10 de mayo de 2012 / 18:49 / en 6 años

Los partidos griegos hacen un último intento por evitar comicios

ATENAS (Reuters) - Los partidos políticos de Grecia estaban enfrascados el jueves en su último intento de formar un Gobierno y evitar nuevas elecciones, después de que los votantes rechazaron el rescate internacional y agudizaron la crisis que vive el endeudado país.

Los partidos políticos de Grecia estaban enfrascados el jueves en su último intento de formar un Gobierno y evitar nuevas elecciones, después de que los votantes rechazaron el rescate internacional y agudizaron la crisis que vive el endeudado país. En la imagen, el líder del partido Izquierda Democrática, Fotis Kuvelis (a la derecha) se reúne con el líder del partido socialista PASOK, Evangelos Venizelos, en Atenas, el 10 de mayo de 2012. REUTERS/Yorgos Karahalis

El líder del partido socialista PASOK, Evangelos Venizelos, es el tercer y último líder político que intenta formar un Gobierno después de los comicios del domingo, que dejaron a las fuerzas a favor y en contra del rescate en una situación casi equilibrada.

La última esperanza dependía del líder del pequeño partido Izquierda Democrática, Fotis Kouvelis, un izquierdista moderado que salió de una reunión con Venizelos proponiendo un amplio Gobierno multipartidista que mantenga a Grecia en la zona euro y al mismo tiempo se desvincule del acuerdo de rescate.

Varias fuentes dijeron que su partido estaba dividido sobre la posibilidad de unirse a la coalición sin otros grupos de izquierda.

“Existe una pequeña posibilidad de una coalición si Kouvelis accede”, dijo un funcionario del partido socialista bajo condición de anonimato. “Pero su partido está dividido justo por la mitad”, señaló.

Es poco probable, según altos cargos políticos, que los partidos lleguen a un acuerdo antes de que el presidente pida a los líderes un último esfuerzo, la etapa final antes de una convocatoria a nuevas elecciones en tres o cuatro semanas.

Venizelos reconoció que tiene pocas posibilidades de formar un Gobierno en declaraciones a su grupo parlamentario, reducido a cerca de un cuarto de su fuerza previa por unas elecciones en las que los votantes castigaron a su partido y al conservador Nueva Democracia por imponer duras medidas de austeridad a cambio de un rescate de la UE y el FMI.

Venizelos recibió un mandato de tres días después de que el líder de la radical Coalición de la Izquierda (SYRIZA), Alexis Tsipras, renunciara formalmente a su intento, diciéndole al presidente Karolos Papoulias que no le era posible lograr un acuerdo.

“No hay forma de que SYRIZA participe en una coalición como esa”, dijo un funcionario de su partido.

El líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, que quedó primero en las elecciones, abandonó sus intentos horas después de recibir el primer mandato el lunes.

Mientras se estancan los esfuerzos políticos, nuevos datos subrayaban la profundidad de la recesión griega iniciada hace cinco años, una de las peores en la Europa de posguerra.

La tasa de desempleo alcanzó un nuevo récord en febrero, mostrando que uno de cada cinco griegos y uno de cada dos jóvenes está sin trabajo.

Se cree que la gente joven ha sido un componente importante en el éxito de la Coalición de Izquierda en las elecciones, que elevó su apoyo desde el 5 por ciento de los votos en 2009 a casi el 17 por ciento, desplazando al poderoso PASOK del segundo lugar.

Asimismo, el primer sondeo realizado en Grecia después de las elecciones del domingo mostró que SYRIZA tiene ahora más apoyo público y es el más popular del país, con un respaldo del 23,8 por ciento.

El sondeo realizado el 8 y el 9 de mayo por la encuestadora Marc indicó que Nueva Democracia quedaba en segundo lugar de las preferencias con un 17,4 por ciento.

ADVERTENCIAS EUROPEAS

El estancamiento ha generado una serie de advertencias de líderes europeos sobre que Grecia podría quedar fuera de la zona euro si no se atiene a los términos del rescate, que es lo único que la mantiene alejada de la bancarrota.

Gobiernos europeos impacientes retuvieron parte del último tramo de los fondos de rescate a pagar a Grecia el jueves, aparentemente para apretarle las tuercas a Atenas.

“No tenemos una cantidad de tiempo infinita. El tiempo vuela porque hay necesidades financieras, pero los primeros pasos deben darse ahora desde el lado griego”, dijo en Viena el miembro del consejo gobernante del Banco Central Europeo Ewald Nowotny.

Tan extendido es el pesimismo que la corredora británica Ladbrokes ha suspendido sus apuestas sobre que Grecia deje la zona euro para final de año.

Hay una profunda incertidumbre sobre qué harán los griegos en unas segundas elecciones. Muchos dicen que permanecerán firmes pese a las amenazas europeas, pero existe una posibilidad de que algunos vuelvan a los partidos tradicionales por el temor a una salida del euro.

“No me arrepiento. Me siento reivindicado porque estos dos partidos pro-rescate han sido injustos con nosotros durante muchos años”, dijo Petros Chiotopoulos, de 70 años.

La gran mayoría de los griegos quieren permanecer dentro de la zona euro, pero buena parte votó en contra de las medidas de austeridad que son el precio a pagar, creando un interrogante que podría ser imposible de resolver aún después de una segunda votación.

“Queremos permanecer en el euro. Queremos estar en igualdad de condiciones con otra gente y no sólo ser esclavos de algunos países”, dijo el trabajador del sector público Dimitris Nasis, de 62 años.

Había poco espacio para un compromiso entre los partidos a favor y en contra del rescate, divididos prácticamente a la mitad en el nuevo Parlamento, dejando incluso a un Gobierno de unidad presidencial con pocas posibilidades de tener éxito.

Aún si se formara un Gobierno, es probable que dure pocos meses debido a las visiones diametralmente opuestas de los principales grupos políticos.

Tsipras exige que Nueva Democracia y PASOK, que han gobernado Grecia durante décadas, rompan con las promesas que hicieron a cambio del rescate. Ambos partidos lo rechazaron de plano.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo en una entrevista en un periódico que quería que Grecia permanezca en la moneda común, pero que debe cumplir los términos del rescate.

Muchos griegos parecían no inmutarse por la crisis creada por las elecciones y el diario conservador Kathimerini escribió en un editorial: “Los griegos han sobrevivido a más de dos años de temor y amenazas constantes sobre lo que habrá a la vuelta de la esquina. Puede ser que ahora ya sean inmunes a ello”.

El conflicto griego y la perspectiva de que pueda revivir la crisis de deuda de la zona euro han sacudido los mercados globales, haciendo caer las acciones y el euro.

/Por Harry Papachristou y Ingrid Melander/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below