13 de abril de 2012 / 16:54 / hace 6 años

Irán y las seis potencias se preparan para una reunión nuclear

ESTAMBUL, Turquía (Reuters) - Irán y seis potencias de Occidente se preparaban el viernes para unas inusuales conversaciones destinadas a aliviar los temores de que la creciente disputa por el programa nuclear de la república islámica sumerja a Oriente Próximo en una nueva guerra.

Irán y seis potencias de Occidente se preparaban el viernes para unas inusuales conversaciones destinadas a aliviar los temores de que la creciente disputa por el programa nuclear de la república islámica sumerja a Oriente Próximo en una nueva guerra. Imagen del negociador jefe iraní, Saeed Jalili, en un encuentro con el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, celebrado el 13 de abril en Estambul. REUTERS/Osman Orsal

Altos cargos de Irán y Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania llegaron a Estambul para iniciar el sábado una nueva ronda diplomática, la primera en más de un año, dirigida a reducir las tensiones internacionales y los temores de que Israel decida atacar las instalaciones nucleares iraníes.

La reunión está considerada como una oportunidad para que las seis grandes potencias e Irán comiencen a frenar una espiral diplomática negativa y destrabar años de parálisis.

Diplomáticos de Occidente han expresado un optimismo cauto respecto a que Irán, cuya industria petrolera quedó bajo una intensa presión debido a las duras sanciones que afronta, finalmente esté listo para discutir establecer límites a su programa nuclear.

“Creo que no vendrían si no fueran en serio”, dijo un diplomático, agregando que una segunda reunión podría llevarse a cabo el próximo mes en Bagdad, una sede propuesta por Irán.

Pero el canal estatal iraní Press TV citó a fuentes cercanas a la delegación del país según las cuales Teherán veía “pocos puntos alentadores” en las declaraciones de los dirigentes estadounidenses y europeos. La noticia no dio más detalles.

Occidente acusa a Irán de intentar desarrollar armas atómicas e Israel ha insinuado posibles ataques militares para evitar que su archienemigo obtenga tal arsenal.

Irán, que prometió plantear “nuevas iniciativas” en Estambul, insiste en que su programa nuclear es pacífico y reiteradamente ha descartado suspender sus polémicas labores de enriquecimiento de uranio.

Responsables occidentales han dejado claro que su prioridad inmediata es convencer a Teherán para que suspenda el enriquecimiento de uranio de grado alto que comenzó en 2010. Desde entonces la nación islámica ha expandido ese trabajo, acortando el tiempo que necesitaría para lograr un “gran avance” en materia de armas nucleares.

Irán ha sugerido que podría tener alguna flexibilidad en este asunto, pero también ha señalado que no está dispuesto a detener la actividad.

Las conversaciones “darán inicio a una negociación muy compleja, y durante varios meses la diplomacia quitará algo de presión a los precios del petróleo y ayudará a mantener en un nivel muy bajo la probabilidad de ataques israelíes”, opinó Cliff Kupchan, analista de Oriente Próximo en el Eurasia Group.

Pero advirtió que probablemente esta renovada diplomacia no llevará a resolver la crisis, que ha apuntalado los precios internacionales del petróleo este año.

Si Irán fuera a aceptar reducir su programa de enriquecimiento de uranio, probablemente intentaría asegurarse un alivio de las sanciones, por ejemplo una cancelación del embargo de petróleo de la Unión Europea, que debería entrar en vigor en menos de tres meses.

Pero un funcionario occidental pareció rechazar esta idea. “Esa decisión está tomada. Esperamos que el embargo de crudo comience el 1 de julio y sería una sorpresa si Irán hiciera algo que justificara cambiar eso”, aseguró.

FALTA DE CONFIANZA

Ali Baqeri, segundo al mando en el equipo negociador iraní, sostuvo negociaciones con funcionarios rusos y chinos en Estambul y las seis potencias se reunieron internamente para coordinar sus tácticas.

Las negociaciones formales con las seis potencias y su principal representante, la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, tendrán lugar el sábado, pero Ashton y Jalili se reunirán durante una cena el viernes.

La última vez que ambas partes se reunieron, también en Estambul en enero del año pasado, ni siquiera lograron llegar a un acuerdo sobre los asuntos a abordar. Pero esta vez ambas partes se mostraron dispuestas a dar una oportunidad a la diplomacia.

“Nosotros esperamos que esta primera ronda produzca un ambiente propicio para resultados concretos a través de un proceso sostenido”, dijo el portavoz de Ashton, Michael Mann.

/Por Fredrik Dahl y Justyna Pawlak/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below