9 de junio de 2012 / 20:52 / hace 5 años

La eurozona dará a España ayudas a la banca por 100.000 millones

BRUSELAS/BERLÍN (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la eurozona acordaron el sábado otorgar a España un préstamo de hasta 100.000 millones de euros para reforzar sus tambaleante sector financiero y el Gobierno español dijo que concretaría la cantidad exacta de sus ayudas una vez que se conozcan los resultados de una auditoría independiente al sector en algo más de una semana.

Los ministros de Finanzas de la eurozona acordaron el sábado otorgar a España un préstamo de hasta 100.000 millones de euros para reforzar sus tambaleante sector financiero y el Gobierno español dijo que concretaría la cantidad exacta de sus ayudas una vez que se conozcan los resultados de una auditoría independiente al sector en algo más de una semana. En la imagen, el ministro español, Luis de Guindos, en rueda de prensa el 9 de junio de 2012 en Madrid. REUTERS/Paul Hanna

Después de una teleconferencia de dos horas y media de los 17 ministros de Finanzas, que algunas fuentes describieron como acaloradas, tanto el Eurogrupo como Madrid dijeron que la cantidad del rescate sería lo suficientemente amplia como para despejar cualquier tipo de ayudas.

“El montante del préstamo tiene que cubrir requisitos de capital estimados con un margen de seguridad adicional, estimado en un total de 100.000 millones de euros”, dijo el comunicado del eurogrupo.

El Gobierno español dijo que quería ayudas para sus bancos pero no especificó las cantidades hasta conocer antes del 21 del junio el resultado de las auditoras independientes Oliver Wyman y Roland Berger sobre las necesidades de capital del sector financiero español.

“En un momento como el actual de gran tensión en los mercados financieros de la zona euro, este ejercicio de transparencia y valoración independiente debe completarse con los recursos necesarios para financiar dichas necesidades de recapitalización”, manifestó el ministro de Economía español, Luis de Guindos, el sábado en rueda de prensa.

“Por ello, el Gobierno español declara su intención de solicitar financiación europea para la recapitalización de los bancos españoles que la necesiten”, agregó.

El ministro español dijo que las cantidades necesarias serían manejables y que los fondos solicitados cubrirían cualquier necesidad.

Un rescate la banca española, muy dañada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, lo convertiría en el cuarto país en solicitar ayuda financiera europea desde que comenzó la crisis de deuda europea.

Con los rescates de Grecia, Irlanda, Portugal y ahora España, la UE y el FMI han comprometido alrededor de 500.000 millones de euros para rescates europeos.

Estados Unidos acogió de forma favorable el anuncio de la ayuda a España.

DEBATE ACALORADO

Los responsables políticos europeos dijeron que había habido un debate acalorado sobre el papel del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el rescate a los bancos españoles, que Madrid quería ver reducido a su mínima expresión y que finalmente no desembolsará ninguna cantidad.

Al final se acordó que el FMI se limitaría a monitorizar las reformas mientras que las instituciones europeas se aseguraría de que España se atuviese a sus compromisos económicos.

Por su parte, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo que el plan de la zona euro de conceder ayuda a la banca española era coherente con las estimaciones del FMI sobre las necesidades de capital de los bancos españoles y que deberían dar “seguridad en que las necesidades de financiación del sector bancario español se conseguirán por completo”.

Fuentes involucradas en las conversaciones dijeron que también había habido presión sobre Madrid para que realizase rápidamente en ese momento una petición de ayuda aunque el Gobierno español se resistió.

Los líderes de la eurozona estaban deseando reforzar la posición de España antes de las elecciones griegas del 17 de junio, que podrían llevar a Grecia más cerca de una salida de la eurozona y desatar una ola de contagio.

Los analistas dijeron que los mercados financieros podrían calmarse el lunes.

“La cifra de hasta 100.000 millones de euros es más alentadora y realista. Es un intento para atajar el problema”, dijo Edmund Shing, jefe europeo de estrategia de bolsa de Barclays.

“El problema, no obstante, es que todavía hay una falta de detalles sobre de dónde vendrá el dinero, lo que es crucial”, agregó.

El eurogrupo dijo que el préstamo vendría del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) o del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que entra en vigor el próximo mes.

Finlandia dijo que si el dinero procediese del FEEF querría garantías.

Fuentes de la Unión Europea dijeron que se prefería que los fondos viniesen del MEDE en el que se precisa una aprobación del 90 por ciento o menos para desembolsar ayuda y que es más flexible en su funcionamiento.

El Gobierno ya ha gastado 15.000 millones de euros en rescatar pequeñas cajas de ahorres que prestaron sin precauciones a promotores inmobiliarios.

Rescatar el mayor de los bancos españoles en problemas, Bankia, costará 23.500 millones de euros, y muchos de sus accionistas han visto evaporarse sus inversiones.

FONDOS DEL FEEF

La carrera para resolver los problemas de los bancos llega después de que la agencia Fitch rebajara la nota de la deuda soberana española en tres escalones a BBB el jueves, subrayando la exposición del sector bancario español al ladrillo y al contagio de la crisis de deuda griega.

La agencia dijo que el coste para el Estado español de recapitalizar los bancos golpeados por el estallido de la burbuja inmobiliaria, la recesión y el desempleo masivo podría ser de entre 60.000 y 100.000 millones de euros, o entre el 6 y el 9 por ciento del PIB español. La cifra más alta se referiría a un escenario de estrés equivalente al ‘crash’ bancario irlandés.

Italia aún podría verse arrastrada. Su ministro de Industria, Corrado Passera, dijo que la situación económica en Italia ha mejorado desde finales de 2011, pero que sigue siendo crítica.

“Europa fue más decepcionante de lo que esperábamos, fue menos capaz de abordar un problema relativamente menor como Grecia”, dijo en una conferencia.

Aunque España podría unirse a Grecia, Irlanda y Portugal en recibir ayuda financiera europea, altos cargos dijeron que la ayuda se centrará en el sector financiero, lo que no sacará a España de los mercados de crédito.

Eso sería crucial para evitar sobrecargar los fondos de rescate de la eurozona, que tendrían problemas para cubrir los costes de la deuda española durante los próximos tres años, además de la posible asistencia adicional para Portugal e Irlanda.

Las condiciones del plan no parecen añadir presión a las medidas de austeridad y estructurales que el gobierno de Rajoy ya ha puesto en marcha.

“Puesto que los fondos se pedirán para atender necesidades del sector financiero (...) la condicionalidad será solo específica para el sector financiero”, dijo De Guindos.

Fuentes de la UE y Alemania habían mencionado el orgullo nacional como un obstáculo para que el Gobierno español solicitase ayuda.

El Eurogrupo también dijo que los fondos se inyectarían al estatal FROB, aunque el Gobierno retiene la total responsabilidad de la asistencia financiera.

España pagará los mismos tipos de interés que aquellos países ya rescatados por parte de la UE y el FMI por los fondos que recibirá para recapitalizar sus bancos, dijo el sábado el ministro irlandés de Finanzas.

Por Justyna Pawlak y Erik Kirschbaum

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below