June 6, 2012 / 11:53 AM / 7 years ago

El BCE mantiene los tipos e insta a los gobiernos a actuar

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo la presión sobre los gobiernos de la zona euro para que resuelvan la crisis de deuda, al abstenerse de tomar medidas enérgicas en su reunión del miércoles pese a decir que la economía de la región está bajo creciente amenaza.

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo la presión sobre los gobiernos de la zona euro para que resuelvan la crisis de deuda, al abstenerse de tomar medidas enérgicas en su reunión del miércoles pese a decir que la economía de la región está bajo creciente amenaza. En la imagen, el presidente del BCE, Mario Draghi, en rueda de prensa en Fráncfort el 6 de junio de 2012. REUTERS/Alex Domanski

Después de que el BCE dejó estable su tipo de interés en el 1 por ciento, su presidente, Mario Draghi, redujo las expectativas de una tercera inyección masiva de fondos a los bancos y dijo que no era correcto que la política monetaria llenara un vacío creado por otros.

El respiro que el BCE dio a la crisis de la zona euro a comienzos de año, con la inyección de más de un billón de dólares a los bancos con préstamos a tres años, se ha desvanecido ahora, en medio de una nueva alza de los costes de endeudamiento de España.

“El tema ahora es si estas operaciones serán en realidad efectivas”, dijo Draghi en la conferencia de prensa posterior al encuentro mensual del BCE en Fráncfort.

“Algunos de estos problemas en la zona euro no tienen nada que ver con la política monetaria. No creo que sea adecuado que la política monetaria llene la falta de acción de otras instituciones”, agregó.

El presidente del BCE señaló que la decisión de mantener la tasas sin cambios se había tomado por “amplio consenso”, lo que sugirió que no fue unánime. Algunos consejeros, pero no muchos, querían una rebaja, indicó.

Pese a la renovada preocupación por la salud de la zona euro, el BCE dejó estable su proyección para el PIB de este año en un rango de -0,5 y +0,3 por ciento.

“El panorama económico para la zona euro está sujeto a crecientes riesgos, en particular a nuevos incrementos en las tensiones en varios mercados financieros y al potencial contagio a la economía real de la zona euro”, advirtió Draghi.

Cada vez más preocupados por la crisis bancaria en España, los líderes europeos han comenzado a considerar una unión económica para mantener a la zona euro unida.

Sin embargo, esta última iniciativa tardará tiempo en concretarse y en medio los inversores ven al BCE como la institución con el poder suficiente para mantener controlada la crisis.

“El Consejo de Gobierno da la bienvenida al acuerdo de los líderes europeos en el último Consejo Europeo para intensificar sus reflexiones sobre la visión de largo plazo para la unión económica y monetaria”, dijo Draghi. “El Consejo de Gobierno considera eso un paso muy importante”.

Los mercados estaban sumidos en la incertidumbre sobre cómo reaccionaría el BCE a las recientes cifras económicas débiles, conscientes también de que la institución quiere mantener la presión sobre los líderes de la zona euro para que tomen medidas destinadas a afrontar la crisis de forma más efectiva.

El euro permaneció estable tras el anuncio de los tipos, cotizando en torno a 1,25 dólares, mientras que el índice referencial de acciones europeas redujo sus ganancias y los futuros de el bund alemán no sufrieron grandes cambios.

Draghi dijo además que el BCE seguirá ofreciendo a los bancos de la zona euro toda la liquidez que pidan en las operaciones de refinanciación de la entidad hasta al menos el 15 de enero del año próximo.

“Hoy, decidimos seguir realizando nuestras principales operaciones de refinanciación a tasa fija con asignación plena, por el tiempo que sea necesario y al menos hasta el fin del duodécimo período de mantenimiento de 2012, el 15 de enero del 2013”, dijo.

El BCE había dicho en octubre que daría a los bancos de la zona euro acceso ilimitado a la financiación del banco central al menos hasta el 10 de julio de este año.

Antes de la crisis, el BCE asignaba un monto determinado en sus operaciones de refinanciamiento, para las cuales los bancos tenían que presentar ofertas. Desde el estallido de la crisis, el banco ha extendido el vencimiento de estas transacciones en hasta tres años y ha aumentado los límites de financiación.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below