4 de abril de 2012 / 8:59 / hace 5 años

La subasta del Tesoro coloca un 74% de la meta a un mayor coste

El Tesoro español adjudicó el miércoles 2.589 millones de euros en títulos de deuda, el 74 por ciento del objetivo máximo de 3.500 millones de euros en tres subastas de bonos y obligaciones que se realizaron a un mayor coste, dijo el emisor público. En la imagen de archivo, un operador en una oficina de Madrid, el 1 de diciembre de 2011.Andrea Comas

MADRID (Reuters) - El Tesoro español adjudicó el miércoles 2.589 millones de euros en una subasta de deuda que alcanzó el 74 por ciento de su objetivo máximo y que se realizó a un mayor coste, lo que supone un punto de inflexión en la tendencia de la rentabilidad de los últimos meses.

"La subasta de hoy podría presagiar un cambio en la marea para España. Hasta ahora es la indicación más clara de que el deterioro de los fundamentales está comenzando a competir con la amplia liquidez al determinar los resultados de las subastas españolas", dijo Nicholas Spiro, director general de Spiro Sovereign Strategy

"La demanda ha caído fuertemente y las rentabilidades están volviendo a subir", añadió.

La subasta, que se produce al día siguiente de que el Gobierno detallase unos Presupuestos Generales del Estado con el mayor ajuste de la democracia española, llega en un momento de gran incertidumbre en el mercado sobre la capacidad del país de cumplir sus objetivos de déficit.

El Gobierno dijo el martes que la ratio de deuda pública/PIB subirá en 2012 en 11,3 puntos porcentuales al 79,8 por ciento, aún entre las más bajas de la UE pero con una tendencia preocupante para los economistas, que ven cómo se deteriora uno de los pocos indicadores de los que podía presumir el país en comparación con otros miembros bajo sospecha de la eurozona.

"España está perdiendo la confianza de los mercados porque dudan cada vez más de que una austeridad brutal sea la respuesta a los males de la economía de España", dijo Spiro.

A las 13:18 horas, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en 391 puntos básicos, frente a unos niveles previos a la subasta de 372 puntos básicos, en un contexto de alza de las primas de riesgo.

El Tesoro - que se había fijado para estas tres subastas un objetivo de entre 2.500 y 3.500 millones - colocó 1.127 millones de euros en obligaciones a 2015 con cupón del 4,40 por ciento, frente a los 2.717 millones solicitados, con un tipo marginal del 2,960 por ciento desde el 2,518 por ciento de la anterior emisión del 15 de marzo.

En bonos con cupón 4,25 por ciento a 2016, colocó 973 millones de euros frente a los 2.392 millones solicitados, con un tipo marginal del 4,368 por ciento desde el 3,478 por ciento de la anterior emisión del 1 de marzo.

En obligaciones a 2020 con cupón del 4,85 por ciento, el Tesoro colocó 489 millones de euros, frente a los 1.449 millones solicitados, con un tipo marginal del 5,363 por ciento desde el 5,194 por ciento de la anterior emisión del 15 de septiembre de 2011.

El aumento de las rentabilidades en las tres referencias contrasta con la tendencia bajista de las rentabilidades en el último tramo de 2011 y el comienzo de 2012, coincidiendo con la llegada del PP al poder tras las elecciones de noviembre.

"Aunque no se debería ver mucho en una sola subasta, está claro que el sentimiento ha cambiado en contra de España. El Tesoro debe de estar dando gracias de que casi esté a medio camino de sus necesidades de financiación para este año", añadió Spiro.

Con esta última subasta el Tesoro ha colocado en lo que va de ejercicio cerca de 40.500 millones de euros en deuda a medio y largo plazo, lo que equivale a cerca del 47 por ciento de las emisiones previstas para el año en términos brutos (unos 86.900 millones).

Una fuente del Ministerio de Economía dijo que la colocación tuvo una fuerte demanda (6.560 millones de euros solicitados), y añadió que el importe adjudicado se ha situado cerca del límite bajo del objetivo "porque el Tesoro tiene liquidez suficiente y no necesita forzar el mercado".

El Gobierno dijo el martes que las amortizaciones de deuda del Estado en 2012 se estiman en unos 149.300 millones, incluyendo 99.200 millones en Letras más 46.100 millones en Bonos y Obligaciones. A estas colocaciones habría que sumar los 36.800 millones que se emitirán en términos netos para cubrir las necesidades públicas de financiación (que se obtendrán principalmente mediante bonos y obligaciones).

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below