28 de mayo de 2012 / 9:29 / en 5 años

Inversores en bonos podrían irse de los bancos por nuevas normas

LONDRES (Reuters) - Inversores en bonos dicen que podrían dejar de financiar a bancos frágiles de Europa si se ponen en marcha una serie de normas diseñadas para protegerlos, lo que haría a las instituciones financieras aún más vulnerables a la crisis de deuda y, posiblemente, más dependientes del dinero de los contribuyentes.

Reguladores internacionales quieren que los tenedores de bonos renuncien a una posición privilegiada que les da prioridad frente a otros inversores si un banco tiene problemas, a favor de la gente que deposita su dinero en una cuenta.

La Unión Europea desvelará su borrador de las normas para grandes bancos transfronterizos el próximo mes. Pretenden asegurarse de que los contribuyentes no pagan la factura de rescatar a los bancos una vez más, evitar una fuga de depósitos y asegurarse de que los bonos bancarios no sean vistos como libres de riesgo.

Pero algunos inversores dicen que irán demasiado lejos a costa de los que prestan dinero a largo plazo a través de mercados de bonos sin garantías, una de las fuentes de financiación bancaria más importantes. Sostienen que el coste de emitir la deuda crecerá, reduciendo la demanda y dejando al sector dependiente de un grupo de fondos cada vez menor que podría enviar a los bancos a recurrir a gobiernos o al Banco Central Europeo para cerrar la brecha.

"¿Por qué debería yo como inversor en bonos querer entrar en un bono bancario senior hoy cuando sé que hay una gran probabilidad de que mis bonos se convertirán en subordinados a otros acreedores?", dijo Stephen Snowden, gestor de fondos en Kames Capital.

"El dinero recaudado de los mercados será más caro. Eso significa que la deuda que nos prestan también lo será. Los políticos sin duda han ayudado a la sociedad reforzando a los bancos, pero también los han paralizado al hacer que les sea más difícil prestar".

La legislación europea se ha aplazado en repetidas ocasiones por miedo a que inquiete a los inversores, a pesar de que la medida no entraría en vigor previsiblemente hasta dentro de varios años.

Los grupos bancarios de presión apuntarán a este éxodo potencial de inversores en bonos para tratar de convencer a los políticos de la UE de que revisen los planes y dediquen más tiempo a evaluar las consecuencias.

Los reguladores dicen que los grandes bancos se han beneficiado de una financiación barata poco realista, porque los inversores creían que serían rescatados por los gobiernos si había problemas.

Dar poderes de supervisión para imponer pérdidas a los acreedores forma parte de poner fin a esta percepción de "demasiado grande para quebrar" y reguladores dicen que muchos inversores seguirán comprando deuda bancaria. Pero sus críticos dicen que los bonos bancarios serían poco atractivos en un momento en el que las entidades deben depender de sí mismas y no de los fondos baratos del BCE.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below