June 22, 2012 / 11:14 AM / 6 years ago

El Ecofin se centra en unión bancaria y ayuda a España

LUXEMBURGO (Reuters) - Los ministros de finanzas europeos examinaban el viernes formas de fortalecer sus sectores bancarios y romper el vínculo entre entidades financieras con problemas y países endeudados, preocupados sobre todo por el atribulado sistema bancario español.

Los ministros de finanzas europeos examinaban el viernes formas de fortalecer sus sectores bancarios y romper el vínculo entre entidades financieras con problemas y países endeudados, preocupados sobre todo por el atribulado sistema bancario español. En la imagen, el ministro español de Economía, Luis de Guindos (D), habla con el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, en Luxemburgo el 22 de junio de 2012. REUTERS/Francois Lenoir

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha pedido a la zona euro que inyecte la ayuda directamente a los bancos en lugar de a través de los Gobiernos, pero Alemania y otros países se oponen a préstamos directos, que no son posibles con la normativa actual.

La discusión es parte de un debate más amplio sobre cómo la Unión Europeo puede dirigirse hacia una “unión bancaria”, que incluya un programa de garantía de depósitos paneuropeo y un fondo para liquidar bancos malos, para tratar de superar una crisis de deuda soberana que dura dos años y medios.

Lagarde dijo el jueves que permitiendo al programa de rescate de la eurozona, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), ayudar a los bancos problemáticos directamente en lugar de canalizar la ayuda a través del gobierno, se conseguiría que los problemas de los bancos no empeorasen las dificultades de los países.

A su llegada a la reunión del viernes, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, dijo que esa posibilidad podría abrirse para España, que va a recibir hasta 100.000 millones de euros de la eurozona para sus bancos con problemas.

“Creo que (la recapitalización directa de los bancos) es una posibilidad. Es uno de los elementos fundamentales para romper el nexo entre riesgo bancario y riesgo soberano”, dijo a periodistas.

“Esta posibilidad (de recapitalización directa) está absolutamente abierta a España si hay avances (en este tema) en los próximos meses. El proceso de recapitalización no es instantáneo”.

Durante la crisis, se ha dejado a los países resolver los problemas de sus sectores bancarios. Para aquellos para los que el peso fue demasiado, como Irlanda, el gobierno recibió ayuda del FMI y de la UE.

Pero después de años en crisis, los problemas de los bancos no dan señas de desaparecer y los líderes de la UE se encuentran bajo presión para formar un frente unido para proteger las entidades, más que dejar que los países lidien por su cuenta con los problemas.

En una cumbre en Bruselas la semana que viene, los líderes europeos estudiarán establecer una unión bancaria que contemple un supervisor único para los grandes bancos, un fondo para liquidar bancos transfronterizos con problemas y fondo de garantía de depósitos que proteja a los ahorradores.

“VÍNCULO VENENOSO”

En el epicentro se encuentra la idea de que los países más fuertes de la eurozona como Alemania al final apoyaren a las entidades de países demasiado débiles para arreglárselas solos, aunque Berlín no quiere una medida semejante en el corto plazo porque se opone a asumir responsabilidades en nombre de otros países.

“Necesitamos romper el vínculo venenoso entre soberanos y bancos”, dijo un diplomático de la UE próximo a las discusiones. “Se trata de solidaridad. No puede suceder de la noche a la mañana. Es un asunto difícil”.

Una unión bancaria es un tema contencioso porque probablemente traslade el poder de los reguladores nacionales a una autoridad superior, como el Banco Central Europeo. Francia y Alemania quieren que el BCE tome control de los grandes bancos sistémicos en vez de dejar la vigilancia en manos de la Autoridad Bancaria Europea.

Uno de los principales desacuerdos en este debate se centra en si una unión semejante se aplicará únicamente a los países de la zona euro o a todos los miembros de la Unión Europea.

Reino Unido ha dicho que no entrará en este plan y cree que debe limitarse a la zona euro.

La Comisión Europea quiere que la unión se aplique a todos los países por la preocupación de que unos límites menoscaben el mercado único sin fronteras.

Michel Barnier, el comisario de la UE encargado de la regulación financiera, asistirá a la reunión del viernes para volver a reclamar la participación de todos los países.

En Luxemburgo, los ministros tratarán las advertencias emitidas a los países por parte de la Comisión Europea sobre una mejora de la gestión de sus economías con el fin de cumplir los objetivos de gasto establecidos por el derecho de la UE.

Se podría conceder a España más tiempo para alcanzar el objetivo de reducción del déficit al 3 por ciento de la producción económica aunque un diplomático indicó que esto sólo se trataría la semana próxima en la cumbre de líderes de la UE en Bruselas.

Alemania intentará lograr la introducción de un impuesto a las transacciones financieras, una medida exigida por la oposición socialista para dar su autorización en el parlamento al MEDE.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below