Esta es una crisis existential, pero probablemente es la mejor crisis que hemos tenido. Está obligando a los líderes europeos a tomar decisiones muy difíciles, y como todos sabemos muy pocas decisiones difíciles se han tomado en un ambiente relajado", dijo Stubb.

/Por Luke Baker y Catherine Bremer/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below