18 de junio de 2012 / 5:33 / en 5 años

El G-20 confirmará la promesa de préstamos al FMI

LOS CABOS, México (Reuters) - Los dirigentes de las mayores economías del mundo se aprestan a ratificar sus promesas de realizar nuevos préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI) destinados a luchar contra la crisis, aunque algunos países emergentes están frustrados con el lento avance para lograr más poder en el organismo multilateral.

Los dirigentes de las mayores economías del mundo se aprestan a ratificar sus promesas de realizar nuevos préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI) destinados a luchar contra la crisis, aunque algunos países emergentes están frustrados con el lento avance para lograr más poder en el organismo multilateral. Imagen del presidente estadounidense, Barack Obama, al llegar al aeropuerto de Los Cabos, en México, antes del inicio de la cumbre del G-20 el 17 de junio. REUTERS/Jason Reed

La cumbre del lunes y martes del Grupo de los 20 (G-20) en México se celebra a la sombra de la crisis de deuda en Europa, que pone en peligro los propios fondos de rescate europeos y subraya la necesidad de más munición en el FMI.

Sin embargo, no quedaba claro si todos los líderes que participan en la cumbre se comprometerían a contribuir con una cantidad específica al FMI.

El viceministro de Hacienda de China, Zhu Guangyao, dijo el domingo que Pekín contribuirá a los 430.000 millones de dólares (unos 34.000 millones de euros) de nuevos recursos para el FMI acordados por los ministros de Hacienda en abril, pero no ofreció una suma específica.

“Estamos plenamente convencidos de que el FMI cumplirá con su objetivo de incrementar sus fondos por 430.000 millones de dólares y China seguramente ayudará”, dijo Zhu a periodistas en la turística localidad mexicana de Los Cabos.

El ministro japonés de Hacienda, Jun Azumi, dijo que esperaba que China revele cuánto aportará durante la cumbre del G-20, una jugada que podría llevar a otros países en desarrollo a hacer lo mismo.

Grandes países emergentes como China, Rusia, Brasil e India no aclararon en abril cuánto dinero extra aportarán al FMI y buscaron condicionar los nuevos recursos a más reformas en el FMI que les den mayor influencia en el Fondo.

Gran parte del dinero extra para el FMI vendrá de Europa. El Fondo ha hecho hincapié en que el dinero no está exclusivamente reservado para ayudar a países europeos, sino para las naciones afectadas por la tormenta de la zona euro.

Un responsable del G-20 dijo a Reuters que se esperaba que China contribuyera con alrededor de 60.000 millones de dólares, y que Rusia, India y Brasil aportarán unos 10.000 millones de dólares cada uno.

Otros dos cargos del G-20 implicados en las negociaciones del comunicado final de la cumbre del Grupo, dijeron que el compromiso para mayores reformas en el sistema de voto del FMI “continúa siendo polémico”, pero que los líderes probablemente acordarían la cifra de 430.000 millones, con un compromiso de nuevas reformas de gobernabilidad en el FMI.

El presidente de México, Felipe Calderón, sugirió el sábado que los recursos adicionales podrían incluso superar los 430.000 millones.

Los fondos tratan de ayudar al FMI a responder decisivamente a una crisis de deuda en la zona euro. Grecia, Irlanda y Portugal han buscado ayuda del FMI después de haber perdido acceso a los mercados de deuda.

La oferta a España este mes de hasta 100.000 millones de euros para que ayude a sus bancos vendría de los fondos de rescate de la propia Europa.

MÁS VOZ

Las economías emergentes desde hace tiempo demandan una mayor voz en organismos internacionales como el FMI que refleje su creciente peso en la economía mundial. Sus frustraciones han aumentado con la posible demora en la aplicación de un acuerdo de 2010, que aumentaría su poder de voto y convertiría a China en el tercer mayor país miembro del FMI con derecho a voto.

Las reformas de 2010 están sujetas a la aprobación del dividido Congreso de Estados Unidos, y es poco probable que haya algún cambio antes de las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre.

Estados Unidos no participa de la iniciativa para proveer de más fondos más al FMI porque asegura que ya tiene suficientes recursos.

Sin mencionar a países por su nombre, el chino Zhu dijo: “algunos países no se están moviendo lo suficientemente rápido en este tema, pero mientras tengamos este consenso, deberíamos completar la reforma de cuotas como está previsto”.

“Esta es la demanda de China y de otras economías emergentes, y esa es la demanda de la situación económica mundial de hoy”, agregó.

Brasil ha dicho que no hará nuevas contribuciones hasta que las reformas de 2010 se completen.

Economías emergentes como China, Brasil e India, que afrontan altas tasas de pobreza, han tenido que tratar el tema con cautela en casa ante las percepciones de que el dinero está siendo usado para rescatar a países ricos en Europa.

La jefa del FMI, Christine Lagarde, dijo el domingo que el surgimiento de los países emergentes en la economía global debía reflejarse en la composición del FMI.

“Nuestro sistema de cuotas tiene que cambiar para darle más espacio, más voz en la mesa a las economías emergentes”, dijo.

“Ese es un reajuste que es doloroso porque a nadie le gusta conceder, a nadie le gusta hacer un poco más de espacio, y la reforma de 2010 que ha sido decidida en principio necesita ser aplicada antes de octubre”, sostuvo Lagarde.

/Por Lesley Wroughton y Paul Eckert/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below